Energías solar y eólica ya sustituyen al petróleo; son limpias, baratas y no están sujetas a presiones geopolíticas: Guillermo Zúñiga

  • Las energías renovables son el presente en muchas partes del mundo, indica.
  • El petróleo es un insumo que ya tiene sustitutos importantes y eficientes: la energía solar y la energía eólica, expresa el xalapeño que es abogado de Transición a Energía Limpia de Earthjustice, una organización ambientalista con sede en San Francisco, California, EU.
  • “Es limpia, barata y no es volátil e inestable. El sol nunca va a saber de cosas de espanto que sorprendan a financieros a gobiernos y a empresas al mismo tiempo y a nivel global”, añade.
  • “El sol y el viento son fuentes renovables que no tienen los mismos vaivenes y las mismas presiones geopolíticas o de cambios de demanda o riesgos tan importantes como el petróleo”.

Miguel Valera

El mundo está viviendo la aceleración de un proceso que ya se venía registrando desde hace varios años, la contracción del mercado petrolero debido a la baja demanda y un escenario en donde el hidrocarburo ya tiene sustitutos importantes y eficientes, como la energía solar y la energía eólica, que es limpia, barata y no es volátil e inestable, así lo considera el xalapeño Guillermo Zúñiga Martínez, quien es abogado de Transición a Energía Limpia de Earthjustice, una organización ambientalista con sede en San Francisco, California, EU.

En entrevista telefónica, desde la Unión Americana, el veracruzano que es egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), con Maestría en Regulación Económica por la London School of Economics y Maestría en Leyes por la University of Chicago Law School, asegura que el último gran cambio tecnológico que hubo de energía fue de carbón a petróleo, principalmente en el transporte. “Eso fue a principios del siglo pasado, un cambio de combustible a combustible y ahora tenemos una transición de combustible a tecnología”.

“En lo que va del año, para darte un dato, todos los combustibles fósiles han bajado de precio de manera importante por la baja de la demanda. Las únicas tecnologías que han tenido un incremento en la demanda son la solar y la eólica, por muchas cosas, entre ellas porque son más baratas, porque ya están maduras, porque el insumo es gratis”.

“Es limpia, barata y no es volátil e inestable. El sol nunca va a saber de cosas de espanto que sorprendan a financieros a gobiernos y a empresas al mismo tiempo y a nivel global. El sol sale en la mañana, está durante el día, pones un panel que genere energía eléctrica, colocas un inversor y corriente alterna que va a tus aparatos”.

En pocas palabras, añade: “Tenemos un escenario en donde el petróleo es un insumo que ya tiene sustitutos importantes y eficientes, que es la energía solar y la energía eólica, en un contexto donde el cambio climático es un reto importante que se ha tomado muy en serio en varios países, que pusieron metas de inclusión de renovables, de coches eléctricos, donde ya las construcciones están migrando a dejar combustibles, eso por el lado de la oferta y que además tiene una demanda tremendamente decreciente. Todo eso hace que el petróleo pierda valor y se refleje en un precio muy, muy bajo”.

—¿Ese es el futuro del mundo?

“En muchos lados ya es el presente. Estas semanas,  por ejemplo, en California sigo muy a detalle la integración energética del servicio eléctrico, hemos registrado penetraciones de energías renovables en la red eléctrica de arriba del 70 por ciento, principalmente solar y eólico”.

“Eso es muy importante, entonces así que me digas futuro, pues no, ya es el presente, porque tenemos un estado muy importante en la Unión Americana, en donde el 70 por ciento de la luz viene de energía eléctrica renovable; entonces yo diría que ya es presente en muchas partes del mundo, dependiendo de cada quién”.

—Solo quien no ve la realidad, quien no la analiza, puede seguirle apostando cien por ciento a los hidrocarburos, como en el caso de México. ¿Por qué?

“El tema de la posición de la política energética de un país responde a las estrategias y prioridades de un gobierno, que fue electo para llevar a cabo su plataforma de manera plena”.

“Con todo respeto, cualquier país que quiera llevar a cabo sus políticas tendrá sus razones en mayor o menor medida, pero lo que sí te puedo decir es que en un contexto de apoyo al medio ambiente, el peligro del cambio climático tiene que ser atendido a través de la migración, dejar atrás los combustibles fósiles e irnos a energías limpias”.

