Contagios de COVID-19 se dispararon porque la gente no siguió las indicaciones y el gobierno no tuvo mano dura: Alejandro Barrat

  • Mucha gente está abriendo sus negocios sin ninguna regla escrita y esto es peligroso, indica el Presidente del Colegio de Médicos Internistas del estado de Veracruz.
  • Ni las autoridades estatales ni las locales nos escucharon cuando propusimos una mesa de diálogo para atender el problema, señala.

Miguel Valera

Con 6 mil 127 casos confirmados hasta este viernes y 791 fallecimientos, el puerto de Veracruz es el municipio que encabeza la lista de más contagiados por COVID-19 en la entidad veracruzana. Aunque Boca del Río se encuentra ahora en el séptimo lugar, con 675 casos, la zona conurbada ha mantenido el índice más alto de propagación de esta enfermedad.

El doctor Alejandro Barrat Hernández, Presidente del Colegio de Médicos Internistas del estado de Veracruz considera que existen varios factores que pueden explicar el hecho de que estemos teniendo esta clase de contagios en la región Veracruz-Boca del Río.

“La principal, desafortunadamente, tiene que ver con la población que no ha hecho caso de las indicaciones que se le han estado dando desde el principio y vemos claramente que mucha gente se rehúsa al uso de cubrebocas, a que se le cheque la temperatura cuando entra a los lugares, a que se mantenga en casa y vemos que siguen haciendo reuniones, fiestas, van a lugares que no son indispensables y esto ha favorecido la tasa de contagios”.

Comenta que muchos de los pacientes que los contactan comentan eso precisamente, que fueron a una reunión, que se vieron con familiares, que salieron de viaje, cuando está perfectamente establecido que no lo debían de hacer.

“El segundo factor es que estas medidas han sido más una sugerencia, un consejo, una situación opcional, en lugar de ser una obligación y es ahí donde me parece, ha fallado el gobierno, ya que se debieron hacer obligatorias estas medidas y sancionar a quienes no las llevaran a cabo”.

“Desafortunadamente se aluden situaciones como violentar derechos humanos, el incomodar a las personas, pero la verdad es que todo esto es por el bien común. Las personas son libres de decidir si algo es bueno o no para ellos y ese es su problema, pero cuando esto genera una situación de salud pública es ahí donde el gobierno sí debería de tener mano dura y ejercer ese poder para obligar a las personas a tomar esas medidas”.

—¿Considera que faltó una campaña de concientización más agresiva?

“Las campañas se han hecho en distintos medios. Las ha hecho un poco el gobierno, pero más las hemos hecho los colegios, las instituciones y a título personal muchos compañeros en las redes sociales; las hemos estado llevando a cabo y por eso digo que ha sido más bien una sugerencia y no una obligación”.

“Tristemente, desperdiciamos dos o tres meses valiosísimos que tuvimos de ventaja respecto a otros países, como en Europa, donde precisamente nos venían avisando qué es lo que estaba sucediendo, cómo tomar medidas, qué es lo que estaban pasando otros países. Eso nos debió haber alertado para tomar medidas más extremas”.

LOS GOBIERNOS NO ATENDIERON LLAMADO

“Nos confiamos, pensamos claramente con el clásico de eso no me va a pasar a mí y tristemente nos está sucediendo”, expresa el médico Alejandro Barrat Hernández.

“Yo creo que sí debimos haber tomado medidas desde el principio para ser más exigentes. Por ejemplo, nosotros en el Observatorio de Salud, que está integrado por varias instituciones de salud de la región Veracruz-Boca del Río, por algunas universidades y colegios de Médicos, estuvimos insistiendo con el gobierno para hacer una mesa de diálogo para coordinarnos antes de que llegara a pasar esto, cómo es que íbamos a reaccionar, cómo íbamos actuar, cuáles medidas íbamos a tomar”.

“La verdad es que el gobierno nunca nos abrió las puertas, ni a nivel estatal ni a nivel local. A nivel local es que apenas los presidentes municipales nos han llamado, para que, junto con las cámaras empresariales podamos definir cuáles son las reglas del juego, cuáles son las formas en las que los comercios pueden empezar a abrir, pero lo ideal es que hubiera sido mucho antes y no apenas ahora”.

—¿Se ha politizado un poco?

