Pandemia, oportunidad para para dejar de hipotecar nuestros ingresos y planear el futuro: Marisol Piña

  • “Debemos ver todo esto como una oportunidad para desintoxicarnos”, indica.
  • “Las decisiones financieras que tomes hoy tendrán gran impacto en tu futuro económico”, expresa.
  • “Debemos preocuparnos por la salud financiera, para dejar de hipotecar nuestros ingresos”, añade.

Miguel Valera

El prolongado confinamiento por la pandemia del COVID-19 debemos verlo como una oportunidad para desintoxicarnos, como un tiempo para darnos cuenta de que no necesitamos tanto para estar bien y para tomar decisiones financieras adecuadas que nos permitan dejar de hipotecar nuestros ingresos, así lo consideró la asesora financiera patrimonial Marisol Piña Rivera.

“Nos hemos venido a dar cuenta que no necesitamos tanto para estar bien, que no necesitamos estar haciendo muchos gastos para estar bien y que las cosas que nos dan bienestar y que más anhelamos ahorita son las cosas no tan materiales”, expresa la especialista, certificada en la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas e integrante de AARCO, Agente de Seguros y de Finanzas SA de CV, la empresa mexicana bróker de seguros más importante de América Latina.

“Al no tener nuestro patrón de conducta normal no tenemos nuestro patrón de gasto normal. Es decir, no estamos en la calle, expuestos a estar comprando en un café, a andar comprando la comidita a no estamos saliendo el fin de semana y que se nos atraviese la tienda de Zara o la tienda que nos guste y nos invite a gastarnos 500 pesos que no tenemos proyectados. Entonces podemos utilizar este tiempo como un proceso de desintoxicación para replantear nuestros hábitos”, añade.

“Se me hace súper importante esto, porque una vez que vayamos regresando a la normalidad, el bombardeo mediático de ofertas va a estar a todo lo que da. Si nos logramos hacer conscientes ahorita de eso, ver que estamos ahorrando al no tener ese gasto y logramos salir con el sistema inmunológico financiero más desarrollado para poder hacer frente a ese bombardeo, yo creo que va a ser algo bueno”, asegura.

En entrevista desde la Ciudad de México, al referirse al tema de las finanzas personales en México y el mundo, Marisol Piña Rivera asegura que hay personas que siguen con su mismo ingreso y no han visto afectada su situación, pero también una gran mayoría de mexicanos han visto reducido drásticamente sus ingresos por recorte de la empresa, porque les redujeron el sueldo o porque su negocio ya no les está generando lo mismo.

DECISIONES FINANCIERAS PARA EL FUTURO

Piña Rivera, quien se ha preparado en finanzas personales y estrategias fiscales y que pertenece a la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, asegura que las decisiones financieras que tomes hoy tendrán un gran impacto en tu futuro económico.

“Muchas veces enfrentamos dilemas muy básicos. Si tienes el dinero en cash para comprar este reloj, este vestido, estas vacaciones que quieres, porque ya lo planeaste y lo tienes, adelante, cómpralo, pero si te vas a financiar con los famosos meses sin intereses o te vas a enganchar con alguna cosa de estar pagando a futuro, híjole, de verdad hay que hacer conciencia de eso y dejar de hipotecar nuestros ingresos, porque es lo que estamos haciendo.  Todavía ni siquiera lo ganamos, todavía ni siquiera lo hemos trabajado y ya lo hipotecamos, ya lo vendimos”.

En muchas otras ocasiones, añade, nos encontramos con un viaje o el nuevo iphone, que está de 20 mil a 15 mil. “Es una ganga, decimos, porque de verdad la semana pasada lo vi en 20 y ahora está en 15 y me estoy ahorrando 5”.

“Sin embargo, tenemos que tomar conciencia: si ya tenía los 20 mil para comprarlo y ahorita lo tengo en 15, pues adelante, te vas a ahorrar 5 mil, pero si realmente es un gasto que yo todavía no tenía y verdaderamente bajó, pero no tengo los 15 mil y doy el ‘tarjetazo’, porque es una ganga, lejos de ahorrarme 5 mil pesos me estoy endeudando con 15 mil pesos que no tenía previstos”.

“Entonces, sí es muy importante tomar conciencia de eso y empezar a destinar nuestros recursos a cosas que realmente nos reditúen algo”.

LOS SEGUROS, REDITUABLES

Marisol Piña comenta que en este momento de la pandemia, el de los seguros es un sector que no ha tenido disminución, pero hay personas que no los valoran.

Así, citó como ejemplo el caso de una persona que iba a pagar una póliza de 25 mil pesos o 30 mil pesos en diciembre de 2019 y se detuvo, por hacer cambio de celulares en la familia.