“Tanto por temas ambientales como de temas económicos bastante fuertes es que las energías limpias son más baratas, amigables con el medio ambiente y una cosa que estamos viendo que es muy relevante, es que no tienen volatilidad. El sol no va a dejar de salir, el sol no tiene costo de almacenamiento. El sol y el viento son fuentes renovables que no tienen los mismos vaivenes y las mismas presiones geopolíticas o de cambios de demanda o riesgos tan importantes como el petróleo. Entonces son inversiones más seguras y su demanda va en aumento”.

—Al inicio de su mandato, el gobierno de López Obrador canceló un importante proyecto eólico, la construcción de una línea de transmisión directa de alto voltaje Ixtepec,Oaxaca-Yautepec, Morelos.

“Como te dije, las acciones gubernamentales tienen su lógica dentro de la estrategia del gobierno que las implementa. La transmisión es muy importante para energías renovables desde el punto de vista técnico”.

“Las renovables son muy sensibles a la ubicación. El sol brilla en ciertos puntos con mayor intensidad, el viento sopla en ciertos puntos con mayor intensidad. En México tenemos la fortuna de contar con la zona de Juchitán, Oaxaca, uno de los puntos de energía eólica más importante del mundo. También en zonas de Tamaulipas. Bueno, en muchos lados, igual con el sol, pero como son muy dependientes de la ubicación, la necesidad de tener una línea que te lleve esa energía al punto de consumo es importante”.

“Entonces, mientras mejor tengas un sistema de transmisión robusto y bien ubicado con relación al transporte de energía renovable vas a poder aprovechar mejor esa energía”.

Guillermo Zúñiga Martínez, quien ha sido reconocido como uno de los 100 líderes con mayor influencia dentro de la industria energética en México, durante el año 2014, por la Revista Petróleo y Energía y por la revista The Oil & Gas Year en el 2015, insiste en que las energías renovables son limpias, baratas y no son volátiles o inestables, ni están sujetas a fenómenos financieros, de gobierno o de empresas globales.

“Es un recurso que tiene mucha certeza en cuándo va a aparecer y cuándo se va a ir y que además está desarrollándose de buenas maneras”.

ENERGÍAS RENOVABLES, BENÉFICAS PARA LA POBLACIÓN

Además de ser una acción de mitigación al cambio climático, el uso de energías renovables, por su bajo costo, trae grandes beneficios a la población. “El usuario final es el más beneficiado de este fenómeno, porque son las energías más baratas”, añade el especialista.

“México registró por mucho tiempo precios por debajo de los 20 dólares de megawatt por hora. Esos precios  han seguido registrándose en el mundo. Brasil el año pasado tuvo un precio de 17 dólares por megawatt  hora y Dubai, hace dos semanas, tuvo un precio de 13 dólares por megawatt hora”.

“Es una tendencia muy importante que te avisa que los costos más baratos de generación de energía eléctrica son también los más limpios”.

“Por un lado, así como el petróleo barato se traduce en gasolina barata, el costo barato de generación se traduce en un costo de facturación de luz más baja  y por otro lado es generación limpia”.

“Además, es bien importante tomar en cuenta que una planta de generación que utiliza energía fósil va a ser una planta que va a contaminar. Es un costo que afecta a las personas y al medio ambiente. En asuntos respiratorios, es muy nocivo. La contaminación es algo que no tendríamos ni qué discutir”.

“Finalmente es escalable. Una persona con muchos trabajos pudiera poner una planta de carbón en su casa o una planta de gas en su casa, sin embargo poner un panel solar en el techo de su casa es algo muy viable”.

“O igual una empresa, y entonces es otra forma en la cual los ciudadanos, las empresas, pueden entrarle a esa generación de energía eléctrica y es algo que no se pude replicar con energías fósiles”.

“Lo estás viendo. Esta energía se le llama ‘distribuida’. No hace falta llevarla a ningún lado. Estos son procesos bien interesantes. Se llama ‘descentralización eléctrica’. De hecho el proceso le llamamos de las tres D”.

“Descentralización, porque ya no se tiene que hacer con centrales enormes sino que se hace en los puntos de consumo”.

