APUNTES

La corrupción en el Sistema Estatal Anticorrupción de Veracruz y los resultados de la Cuenta Pública 2018 del Órgano de Fiscalización Superior del Estado. Y falta la auditoria del 2019…

APUNTES

Manuel Rosete Chávez

“¿Convendrá al presidente AMLO ir contra Enrique Peña Nieto?”

Julio Hernández López

Christopher Pozos, del clan de los corruptos 4T

Erick Levid Rodríguez, Jefe de recursos financieros en la Jurisdicción Sanitaria V en Banderilla, es otro de los corruptos del clan de la 4T que llegaron para superar en cuanto a deshonestidad y corrupción a los Herrera Beltrán y, por mucho, a los Duarte-Macías.

Nos comenta un lector: “Los veracruzanos creímos en la esperanza de México, Morena, y el estado de Veracruz no es la excepción, el mandatario Cuitláhuac García Jiménez, quien encabeza el gobierno de Veracruz, parece que no lo hace así, y que no tiene ni idea de lo que pasa en su administración; un claro ejemplo es el que tenemos en la Jurisdicción Sanitaria V de Banderilla, que encabeza Kristopher Pozos del Ángel, donde suceden anomalías que no son de extrañar ya que viene de familia con esas malas mañas”.

“Bueno, pues en esta misma dependencia el funcionario Erick Levid Rodríguez, Jefe de recursos financieros, se confabula y sigue las órdenes de su superior, el titular de esta dependencia, Christopher Pozos del Ángel, recomendado de su señor padre el diputado José Manuel Pozos Castro, para mantener y crear empleos de aviadores. Pero ¿quiénes se prestarían para estas sucias artes y mantendrían el secreto?, pues los amigos de la adolescencia del titular de la jurisdicción sanitaria V.

“El modus operandi es el siguiente, Christopher platica con quienes fueron sus amigos en la adolescencia y en el barrio, les ofrece cobrar ¡dos mil pesos al mes!, solo que él se queda con la diferencia de un cheque por diez mil pesos que se emite a favor de los cuates que es de ocho mil pesos por persona, multiplíquenle por unos 10 que tiene aproximadamente… ¡Ochenta mil pesos! se lleva este aprendiz de corrupto, alumno de su parentela… ¿No que eran muy honestos, que el cambio era transformación, que ahora sí nos gobernarían los impolutos?… Bola de corruptos. Y falta que les comente lo de los 40 millones de pesos que un miembro de este clan pagó, con dinero público, a una empresa del DF, a cambio de que le entregaran la mitad, el chamaco se llevó ¡veinte millones de pesos! en esta jugadita.”

El SEA se hunde

El pasado 18 de febrero, los diputados del Congreso del Estado aprobaron las cuentas públicas fiscalizables correspondientes al ejercicio fiscal 2018, alcanzando una cifra de 3 mil 668 millones de pesos, correspondientes al último bienio del gobierno PAN-PRD, asi como de los 212 municipios del Estado de Veracruz.

Llama la atención el documento emitido por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), en el tomo 9, referente a las observaciones a la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción del informe individual de fiscalización Superior, cuyo link es: http://www.orfis.gob.mx/CuentasPublicas/informe2018/archivos/TOMO%202/Volumen%209/015%20Secretaría%20del%20Sistema%20Estatal%20Anticorrupción%20de%20Veracruz.pdf, en el cual se especifican diversas observaciones e inconsistencias que van desde no poner en orden cosas tan elementales administrativas, como son los recursos humanos, financieros y humanos, arrojando las siguientes observaciones:

“Una vez concluido el Procedimiento de Fiscalización Superior de la Cuenta Pública del ejercicio 2018 y los plazos legales para la solventación de los resultados notificados en el Pliego de Observaciones, el Orfis dictamina que derivado del análisis efectuado a las aclaraciones y documentación justificatoria y comprobatoria presentadas, éstas no fueron suficientes para solventar las observaciones que hacen presumir  faltas administrativas y/o la existencia de un daño patrimonial a la Hacienda Pública Estatal, respecto de la gestión financiera de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción, que a continuación se señalan.