“Se gastó más de los 30 mil pesos en cambios de celulares, no compró el servicio de gastos médicos y ahorita la esposa está gravísima, con COVID en el hospital y la cuenta mínima va a ser de 200 mil pesos. Y de ahí para arriba”, indicó.

“El siniestro más caro que han pagado las aseguradoras por el tema de COVID es de 16 millones de pesos”.

“Entonces, es muy importante el replantearnos en qué estamos gastando nuestro dinero. Se nos hace muy fácil gastar 50 pesos en un café diario. Multiplícalo: son mil 500 pesos al mes. Y bajita la mano, porque ya no hay café de 50, en Starbucks cuesta 80 y a eso súmale el panecito o el postre”, asevera.

“Se nos hace bien fácil derrochar el dinero y cuando realmente es algo que nos va a dar un valor agregado en el futuro eso se nos hace caro y vemos ahorita una gran cantidad de gente que está sufriendo”.

PLANES DE RETIRO

En México, asegura Marisol Piña, con datos de estudios realizados por la UNAM, de cada 100 personas que llegan a la edad de 65 años, el 61 por ciento vive de la caridad, porque no planeó su retiro o porque los ingresos de su pensión no les alcanza.

¿Cómo se llega a esta situación después de generar ingresos durante cuatro décadas?, se pregunta.

El 5 por ciento llega trabajando; solo el 1 por ciento son ricos  y el 4 por ciento independientes; el resto, el 29 por ciento, fallece por diversas causas antes de alcanzar esa edad.

En Europa, añade, el 58 por ciento de cada 100 personas que llegan a los 65 años, son personas independientes; el 5 por ciento ricos; el 1 por ciento seguirá trabajando; el 25 fallece y solo el 1 por ciento vivirá de la caridad.

En América Latina el país que destina más recursos para la jubilación de sus trabajadores es Colombia, con un 16 por ciento y en cambio México solo destina 6.5 por ciento, asevera.

Bolivia destina 12.2%; Chile, 12.7%; Perú 12.8%; El Salvador, 13% y Uruguay, 15%.

Cada ciudadano, cada persona debe plantearse en un momento de su vida, las inversiones o el ahorro que está realizando para garantizar una vejez digna.

“Tu pensión de seguridad social, ¿podrá sostenerte en el retiro? Si tienes bienes raíces, ¿estás considerando el costo del mantenimiento? ¿Tendrás salud suficiente para seguir trabajando?, ¿Quieres depender de tus hijos o de algún familiar?”, son las preguntas torales que hay que plantearse.

“¿Por qué empezar a planear tu retiro? Porque se puede vivir más tiempo de lo planeado, con el paso del tiempo la salud puede cambiar, porque disminuye la posibilidad de tener un empleo bien remunerado y conservarlo y por el aumento de la inflación y la pérdida del poder adquisitivo del dinero”.

LA SALUD FINANCIERA

La salud financiera, señala Marisol Piña, se logra gastando menos de lo que se gana, ahorrando para planes futuros e invirtiendo en algo que genere riqueza.

¿Cómo se puede lograr? Construyendo diversas fuentes de ingresos con distintos tipos de maduración y de riesgo y sobre todo que el dinero trabaje para ti y no tú para el dinero, comenta.

Los cinco grandes errores financieros, señala, son el mal uso de las tarjetas de crédito, no ahorrar o invertir, mantenerse en la zona de confort, pedir prestado o hacer compras innecesarias.

Marisol Piña considera que nadie estaba preparado para la pandemia del COVID-19. “Nunca estamos preparados. Como no estábamos preparados para el temblor del 2017, por eso es importante prever, tener un ahorro, una bolsa de emergencia, un seguro”.

“En Estados Unidos, añade, uno de los países más golpeados por el COVID-19, en donde el gobierno sacó incentivos para las empresas, hubo una empresa que dijo: no, yo no los necesito, porque mis finanzas están fuertes y sanas”.

Se trata, expuso, de los dueños de la cadena de hamburguesas, Shake Shack, quienes declinaron el apoyo económico de 10 millones de dólares que les ofreció el gobierno norteamericano.

Randy Garutti, CEO de Shake Shack, y el presidente Danny Meyer, revelaron la  decisión de devolver los fondos, dejando en claro que ellos son afortunados de tener un buen capital de emergencia que les ayudará a pasar esta crisis.

“Definitivamente esta es una cultura que hay que aplicar tanto en la parte personal, como en la parte empresarial, llámese Pyme o gran empresa”, concluye Marisol Piña Rivera, dejando su correo electrónico y teléfono para los lectores interesados en asesorías financieras: 55 4811 5388, marisol.pina@aarco.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.