Ejecutan a exfuncionario de Hacienda, pieza clave en desvío de recursos federales para las campañas priistas de 2016 en Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora

Este jueves fue ejecutado en Cuernavaca, estado de  Morelos, junto con otras cuatro personas más, Alfonso Isaac Gamboa Lozano, ex funcionario de la Secretaría de Hacienda en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto y operador de la trama y desvíos millonarios a las campañas del PRI, en las sucesiones estatales de 2016 en Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora.

Gamboa Lozano, de 39 años de edad, fue titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario y brazo derecho del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, cabeza de un influyente grupo en el gabinete de Peña Nieto que buscaba imponer al candidato presidencial en la sucesión de 2018, lo que logró conseguir finalmente con la nominación de José Antonio Meade Kuribreña.

El ex funcionario de Hacienda fue uno de los cinco acribillados el jueves por la noche en su casa de descanso, en el fraccionamiento Las Brisas, de Cuernavaca.

Gamboa era investigado por el Gobierno de Chihuahua, acusado de operar junto con el ex secretario del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, recursos federales para triangular a las campañas del tricolor en las sucesiones estatales de 2016 en Veracruz, Tamaulipas y Sonora.

Según testimonios de ex funcionarios del ex Gobernador del PRI en Chihuahua, César Duarte, desde Hacienda, Gamboa autorizó 250 millones para obras y proyectos inexistentes.

Después, el gobierno chihuahuense pagó a empresas “fantasmas” que triangulaban los recursos al PRI nacional, encabezado en ese entonces por Manlio Fabio Beltrones.

La actual Administración estatal, encabezada por el panista Javier Corral logró acusar y encarcelar en diciembre de 2017 a Alejandro Gutiérrez, quien luego de 8 meses de prisión actualmente se encuentra en libertad condicional. Gutiérrez es un político y empresario muy allegado a Beltrones, ex presidente del CEN del PRI.

En enero de 2018, el gobernador Corral reveló que el ex titular de Hacienda con Peña Nieto, Luis Videgaray, intentó negociar y condicionar la entrega de apoyos por 700 millones de pesos a Chihuahua, a cambio de no implicar a Alfonso Isaac Gamboa Lozano en las acusaciones por peculado.

PIEZA CLAVE DE LA “OPERACIÓN ZAFIRO”

En diciembre de 2017, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez fue detenido por elementos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua en las inmediaciones del Aeropuerto Plan de Guadalupe en Ramos Arizpe, cuando se alistaba para viajar a la Ciudad de México al funeral de la suegra de Manlio Fabio Beltrones.

La detención de Gutiérrez, por el delito de peculado agravado, se derivó de investigaciones relacionadas con el desvío de más de 250 millones de pesos en 2016 para cumplir con un acuerdo del CEN del tricolor con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cuyo titular en ese momento era Luis Videgaray. Dicha estratagema de recaudación de recursos para las campañas priistas fue conocida como “Operación Zafiro”.

El periódico Reforma tuvo acceso a la declaración ministerial del testigo con “Identidad Reservada” I701/2017, rendida ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua.

Fuentes oficiales dijeron a ese medio que esa clave correspondía a Jaime Herrera Corral, ex secretario de Hacienda del gobierno estatal de César Duarte Jáquez.

Fue el ex funcionario Jaime Herrera quien detalló que Gutiérrez Gutiérrez, principal operador del ex líder del PRI Manlio Fabio Beltrones y ex secretario del CEN del PRI, fue el estratega de las transacciones.

La detención de Gutiérrez, según el gobernador Corral, contribuiría al esclarecimiento de los delitos de corrupción política señalados en contra de su antecesor César Duarte Jáquez, quien acumula 10 órdenes de aprehensión.

Con respecto a la posible participación de otras personas en esta red de corrupción política y en la triangulación de recursos públicos hacia la campaña electoral del PRI, el mandatario estatal del PAN dijo que sería el Ministerio Público quien establezca si se solicita que se ejerza acción penal.

Corral Jurado expuso en ese entonces que estaba en espera de que la Procuraduría General de la República (PGR) agilizara los trámites para formular la solicitud de detención provisional con fines de extradición de Duarte Jáquez quien, afirma, se encuentra refugiado en los Estados Unidos.

En su declaración ante las autoridades ministeriales de Chihuahua, Herrera Corral indicó que los gobiernos priistas de Duarte en Chihuahua; Javier Duarte, en Veracruz, y Egidio Torre en Tamaulipas, pactaron con el entonces líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, triangular recursos federales para las campañas priistas.

Con el apoyo de Alfonso Isaac Gamboa Lozano, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de Hacienda, aprobaron un convenio de “Fortalecimiento Financiero” por 275 millones de pesos.

“Alejandro Gutiérrez era el operador financiero del PRI. Me comentó que había un acuerdo con la Secretaría de Hacienda federal para que a través de tres estados, siendo estos Veracruz, Tamaulipas y Chihuahua, apoyaran con la operación electoral a nivel nacional del año 2016 para aquellos estados en donde no se tenían gobiernos priistas, y requerían recursos”, expuso el ex funcionario chihuahuense en una ampliación de declaración rendida el primero de julio de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.