  1. a) Observaciones que hacen presumir la existencia de un daño patrimonial a la Hacienda Pública Estatal de $2,380,411.85 pesos, de las cuales el Orfis promoverá el fincamiento de responsabilidades y determinación de daños y perjuicios de conformidad con el Título Quinto de la Ley Número 364 de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, detalladas en el apartado correspondiente, que a continuación se indican…”

Como se recordará, el 6 de agosto del 2018 nombraron como Secretario Técnico del Sistema Estatal Anticorrupción al doctor Martin Quitano Martínez, trayendo en ese momento a todo su equipo de trabajo de la Editora de Gobierno del Estado, de la cual era titular. Su secretario particular, jefes de departamento y personal de todas sus confianzas, se incorporaron con el Jefe Quitano al SEA, pero poco les duró el gusto ya que el 26 de octubre de ese mismo año, por razones que nadie supo, Martín Quitano renunció quedando como encargado uno de sus más cercanos, el priista Guadalupe Noé Hernández Martínez, quien es el responsable directo de todas las observaciones antes mencionadas por el Orfis, ya que puso a su antojo a los proveedores, parientes cercanos a él, violando claramente la Ley de Adquisiciones del Estado de Veracruz y quien además nombró para tener todo bien planchado a los titulares que estarían encubriéndolo: José Iván Cornejo Cuauhtémoc, titular de la Unidad Administrativa; Marisol de la Merced Jiménez, titular de la Unidad de Riesgos y Políticas Públicas; Eric Eduardo Serrano Galicia, titular de la Unidad de Vinculación Interinstitucional; Carlos Daniel Salazar Ceballos, titular de la Unidad de Servicios Tecnológicos y Plataforma Digital; Vanessa Aragón Flores, titular de la Unidad de Género; Roberto Jaime Colorado Moreno, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos, y Enrique Ávila Portilla, titular de la Unidad de Transparencia.

Así, pues, Guadalupe Noé Hernández Martínez puso a José Iván Cornejo Cuauhtémoc como titular de la Unidad Administrativa, ambos priistas de hueso colorado, quienes además de unirles la amistad y la hermandad de la Maestría del IAP y de haber trabajo juntos en la Secretaría de Gobierno, señalados por cometer actos de corrupción en ese tiempo, uno como jefe de adquisiciones, haciendo compras ficticias, licitaciones elevadas, asignaciones directas (Jose Ivan) y el otro señalado de saquear la Editoria del Gobierno del Estado, de donde robó llantas, maquinaría, piezas mecánicas de los camiones que transportan al personal, material de impresión, equipo de cómputo y todo lo que se le atravesó (Guadalupe Noe), fueron cooparticipes del mal funcionamiento, de la programación y presupuestación de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción, que ironía que haya tanta corrupción en un sistema anticorrupción por estos dos priistas.

Habrá que preguntarse lo que pensará ahora la Presidenta Municipal del Municipio de Cordoba, Veracruz, Leticia López Landero, al tener a estos pseudofuncionarios corruptos del PRI como colaboradores, José Iván Cornejo como Director de Recursos Materiales con un salario de 60 mil pesos, y quien además ve todo lo relacionado con compras, licitaciones y adjudicaciones directas y este a su vez tiene como jefe de departamento de Licitaciones nada más y nada menos que a Guadalupe Noé Hernández Martinez con un sueldo de 22 mil pesos al mes.

Y aquí en la CEA qué podrá hacer Carlos Quiroz Sánchez, Secretario Técnico de la Secretaría Ejecutiva, quien ya de por sí se jala los pelos por todo el desastre que le dejaron y por ende el poco presupuesto que les asignaron, llegando al grado de correr a mucha gente y de cambiar de domicilio, ojala que se haga justicia muy pronto por todo el personal que perdió su trabajo por culpa de Noé y de Iván, por no hacer una correcta administración, no hacer las cosas bien y clavarse la lana.

Este caso de corrupción, que se suma a las decenas que en este mismo espacio hemos denunciado, no quede en el olvido e impune. Y falta la auditoria del 2019 donde estos dos corruptos fungieron como jefes en el primer semestre, ya que gracias a dios los corrieron y no los ratificaron por corruptos, ojala que muy pronto se presenten las denuncias correspondientes contra Ivan y Noé, dos de tantos corruptos servidores públicos, quienes con sus actos hundieron a la CEA.

REFLEXIÓN

La Ley de Austeridad generada desde la Sefiplan contempla que nadie puede ganar más que el Gobernador, y ahora resulta que los consejeros del OPLE quieren ganar 111 mil 500 pesos, más una remuneración mensual de 55 mil 750 pesos, mientras que el góber gana 58 mil pesos mensuales. ¡No manchen!, ¿de qué se trata? Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here