NANO TUTT, la empresa de nanotecnología que engaña a sus pacientes diabéticos y al gobierno mexicano.

  • Tras la publicación de la investigación escondió sus sitios y vuelve con otro esquema engañoso

Por Víctor Hugo Arteaga

Ciudad de México, agosto 11 (EFB).- La empresa Nano Tutt S.A. de C.V. que pertenece a la investigadora mexicana Tessy López Goerne, continúa con prácticas ilegales que son consideradas fraude a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), según las leyes hacendarias y recaudatorias mexicanas.

De acuerdo a fuentes consultadas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), para la elaboración de esta investigación periodística, la firma Nano Tutt S. A. de C. V. insiste en engañar a sus clientes, al realizar ventas disfrazadas como “donativos” de productos médicos con base en nanotecnología, que siguen sin ser autorizados por la Comisión Federal para Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El 31 de mayo de este año EL FINANCIERO denunció que el laboratorio perteneciente a la empresa Nano Tutt trabaja al margen de la ley al elaborar y comercializar un gel para los enfermos de pie diabético, pero sin ninguna autorización sanitaria por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Dos meses y medio después, ni el laboratorio, ni el medicamento fabricado por Nano Tutt, llamado Nanogel, que supuestamente ayuda a sanar heridas crónicas de pie diabético, cuentan con permisos sanitarios de la Cofepris y eso pone en riesgo la salud a decenas de miles de pacientes que utilizan el producto.

Se calcula que al menos 30 mil tratamientos de este tipo han sido aplicados desde que la marca salió al mercado.

Tras la publicación de EL FINANCIERO, la página oficial de la empresa desapareció toda la publicidad del producto y también se dieron de baja las plataformas de comercialización de su producto estrella “Nanogel”.

La empresa de ventas por internet, Mercado Libre, bajó de su portal todo lo relacionado con la comercialización del Nanogel, donde el producto se comercializaba a precios entre los 800 y los mil pesos. Al 11 de agosto la empresa líder en mercadeo digital sigue sin tener disponible el producto para sus usuarios.

Tres semanas atrás la empresa Nano Tutt realizó modificaciones a su página empresarial oficial, en la que ya no muestra publicidad del producto Nanogel y en cambio muestra una solicitud de donaciones para continuar con la “investigación” en su laboratorio.

La meta de Nano Tutt S.A. de C.V., de acuerdo a lo publicado en su sitio web y en el que aparece la imagen de Tessy López Goerne, es alcanzar la meta de dos millones de pesos “en donativos” para continuar con sus trabajos de investigación.

En el apartado de donaciones de dicho website hay dos formas de “hacer donativos”: una de 799 pesos y la otra por 999 pesos, misma cantidad con la que se comercializaba el Nanogel en Mercado Libre y en el número telefónico del laboratorio en el que también se toman pedidos.

Conforme a los artículos 79 y 82 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta (LISR), se explica que algunas personas morales pueden recibir la autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para recibir donaciones y estar exentos del pago del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El artículo 79 de la legislación mexicana prevé que las únicas beneficencias autorizadas para recibir donaciones son las que tienen personalidad jurídica de asociaciones o sociedades civiles y filantrópicas sin fines de lucro, como las educativas, asistencia médica, asistencia jurídica, investigación científica, tecnológica o de rehabilitación.

El artículo 82, fracción I de la Ley del ISR, señala a las personas morales susceptibles para recibir donativos son las asociaciones civiles (A.C.) sin fines de lucro y filantrópicas, por lo que las personas morales bajo la personalidad de Sociedades Anónimas de Crédito Variable (S.A. de C.V.) con fines de lucro, no están autorizadas para solicitar donativos.

En el caso de las donaciones solicitadas por la empresa Nano Tutt S.A. de C.V., engañan a sus clientes o pacientes, pues el dinero que estos “donan” es hacia cuentas bancarias con una personalidad con fines de lucro.

Al momento de que un cliente o paciente de Nano Tutt desea realizar una donación y a cambio recibir un Nanogel, la página oficial de la empresa lo direcciona a un apartado en el que aparecen dos cuentas bancarias empresariales y no de asociaciones civiles sin fines de lucro.

Una de las cuentas bancarias que se brinda a los clientes es de BBVA Bancomer a nombre de Nano Tutt S.A. de C.V. con convenio 1006185 y clabe 145180402270001018 .

La otra es de Santander a nombre de Nano Tutt S.A. de C.V. con número de cuenta 65-50648509-1 con clabe 014180655064850900.

Las sanciones por prácticas como las que realiza la empresa Nano Tutt S.A. de C.V., son imposiciones de multas por el incumplimiento de las obligaciones específicas para donatarias y de comprobarse el delito de defraudación fiscal, se podrían imponer una pena de entre tres meses a nueve años de prisión a los responsables.

Una Sociedad Anónima realiza sus declaraciones fiscales, paga sus impuestos y puede mantener sus ganancias como lucro, sin embargo, las Asociaciones Civiles están obligadas a reportar al SAT todos sus movimientos en apoyo a sus proyectos, pero sin tener ganancia económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.