LOS JUEVES

La Secretaría de Seguridad Pública ha guardado silencio de este hecho que le ha costado la cabeza a la Secretaria del Trabajo y que como bien ha dicho el gobernador Cuitláhuac García le permitirá concentrarse en “asuntos del ámbito personal que requieren su atención”….

LOS JUEVES

Las calamidades de Guadalupe Argüelles

Miguel Valera

Ayer en su cuenta de Facebook, luego de que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, informara muy diplomáticamente que aceptaba la renuncia de la Secretaria de Trabajo, Previsión Social y Productividad, Guadalupe Argüelles Lozano, “por asuntos del ámbito personal que requieren su atención”, su hija, Quetzalli Cárdenas Argüelles —involucrada con su hermano Rogelio Efrén en esta abrupta salida— publicó una cita bíblica de Deuteronomio 32:35, para señalar que habrá venganza, “porque está cerca el día de su ruina”.

“Mía es la venganza y la retribución; a su tiempo el pie de ellos resbalará, porque el día de su calamidad está cerca; ya se apresura lo que les está preparado”. Y añadió “Amados, nunca tomen venganza ustedes mismos, sino den lugar a la ira de Dios, porque escrito está: ‘Mía es la venganza. Yo pagaré’, dice el Señor. Romanos 12:19.

¿De quién se vengará la familia Argüelles Lozano, Cárdenas Argüelles y Vicencio Flores? ¿Los pies de quiénes resbalarán? ¿De quién está cerca la ruina? ¿Contra quién será la venganza? ¿A qué calamidad se refiere?

Más allá del análisis teológico, conviene analizar qué pasó con doña Guadalupe Argüelles y su fugaz trayectoria en la administración de la 4T en Veracruz, luego de 20 años de carrera en el servicio público.

Como mujer y madre de familia, su desempeño ha sido sin lugar a dudas ejemplar, digno de reconocimiento, porque siempre ha estado pendiente de su familia.

En febrero de 2019, cuando el mandato de Cuitláhuac García Jiménez daba sus primeros pasos, la Secretaria de Trabajo designó a mediados de febrero de 2019 a su hija Quetzalli Cárdenas Argüelles como Jefa del Departamento Jurídico y de Amparos, en sustitución de Mónica Rivas Rodríguez.

Antes, ya había colocado a su yerno, Jonathan Antonio Martínez Zamora, como analista administrativo, en la Unidad de Transparencia, con un sueldo mensual de 22 mil 412 pesos.

Como asesor de cabecera puso a su tío Nahúm Argüelles Lozano y como chofer de confianza a su hermano Juan Argüelles Lozano, quien a su vez le pidió que integrara a la estructura laboral a su esposa, como secretaria dentro de la oficina de la titular.

Generosa, también le dio trabajo a uno de sus sobrinos, Adair Aguirre Calte, como analista administrativo en el área de Servicios Generales.

Cuando se destapó esta red de nepotismo y llegó la presión mediática, la preocupada madre generó un enroque con el titular del Seguro del Magisterio y mandó para allá a su hija Quetzalli Cárdenas Argüelles, porque podría pasar todo, menos estar fuera del presupuesto.

Con un historial envidiable, la joven abogada —famosa en el gremio por haberle plagiado la tesis de licenciatura a un compañero— siguió su vida profesional, al amparo de su generosa madre.

Con acomodos aquí y allá, la ahora ex Secretaria del Trabajo siguió lucrando, como bien lo supo hacer, con el presupuesto público, involucrando siempre a su familia, porque ¡joder, la familia es primero!

Empleados de la dependencia cuentan que en diciembre del 2019, una tarde antes de su comparecencia, doña Lupita reunió a todo su equipo en el auditorio para repasar el guión de su presentación ante los legisladores.

De pronto, de entre el público un señor se paró y empezó a tirarles un ‘choro’ o una alocución mareadora, plagada de proselitismo y virtudes de la 4T. “Les pido que le echen ganas, que se pongan la camiseta, que entreguen todo de ustedes, porque el cambio verdadero, la transformación ya llegó a Veracruz y se va a quedar para siempre”, comentó al respetable.

De pronto, uno de los empleados pidió la palabra y preguntó: “sí, señor, está bien, pero a todo esto, ¿quién es usted?”. “Ah, no sabes quién soy, pues soy Gonzalo Vicencio Flores, Secretario general del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), esposo de la Secretaria Guadalupe Argüelles Lozano y amigo personal del presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Ayer, Rogelio Efrén Cárdenas Argüelles, hijo de la Secretaria, fue detenido en Chicontepec, a bordo de un vehículo oficial del Gobierno del Estado, con cinco kilos de droga, que no eran propiamente para su consumo personal.

La Secretaría de Seguridad Pública ha guardado silencio de este hecho que le ha costado la cabeza a la Secretaria del Trabajo y que como bien ha dicho el gobernador Cuitláhuac García le permitirá concentrarse en “asuntos del ámbito personal que requieren su atención”. Sí, su familia, la familia que le ayudó a caer y por la que violentó la ley y los preceptos de la 4T.

Nos vemos los jueves.

valeramk@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.