El OPLE Veracruz por el Derecho a la Igualdad y No Discriminación

En un esfuerzo  conjunto, el Organismo Público Local Electoral del Estado de Veracruz (OPLE) a través de la Unidad de Igualdad de Género e Inclusión y el Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), impartieron la capacitación virtual al personal del ente comicial, “Derecho a la Igualdad y No Discriminación”, con el objetivo de seguir generando conciencia y así evitar y combatir en todo momento la discriminación en nuestra sociedad desde cualquier ámbito.

Dicha capacitación fue impartida por la Mtra. Saira Alejandra Vásquez García, integrante del Refugio Estatal para Mujeres en Situación de Violencia, quien señaló que la discriminación es un fenómeno social que vulnera la dignidad, los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas.

Explicó el corpus iuris internacional, nacional y local, que reconoce la igualdad y no discriminación como principio de los derechos humanos, basado en la dignidad de las personas.

Refirió el contenido de los artículos 1 y 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como un antecedente del contenido y alcance del derecho en estudio, para posteriormente explicar las implicaciones de la reforma de junio de 2011, al artículo 1º de nuestra Constitución Federal, en materia de derechos humanos, así como la normatividad estatal.

Asimismo, ahondó en los conceptos de discriminación social, laboral, sexual o de género, religiosa e ideológica dando ejemplos claros de cada uno de estos tipos de discriminación, haciendo énfasis que este trato diferenciado que carece de una base objetiva y razonada, es una forma de manifestación de la violencia.

“Lamentablemente esto es una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable a determinada persona o grupo, que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido”, dijo.

Destacó que hay grupos que son víctimas de la discriminación todos los días por alguna de sus características físicas o su forma de vida, por su origen étnico, por el sexo, la edad, por la discapacidad, la condición social o económica, la condición de salud, el embarazo, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil y otras diferencias que pueden ser motivo de distinción, exclusión o restricción de derechos.

Algunos actos de conductas discriminatorias son: Impedir el acceso a la educación por tener una discapacidad, prohibir la libre elección de empleo o restringir las oportunidades de acceso, negar o condicionar los servicios de atención médica, impedir la participación en condiciones equitativas en asociaciones civiles, negar o condicionar el acceso a cargos públicos por el sexo o por el origen étnico.

La ponente señaló que las personas más vulnerables en este rubro son: las mujeres y las personas transexuales, así como también las personas con discapacidad, personas adultas, personas indígenas, con VIH, con identidad de género distinta a su sexo de nacimiento, quienes son más propensas a vivir algún acto de discriminación.

Para finalizar, se abrió un espacio de preguntas y respuestas, por lo que la retroalimentación enriqueció la capacitación, particularmente sobre la discriminación hacia personas pertenecientes a pueblos o comunidades indígenas y personas de la comunidad LGBT+.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.