Desarrollo Urbano de Xalapa clausura obra con sellos en árboles

#Opinión

Desarrollo Urbano de Xalapa clausura obra con sellos en árboles

Rubén Rodríguez

Los vecinos del fraccionamiento Jardines de Bambú en esta capital nos encontramos sorprendidos porque la Dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Xalapa clausuró una obra en esta zona habitacional y colocó “sellos de cabeza” en diversos árboles que rodean la propiedad.

Es lamentable, por un lado, que un gobierno que ha tratado de vender la idea del cuidado al medio ambiente y la sustentabilidad —aunque el proyecto de reciclaje impulsado por el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, sea fallido— coloque pegotes de clausura en el tallo de estos árboles y algunos estén “de cabeza”, como la propia dependencia municipal que encabeza la arquitecta América Carmona Olivares.

Sin embargo, eso no es lo más grave, porque al final de cuentas, la naturaleza que es sabia, sabrá reponerse de este atentado municipal.

Lo que más preocupa a la ciudadanía Xalapa y sobre todo al sector de la construcción —generador de desarrollo, empleos y bienestar— es que la Dirección de Desarrollo Urbano de Xalapa que preside la arquitecta América Carmona Olivares es una de las muchas dependencias municipales que sigue “de cabeza” y que ha detenido, como nunca, las inversiones y el desarrollo en esta ciudad.

No hay que investigar ni rastrear mucho para darse cuenta de todos los proyectos detenidos en la ciudad, porque la propia oficina de Comunicación Social del Ayuntamiento de Xalapa ha informado recientemente de los magros, casi nulos resultados de esta dependencia.

Según el comunicado 2538, del pasado 22 de junio, “durante marzo se expidieron 22 licencias de construcción, 25 permisos menores, que son de construcción, remodelación o ampliaciones de menos de 30 metros cuadrados, y 97 alineamientos y números oficiales; en abril la cifra se redujo a 14 licencias, un permiso y 18 regularizaciones; mientras que en mayo se registraron seis licencias, dos permisos menores y 45 trámites de regularización”.

Si los avezados comunicólogos del Ayuntamiento de Xalapa consideran que esos números son para presumir el desarrollo urbano de Xalapa, cuán equivocados están, sobre todo cuando hemos sido testigos en otras administraciones de los miles de permisos que se registran anualmente.

Sí, permisos que significan obras, desarrollo social, empleos y bienestar.

Los “resultados” que pregonan son una vergüenza y burla para la sociedad y gremio de la construcción.

Resalta a la luz pública, y es evidente entre el gremio de los constructores y desarrolladores de vivienda, que Desarrollo Urbano de Xalapa no ha emitido tantos permisos y las pocas obras que podrían existir en la capital veracruzana pueden ser o han sido clausuradas.

Además, es una vergüenza, y un atentado al medio ambiente, que personal de esta dependencia, bajo instrucciones de América Carmona, coloque sellos  de clausura en los árboles que encuentran cerca de una construcción, y peor aún… ¡de cabeza! Seguramente, es el reflejo de cómo está esa oficina.

Lamentable ver que esos resultados sigan afectando el desarrollo y el empleo en la denominada Atenas Veracruzana.

Qué tan mal están en todas las áreas de la presente administración, que la Coordinación de Comunicación Social es la primera en exhibir los malos resultados de la administración que encabeza Hipólito Rodríguez.

A 18 meses que concluya la administración ya no existe la mínima esperanza de que se puedan desarrollar proyectos importantes que detonen la economía y el empleo en Xalapa. Los nulos resultados de las áreas operativas de la actual administración municipal morenista hoy resaltan a la vista de todos.

Eso pasa cuando los titulares de las áreas del Ayuntamiento carecen de experiencia en administración pública y no conocen el municipio, improvisan y echan a perder y son prueba fehaciente de que, aún con sus maestrías y/o  doctorados, falta sentido común y sensibilidad social.

Es lamentable que la capital veracruzana tenga una de las peores administraciones de la entidad veracruzana, con obras mal ejecutadas y subejercicios, existiendo tantas necesidades.

Podemos dar por hecho que 2020 fue un año perdido, pero afortunadamente el 2021 es el último año de esta administración y esperamos  que los que encabecen la próxima administración municipal sí sean xalapeños comprometidos con la ciudad y den los resultados que exige y merece la capital de Veracruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.