LOS JUEVES

Habitantes de Paso del Ingenio me hacen llegar un testimonio en audio del señor Joaquín González Reyes, quien delicado de salud, fue a parar a la Clínica del IMSS en Ángel R. Cabada y ahí le dijeron que por instrucciones de Arturo Hérviz no podían atender a ninguna persona de ese pueblo…

LOS JUEVES

La venganza de Arturo Hérviz

Miguel Valera

Arturo Hérviz Reyes es un político de izquierda que ha tenido todos los cargos habidos y por haber. Fue candidato a la gubernatura —claro, por el PRD— en las elecciones de 1988 y hoy gobierna el municipio de Ángel R. Cabada.

Uno creería que un político de izquierda —por aquello de que el corazón va de ese lado— es un hombre sensato, sensible y comprometido con las causas más sentidas de la población, pero no, esa es una apreciación errónea.

Arturo Hérviz Reyes, quien pidió 5 millones de pesos a su Cabildo, para atender la pandemia del COVID-19, hizo mucho ruido cuando la Secretaría de Salud anunció el fallecimiento de un adulto en ese municipio por esta enfermedad.

La precaución y la alarma no están de más, dada la gravedad de la pandemia, ¡pero no a costa de las mentiras!

Como el periodista Joaquín López-Dóriga, que se equivocó al anunciar el fallecimiento de José Kuri Harfush por COVID-19, Hérviz Reyes anunció con espanto y por todos los medios, que un niño de la comunidad de Paso del Ingenio en esa demarcación había fallecido también por esa causa.

Sin tener las pruebas en mano, se adelantó a declarar a la comunidad en cuarentena y una semana después, los resultados de los estudios ¡dieron negativo! El pequeño Felipe falleció por otras razones, lamentables también, pero no por COVID-19.

El padre, Felipe Franco Medina y la comunidad de Paso del Ingenio le pidieron al alcalde una disculpa pública y el presidente municipal, molesto, en lugar de una disculpa, ordenó que a ningún poblador de esta comunidad se le brindara atención médica.

En un video, el sub agente municipal, Germán Vázquez Delfín, cuenta la misma historia y la inconformidad de su gente con el alcalde. “Así como lo hizo en el Face, anunciando que había COVID-19, le pedimos que se disculpara, pero él me dijo que no se iba a disculpar porque estaba cumpliendo con su deber solamente. Le dije: ¿cumplir con su deber es andar divulgando algo que no es cierto? ¿Adelantarse a unos estudios que apenas iban a salir?”

Arturo Hérviz se equivocó. Es de humanos. Sin embargo, lo que no se entiende es la saña de este hombre, su venganza y encono en contra de toda una población.

Habitantes de Paso del Ingenio me hacen llegar un testimonio en audio del señor Joaquín González Reyes, quien delicado de salud, fue a parar a la Clínica del IMSS en Ángel R. Cabada y ahí le dijeron que por instrucciones de Arturo Hérviz no podían atender a ninguna persona de ese pueblo.

Adolorido, se trasladó a urgencias y también le negaron el servicio. Buscó la manera de llegar a la Clínica de Lerdo y lo mismo. Al final, su familia lo trasladó con Castellanos, una institución de salud privada en Santiago Tuxtla.

“Como me vieron muy, muy mal, me internaron. Estuve dos días en una institución privada. Me cobraron 6 mil 500. No tenía dinero, anduve pidiendo prestado. Nos acompletamos apuradamente. No estaríamos endrogados si nos hubiera atendido”.

Don Joaquín dice expresamente que la recepcionista en Cabada le comentó que el presidente municipal Arturo Hérviz envió un comunicado a Cabada, Lerdo, Santiago Tuxtla y San Andrés Tuxtla, para que no se atendiera a ninguna persona de Paso del Ingenio.

Así anda de empoderado y vengativo el presidente municipal. Ojalá alguna autoridad estatal o federal lo ponga en su lugar.

NACE EL TUCERZ

Pues con la novedad de que nació el TUCERZ (Todos Unidos en Contra de Esteban Ramírez Zepeta). En plena pandemia, se estrenaron en un café de la calle de Zaragoza, en la capital. Algunos los calificaron como “morenistas de poca monta” y sí, parece que lo son. Están ahí dos diputados, que poco se sabe de sus logros a favor de los veracruzanos: Claudia Tello Espinosa y Jaime Humberto Pérez Bernabé.

Pero bueno, van en ancas de Gonzalo Vicencio Flores, Secretario General de Morena y esposo de la ex secretaria Guadalupe Argüelles Lozano, quien dejó muy mala fama en su paso por el gabinete estatal.

Así que no van en caballo de hacienda, sino como pueden o como Dios les da a entender, en pos de la dirigencia estatal.

Como en las viejas hordas políticas de la izquierda, van por el hueso, por el pastel, por la ambición, a pesar de los principios que enarbola su líder, ahora presidente de México, quien sigue convencido de que sólo en la unidad se podrá tener el respaldo popular. Ya veremos.

Nos vemos los jueves.

valeramk@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.