Semana negra para las libertades en México: Gustavo de Hoyos

  • “Un retroceso a épocas de monopolios improductivos, de límites al comercio y a la iniciativa privada”, indica el presidente nacional de COPARMEX.
  • “Es momento de trabajar en sentido contrario, a favor de las libertades, para que nuestro país recupere algo de la confianza perdida”, añade.

Qué extraño resulta que un gobierno que se dice liberal esté reduciendo las libertades en México. La libertad de elegir, la libertad de consumir, la libertad de emprender negocios, así lo asegura Gustavo  de Hoyos Walther, Presidente Nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana

En un mensaje videograbado, que distribuyó por sus redes sociales, indicó que “aunado al evidente fracaso en la estrategia que se siguió para contener la pandemia y a la aguda crisis económica derivada de ésta, esta fue una semana negra para las libertades en nuestro país.”

“Tres casos ejemplifican este nuevo embate en contra de nuestras libertades. El primero de ellos es el memorándum que giró el Presidente López Obrador a la Comisión Reguladora de Energía y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos instándolas –lo cual limita su autonomía— al favorecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, lo que restará competencia, calidad y seguridad en el abasto de energéticos”.

“Fortalecer los monopolios energéticos va en contra de la competencia y de la confianza que requieren los inversionistas nacionales y extranjeros, sobre todo en este momento en que necesitamos con urgencia inversiones para reactivar la economía”.

“El segundo caso tiene que ver con la aprobación por parte del Congreso de Oaxaca de un dictamen que prohíbe a los menores de edad comprar alimentos envasados y no, por ejemplo, los alimentos altos en grasas e insalubres que se venden informalmente. Esta decisión ha sido tomada sin el respaldo de una argumentación sanitaria sólida y desatendiendo las solicitudes de audiencia del sector privado. La medida pretende adoptarse justo ahora que más necesitamos apoyar una economía que este año se pronostica tendrá una caída del -10.5%”.

“El tercer y último caso parece ser por desgracia una constante en el México de hoy. Me refiero a las consultas populares. Consultas al margen de la ley, no vinculantes, escasamente democráticas porque se hacen sin ningún cuidado de las formas, sin la participación del INE, en medio de una abierta promoción oficial a favor de las causas que se ponen a consulta. A través de una consulta se validó la cancelación del aeropuerto en Texcoco. Quizá la decisión más costosa y equivocada en la historia económica del México contemporáneo”.

“Ahora el Presidente nuevamente llama a convocar una consulta para detener la construcción de una planta de fertilizantes en Topolobampo, Sinaloa. A la situación de emergencia provocada por la pandemia y la crisis económica, se agrega ahora este nuevo elemento de incertidumbre provocado por el gobierno”.

“Sin duda esta fue una semana negra para las libertades en México. Un retroceso a épocas de monopolios improductivos, de límites al comercio y a la iniciativa privada. Es momento de trabajar en sentido contrario, a favor de las libertades, para que nuestro país recupere algo de la confianza perdida”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.