“Descarbonización, porque estas se basan en energías renovables, que no tienen emisiones y”

“Digitalización, porque se basa en sus seguimientos y usos, en tecnologías digitales. A través del teléfono puedes ver cómo está funcionando tu panel”.

“Este tipo de energía está impulsada y pensada mucho en beneficio de los ciudadanos”.

CASAS, EDIFICIOS, EMPRESAS CON PANELES SOLARES

En Xalapa, en Veracruz, en México y en todo el mundo ya existen cada vez más casas y edificios con paneles de energía solar, algunos de los cuales tienen incluso excedentes que venden al suministrador.

“La compra de excedentes es bien importante. Ahí ese edificio particular que me comentas en Xalapa nos hace un favor a todos, porque esa energía que le vende al suministrador, a CFE, es una energía que le evitó invertir a CFE en una nueva planta”.

“Imagínate si todos los que tienen paneles terminan vendiéndole energía excedente a CFE, CFE tiene energía barata, limpia, la tiene ahí en su red y si sumas a todos, ya se evitó hacer una plantita de carbón en algún lado, es una inversión privada, pero que tiene efecto sistémico en beneficio de toda la red eléctrica. Eso es muy reconocible, muy afortunado del edificio que me comentas”.

SOMOS PARTE DE LA SOLUCIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO

“Estos procesos que están sucediendo a nivel internacional en donde el petróleo ya tiene sustitutos tecnológicos, con energías limpias más baratas, tienen que ser acompañadas por una actividad bastante entusiasta por parte de la ciudadanía”, señala Guillermo Zúñiga Martínez, quien fue comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“Me pone muy de buenas que me comentes que ya hay gente que está poniendo paneles, porque es una gran oportunidad de que los usuarios, por primera vez, tengamos control sobre nuestra energía”.

“Tú y yo que crecimos en México realmente no teníamos mucha opción con respecto a qué tipo de energía usábamos en nuestro hogar. La única opción que teníamos era pagar o no el recibo de la luz”.

“Ahorita, con este tipo de penetración, tenemos la opción de poner un panel solar o lo podemos hacer con vecinos, si vivimos en un edificio, con una instalación comunitaria. Tú generas, pero la energía la pasas a todos nosotros y el excedente lo vendemos al distribuidor”.

“A lo que voy un poco o más adelante, cuando ya los coches eléctricos sean más baratos, podremos empezar de manera activa como usuarios a escoger el tipo de energía que vamos a utilizar. A escoger ser parte de la solución al cambio climático y esto es algo muy importante”.

“Ya por fin tenemos una realidad en donde los usuarios ya no somos pasivos, podemos ser activos, podemos ser parte de este cambio tecnológico; esto es algo muy importante y tenemos que hacer conciencia”.

“La tecnología no tiene límites. Tú y yo, gracias a la tecnología estamos hablando, sin pagar tarifas de larga distancia, sin tener que trasladarme a Veracruz o que tú te vengas para acá”.

“Hay que aprovecharlo, ser usuarios activos, que incida en el tipo de energía que queremos usar y que incida en beneficio del medio ambiente”.

Finalmente, Guillermo Zúñiga nos explicó a detalle cómo empezó a decrecer la demanda de hidrocarburos, por estos sustitos amigables con el medio ambiente y cómo en California en 30 ciudades se prohibió su uso para fines de cocción de alimentos, calentamiento de agua y calefacción, que eran usos que se le daba al gas y cómo la pandemia del Covid-19  ocasionó que decreciera la actividad económica y bajara el apetito por los energéticos, generando en la economía un decremento de precio por el exceso de oferta.

“El decremento de precio cuando es tan serio y tan abrupto se registra de manera muy importante y entonces tenemos bajas de precios, tenemos unos 39-40 dólares a principios de año y ahorita, en los índices internacionales que utilizamos en esta parte del mundo estamos en niveles por ahí de 17 dólares, 15, a veces menos”.

Frente a esta realidad del petróleo y el camino que las energías renovables están trazando para el mundo, Guillermo Zúñiga Martínez concluye con una frase de quien fuera ministro de petróleo de Arabia Saudita de 1962 a 1986, Sheik Yamani: “La edad de piedra no terminó cuando se acabaron las piedras, así mismo la era del petróleo no se acabará cuando se nos acabe el petróleo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.