Ante desplome del precio mundial de petróleo y consumo interno de gasolinas, proponen que Pemex regale asfalto a municipios para pavimentar caminos y avenidas

El senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia nacional de Morena, propuso que PEMEX y el Gobierno Federal regalen asfalto a los municipios más pobres y a las principales ciudades del país para que se pavimenten los caminos rurales y avenidas urbanas, activando además un Programa de Trabajo intensivo que utilice la mano de obra local, ya que, adujo, los depósitos de la empresa productiva del Estado Mexicano están saturados por falta de demanda de gasolina –cuyo consumo se desplomó en 60 por ciento, según la organización nacional de expendedores– y ha tenido que rentar más de 50 buques tanques por los que tiene que pagar millones de dólares.

El suplente del senador Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, expuso que lo anterior permitiría desocupar los depósitos de combustibles para utilizarlos para guardar gasolina y así evitar rentas onerosas de estos buques tanques, subrayando que, además, a partir del 1 de enero ningún barco podrá usar combustóleo, por lo que “guardarlo nos está costando mucho más”.

“Es decir, nos está saliendo más caro el caldo que las albóndigas. PEMEX está perdiendo 43 millones de pesos por hora. Ya de por sí PEMEX perdió el 92 por ciento en comparación al 2019,  por lo de seguir esa tendencia y contexto mundial, las pérdidas de la empresa pueden llegar a representar entre el 32 y el 40 % del presupuesto anual”, indicó Rojas Díaz-Durán, ex diputado federal y ex secretario de Turismo del Gobierno de la Ciudad de México durante la administración del actual canciller Marcelo Ebrard.

El aspirante a la dirigencia nacional de Morena advirtió que “prácticamente las finanzas públicas entrarán a terapia intensiva y no habrá recursos suficientes para sostener programas sociales y, mucho menos, las inversiones productivas.”

Urgió “replantear el modelo económico a la luz de la nueva realidad mundial y nacional, con la participación de todos los sectores sociales”, pues dijo que “de no hacerlo lo más pronto posible, la luz que se ve al final del túnel puede ser un ferrocarril que se nos viene encima a toda velocidad y puede arrollar primero a los más pobres y marginados de México.”

“Es tiempo de redefinir las estrategias”, reiteró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.