PROSA APRISA

Al mismo tiempo, los disidentes del PAN regresaron al redil y se reintegraron a la bancada blanquiazul dejando su rebeldía, al menos por el momento, con la dirigencia que encabeza Joaquín Guzmán Avilés. El argumento que manejaron internamente fue que atendían el llamado del dirigente nacional Marko Cortés para terminar con la división…

Prosa aprisa

Castigo a diputado, demostración de fuerza de Morena

Arturo Reyes Isidoro

Como en los viejos y mejores tiempos del PRI, Morena echó a andar en Veracruz su maquinaria para castigar cualquier traición al grupo en el poder y de paso enviar un aviso de lo que le puede ocurrir a quien lo intente.

Ahora, haciendo valer su bancada mayoritaria en la LXV Legislatura, su negociación con otras bancadas y que tiene “agarrados” con ilícitos a varios diputados de oposición,  se apresta a desaforar al diputado por el distrito VIII de Misantla, Erik Iván Aguilar López.

Cualquiera que sea el delito por el que lo acusa la Fiscalía Anticorrupción (en manos de Morena, obviamente), que solicitó su desafuero, no será más que un mero pretexto y si bien le va perderá su fuero y su poder porque le puede ir peor: terminar en prisión, de la que no saldrá fácilmente si lo llegan a detener. Sería en Veracruz la versión de Rosario Robles, a quien el morenismo en el poder tiene en la cárcel sin permitir que salga bajo ninguna circunstancia en venganza porque los traicionó uniéndose a Enrique Peña Nieto y al PRI.

Este “chamaco grandote, alocado, payasón”, como lo describen quienes han visto su comportamiento, está bajo la sospecha de Morena de haber sido cooptado por el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, lo que lo llevó a no integrarse a la bancada de Morena apenas iniciada la actual Legislatura en noviembre pasado, no obstante que bajo sus siglas y las de su partido entonces, el PT, había obtenido la curul.

Optó por aliarse con el diputado Gonzalo Guízar Valladares, del Partido Encuentro Social, para formar la bancada mixta independiente “Lado Correcto de la Historia”. Hasta ahí lo habían tolerado en Morena, hasta que dio un paso en falso.

El 14 de noviembre, diputados panistas identificados con el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y con el exdirigente estatal blanquiazul José Mancha dejaron su propia bancada porque la nueva dirigencia estatal del PAN les quitó el control del grupo legislativo, ante lo cual intentaron formar su propio grupo, al que le pusieron por nombre Acción Nacional-Veracruz.

Pero les faltaba un diputado para cubrir el número requerido y el que se prestó a ayudarlos fue Aguilar López, quien se les unió para conformar un “grupo mixto”, lo que en Morena interpretaron como que en realidad se prestaba a ayudar al exgobernador Yunes.

Para esto, una columna del periodista y columnista Luis Velázquez, del pasado 14 de enero, bajo el título “Reencarna Yunes Linares”, prendió los focos rojos tanto en Palacio Nacional como en el Palacio de Gobierno porque el también maestro de periodismo informaba que Yunes alistaba su organización política “Futuro” (“El futuro es ahora”, sería su lema), que sería nacional para salvar cualquier escollo en el Estado.

Entonces los de Morena echaron a andar su maquinaria para no dejar crecer, bajo ningún motivo, al grupo yunista (internamente a algunos diputados de la oposición se les dijo que el problema de Miguel Ángel no es con el morenismo del Estado sino con el propio presidente) y una de las primeras acciones fue desarticular a su grupo legislativo quitándole a un diputado para que no cumpla el requisito legal, de ahí que la suerte de Aguilar López está echada.

En realidad, el grupo disidente no tenía futuro porque desde un principio el grupo mayoritario de Morena, que tiene el control de la Legislatura, recibió la instrucción precisa de no darles un solo centavo, ya que reclamaban su propio presupuesto como bancada independiente, así como “las mismas consideraciones y prerrogativas de ley y de reglamento interno correspondiente”. Nada, fue la instrucción.

El “diputado mariachi”, como también lo conocen porque el día que rindió protesta llegó al Congreso acompañado de un mariachi cantando “Gracias”, de José Alfredo Jiménez (“Cómo puedo pagar / que me quieran a mí / por todas mis canciones, / ya me puse a pensar / y no alcanzo a cubrir / tan lindas intenciones. / He ganado dinero / para comprar un mundo / más bonito que el nuestro…”) y Las Golondrinas a los diputados que se acababan de ir; ayer compareció ante la Comisión Instructora acompañado de dos abogados y un asesor del PAN. Estuvo de las diez de la mañana a las tres de la tarde, aproximadamente.

Ya no se le vio con el aire de prepotencia que mostró al inicio cuando se puso a fumar en un lugar prohibido y cuando se lo hicieron notar en lugar de apagar el cigarro arrancó el letrero.

Al mismo tiempo, los disidentes del PAN regresaron al redil y se reintegraron a la bancada blanquiazul dejando su rebeldía, al menos por el momento, con la dirigencia que encabeza Joaquín Guzmán Avilés. El argumento que manejaron internamente fue que atendían el llamado del dirigente nacional Marko Cortés para terminar con la división. Lo que se sabe es que también contra varios de ellos tiene Morena preparadas acciones con base en presuntos ilícitos cometidos en la pasada Legislatura de la que formaron parte.

Funcionario cercano a AMLO vino en plan de trabajo

Tres días (de viernes a domingo) estuvo en el Estado uno de los hombres más cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero su presencia pasó prácticamente inadvertida.

El director general de la Coordinación Técnica de la Presidencia, doctor Baldemar Hernández Márquez, vino en persona a supervisar los espacios posibles sedes de lo que serán las sucursales del Banco de Bienestar (más de 220, entre predios e inmuebles).

El año anterior el funcionario fue el titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Bienestar (SB), pero este año AMLO decidió incluirlo en su primer equipo. Para dar una idea de su relación, ambos vienen trabajando juntos desde el gobierno de Enrique González Pedrero en Tabasco (1983-1987).

Llama la atención lo que parece ser, o es, una característica de los funcionarios amloistas: su austeridad y discreción, porque el doctor Hernández Márquez llegó el viernes por la tarde al norte de la entidad acompañado únicamente por una persona que le asiste, manejando un vehículo, sin escoltas, chofer o séquito alguno.

Inició su recorrido en Coatzintla y Poza Rica y más tarde lo hizo en Tuxpan, donde lo alcanzó el delegado de los Programas para el Desarrollo de la SB, Manuel Huerta, así como los responsables de las áreas comerciales, de servicios y de infraestructura de la banca.

El sábado desde temprana hora sostuvo otras reuniones de trabajo con personal de la banca y de la Secretaría de la Defensa Nacional, que será la que construirá las obras, para luego trasladarse a los municipios de Colipa y Vega de Alatorre, concluyendo sus actividades por la tarde en el puerto de Veracruz. El domingo reanudó sus tareas en Boca del Río y en el puerto jarocho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here