Auditará el Congreso a 46 ayuntamientos, la mayoría del PAN-PRD y el de Coatzacoalcos, que preside Víctor Carranza, de MORENA

La Comisión Permanente de Vigilancia de la LXV Legislatura del Estado aprobó practicar auditorías a 46 municipios de Veracruz, la mayoría de los cuales son gobernados por ayuntamientos surgidos de la alianza PAN-PRD, destacando también el caso de Coatzacoalcos, cuyo alcalde Víctor Carranza Rosaldo, de MORENA, es compadre de Rocío Nahle García, secretaría de Energía del Gobierno Federal.

La revisión se debe a presuntos desfalcos de recursos detectados por el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), pese a que la revisión de la Cuenta Pública 2019 aún no se lleva a cabo debido a que el máximo ente fiscalizador solicitó una prórroga hasta el mes de enero de 2021 para entregar el documento que avale o no los supuestos desvíos.

Otro de los ayuntamientos que serán auditados es el del puerto de Veracruz, que preside el panista Fernando Yunes Márquez, actualmente confrontado con el Gobierno del Estado por la medidas sanitarias impuestas con motivo de la pandemia del Covid-19, las cuales el hijo del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se está resistiendo a acatar, principalmente la del cierre de vialidades en la zona centro de la ciudad.

Otros ayuntamientos que aparecen en la lista son los de Río Blanco, Soteapan, Tecolutla, Tempoal, Tihuatlán, Tlachichilco, Tuxpan, Úrsulo Galván, Huatusco, Ignacio de la Llave, Jáltipan, La Perla, Las Choapas, Las Vigas, Mecayapan, Minatitlán, Mixtla de Altamirano, Nogales, Papantla, Paso del macho, Rafael Delgado, Agua Dulce, Alto Lucero, Altotonga, Alvarado, Ángel R. Cabada, Atzalan, Banderilla, Río Blanco, Calcahualco, Chalma Comapa y Coscomatepec.

El caso que más ha llamado la atención es el de Coatzacoalcos, gobernada por el morenista Víctor Carranza, vinculado con la titular de la SENER, quien acaba de anunciar que estará recluida en su casa por haber dado positivo a la prueba de Covid-19.

Carranza Rosaldo ha sido señalado por graves casos de corrupción en desfalcos por la contratación de obras, además ha tenido serios problemas con los diputados locales de su distrito, y con algunos miembros del Cabildo, principalmente con la síndica Yazmín Martínez Irigoyen, también de MORENA, que lo denunció por violencia política por razón de género debido a que se ha negado a firmar las cuentas públicas por la opacidad en el manejo de los recursos en que presuntamente ha incurrido el munícipe.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.