Instituciones y organizaciones civiles impulsan iniciativa para proteger los bosques

Semarnat, Conafor, organizaciones civiles y universidades firmaron carta intención a favor de los bosques.
  • Integrantes del Centro de Investigaciones Tropicales firmaron una carta de intención, junto con la Semarnat, la Conafor y la organización “Bosques para el buen vivir”.
  • La UV contribuirá con la iniciativa desde la investigación y su aplicación.

Paola Cortés Pérez 

Integrantes de la Universidad Veracruzana (UV) se sumaron al acuerdo firmado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión Nacional Forestal (Conafory la Iniciativa Bosques para el buen vivir, mediante el cual se espera fomentar y fortalecer el desarrollo forestal sustentable, así como garantizar el cuidado de los bosques y apoyar a sus propietarios. 

Ante las medidas de contingencia por el Covid–19, la iniciativa se formalizó vía remota, con la presencia de autoridades federales y representantes de organizaciones forestales, entre otros. 

Citlalli López Binnqüist y Patricia Gerez Fernández, coordinadora y académica del Centro de Investigaciones Tropicales (Citro), respectivamente, comentaron que este acuerdo se firmó en marzo, en el marco del Día Internacional de los Bosques, con el cual se busca lograr la concertación entre las autoridades y los propietarios de los bosques para el diseño de políticas públicas integrales que garanticen su cuidado y que fomenten el desarrollo forestal sustentable. 

Asimismo, se planea identificar y proponer esquemas que simplifiquen la gran cantidad de trámites a los que hoy se enfrentan los pequeños propietarios de los bosques para su aprovechamiento; promover su participación en el manejo y protección forestal, y asegurar el acceso a apoyos económicos que les permitan fomentar la producción y autosuficiencia productiva. 

Citlalli López destacó que este acuerdo significa que por primera vez en la política forestal del país se reconoce la existencia de numerosos pequeños propietarios de bosques, muchos de ellos minifundistas, que aprovechan y manejan el recurso forestal como parte de sistemas agroforestales en los que además manejan diversos recursos de uso alimenticio, medicinal, artesanal, entre otros. 

“Estos pequeños propietarios han estado marginados de las políticas públicas porque las reglas de operación de los programas gubernamentales consideran sobre todo a los que poseen grandes extensiones de bosques, esto ha alentado la extracción clandestina al no lograr permisos para su aprovechamiento.” 

Patricia Gerez comentó: “Esta carta de intención es impulsada por la Iniciativa ‘Bosques para el buen vivir’, conformada por 11 organizaciones civiles de apoyo a comunidades forestales y de silvicultores, investigadores de dos universidades: la UV y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco; busca promover políticas públicas de apoyo que reconozcan la diversidad de condiciones ambientales y sociales presentes en las comunidades en diversos estados del país”. 

Cabe mencionar que entre 10 y 12 millones de mexicanos viven y dependen de los bosques o selvas, y más de 20 millones subsisten de la leña para sus necesidades diarias. Más de 100 millones de hectáreas se consideran forestales, con un alto porcentaje en manos de ejidos y comunidades, muchas de ellas indígenas. 

En el estado de Veracruz, indicaron, la mayor parte de la propiedad de la tierra y de los bosques corresponde a la “pequeña propiedad”, ya que son superficies menores de 100 hectáreas y en su mayoría menor a 50 hectáreas. 

Apuntaron que las instituciones de investigación y educación –la UV y la UAM– Xochimilco– participan en este acuerdo para apoyar a las autoridades ambientales y a los productores organizados para que sus decisiones se sustenten en la mejor información disponible, así como para promover el desarrollo de mecanismos innovadores y apropiados de gestión que permitan lograr el objetivo del desarrollo forestal sustentable mediante un enfoque agroforestal a una escala de paisaje. 

Patricia Gerez mencionó que las universidades se sumarán a los proyectos piloto que se desarrollarán en diversas regiones del país, a través de la colaboración con Semarnat y Conafor. 

“Lo que distingue a esta iniciativa es la inclusión de un enfoque agroecológico de la producción forestal, que permita conciliar las actividades agrícolas que dan alimento a las familias campesinas, con la producción forestal maderable y no maderable.” 

Con respecto a la participación de la UV, Citlalli López dijo que contribuirá con la iniciativa desde la investigación y su aplicación, por medio de la integración de distintas disciplinas y enfoques, desde los técnicos hasta los de gobernanza, a partir de los cuales se logre comprender de manera integral la forma en que estos sistemas han sido manejados, mantenidos, e incluso en algunos casos enriquecidos. 

Por último, Patricia Gerez expresó que a través de esta iniciativa se visibiliza el trabajo de los pequeños propietarios, se reconoce su aportación al mantenimiento de los bosques y de sus familias. 

Citlalli López y Patricia Gerez, académicas de la UV que participan en la iniciativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.