Hora Cero

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, actualizado a este martes, el número de personas fallecidas por el coronavirus COVID-19 ascendía a 19, lo que ubica a este municipio del sur de entidad en la segunda posición, tan solo detrás de Veracruz.

Alerta en Coatzacoalcos

Luis Alberto Romero

En el puerto de Coatzacoalcos se han encendido los focos de alerta, tanto por la emergencia sanitaria que representa el coronavirus como por el problema de la inseguridad y la violencia.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, actualizado a este martes, el número de personas fallecidas por el coronavirus COVID-19 ascendía a 19, lo que ubica a este municipio del sur de entidad en la segunda posición, tan solo detrás de Veracruz.

Pero, además, la cifra de casos positivos es de 108; por si fuera poco, hay 55 casos sospechosos, que siguen en estudio para confirmar o descartar.

El caso de Coatzacoalcos es representativo en el estado de Veracruz en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Pese al llamado de las autoridades federales, estatales, incluso municipales, para atender las acciones sanitarias de prevención, la población ha hecho caso omiso; al parecer, las medidas se han relajado.

De acuerdo con los reportes difundidos por medios locales de comunicación, la gente de Coatzacoalcos sigue con sus actividades de manera normal, sin acatar las recomendaciones de sana distancia.

En las instituciones bancarias del antiguo Puerto México se podía observar a la gente formada, haciendo filas sin guardar la sana distancia.

También es común que los ciudadanos no porten cubrebocas; en todo caso, eran pocos los que cumplían con esa medida.

Otro ejemplo: los transbordadores que llevan gente de la cabecera municipal a la congregación de Villa Allende iban repletos, atestados, como si la enfermedad les fuera ajena, distante, o como si tuvieran inmunidad a este mal.

A pesar de que muchos negocios locales se encontraban cerrados por cuestiones de seguridad, otros se mantenían abiertos, sin vender productos esenciales como alimentos o medicamentos.

El caso de Coatzacoalcos toma relevancia ante las denuncias que han hecho trabajadores del sector salud, tanto médicos, como camilleros y enfermeras, debido a la falta de insumos como cubrebocas N95, batas, guantes y caretas.

Pero también con relación a la falta de espacios para atender a los pacientes, pues de acuerdo con las denuncias, los nosocomios se encuentran llenos.

La situación escaló debido a la muerte por COVID-19 de un cirujano plástico en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien habría ingresado al hospital por problemas respiratorios agudos y el deceso fue confirmado por el sindicato de trabajadores del propio Instituto.

De acuerdo con las autoridades del gobierno federal, nos encontramos en la etapa más difícil, debido al alto riesgo de contagio. El subsecretario López-Gatell ha dicho que de aquí al viernes, el número de personas infectadas tenderá a un incremento significativo.

Hoy, ante el incumplimiento de algunos ciudadanos de quedarse en casa y guardar la sana distancia, se prevé que el número de enfermos aumente y el escenario podría fatal, con el deceso de más habitantes en Coatzacoalcos, municipio que no sólo ha enfrentado durante años los problemas derivados de la inseguridad y la violencia, sino que ahora es golpeado por el coronavirus. Ojalá las autoridades extremen las medidas y la población acate las recomendaciones. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.