“Todos los temas se politizan siempre. Esa es desafortunadamente la regla. Nosotros como Colegios y Observatorio nos interesa principalmente la salud y ver que no incrementen los casos ni de contagios ni por supuesto, de mortalidad. Sin embargo, no falta quién pone su cucharita desde un punto de vista político y entonces empiezan a sacar raja de las cosas”.

—La calidad de puerto marítimo, de Veracruz y de que la zona conurbada es región turística ¿influyó para el crecimiento de contagios?

“Sí, claro, por supuesto. Porque tenemos entrada y salida del puerto, de todo lo que es el comercio, pero además mucha gente nos visita y uno de los ejemplos que podemos poner es cuando se empezaron a difundir en redes videos de gente que venía de México, de Puebla, de otros lugares a vacacionar a la playa y se les interrogaba respecto de la situación epidemiológica y decían que era mentira, que no les iba a pasar y que ellos querían divertirse”.

“Entonces esta situación obviamente nos genera una problemática, porque esas personas pudieron venir con el virus en síntomas leves o asintomáticos y contagiar a las personas aquí en Veracruz”.

LA TRANSMISIÓN LOCAL

Los primeros dos casos de COVID-19 se reportaron en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río el 18 de marzo de 2020. Se trataron de una mujer de 22 años y un hombre de 24 años que viajaron al extranjero.

—¿Llegó del extranjero el COVID-19?, le preguntamos al médico especialista, quien aclara que no necesariamente, porque cuando en Veracruz empiezan a registrarse estos casos, ya estábamos teniendo transmisión local en México.

“Se estima que es muy probable que hayamos empezado a tener casos en el país mucho antes de que se empezaran a reportar”, añade.

Comenta que como médicos atendieron a personas que les comentaron que en febrero tuvieron síntomas igualitos a los que ahora se mencionan de COVID-19. “Desafortunadamente, como no hacíamos pruebas, no sabíamos si fueron pacientes de COVID mucho antes de que se empezaran a difundir”.

“Es muy poco probable que estos dos casos, primeros o centinelas que se dieron hayan sido los culpables de la contaminación en el puerto, más bien se debió a la llegada de muchas personas que ya venían de otros lugares dentro del país, muchos de ellos asintomáticos o con síntomas leves”.

—¿Considera que los números son más altos que los que se están diciendo?

“Sí, definitivamente sí, los números son más altos, por varias razones. La principal es que muchos casos no se dan a conocer”.

“Hay muchas personas que tienen todos los síntomas, les damos tratamiento, nunca se hicieron la prueba pero cumplen con el diagnóstico, se tratan en casa y el paciente nunca entró a la estadística porque no se hizo la prueba y fue el tratamiento en domicilio no se hizo el reporte oficial”.

TRANSMISIÓN, A LA BAJA

“Sí hay más casos de los que se reportan, sin embargo debo aclarar algo, que hemos observado en la última semana o semana y media, que sí estamos viendo menos casos. Pareciera que en esta semana, semana y media, están descendiendo el número de casos”.

“En los hospitales se ven menos hospitalizados y los pacientes que nos llaman para consulta por enfermedad leve, parecieran que están disminuyendo. No tengo la estadística pero es una apreciación que estamos observando muchos compañeros”.

El Presidente del Colegio de Médicos Internistas del estado de Veracruz comenta también que sigue habiendo mucha gente que niega haber tenido la enfermedad, a pesar de los síntomas.

“La negación sigue siendo un factor muy importante y lo niegan porque sienten que es una estigmatización, que se les va a señalar, ah, tú eres el covidoso y eso no debiera de ser, por el contrario, es bien importante hacer el diagnóstico preciso para la parte estadística y para recibir un tratamiento adecuado y no seguir diseminando dentro de la familia”.

NECESARIO REACTIVAR LA ECONOMÍA

El médico Alejandro Barrat Hernández considera que es necesario reactivar la economía, porque mucha gente está sufriendo económicamente, pero puntualiza: “lo ideal es que si se va a hacer que se haga de la mano de las indicaciones médicas, porque desafortunadamente ya se está haciendo, mucha gente está abriendo y lo está haciendo sin ninguna regla escrita y esto es lo peligroso”.

“Si se va a hacer, se tiene que hacer con ciertas recomendaciones, que las recomendaciones deben de ser acatadas, salvo pena de castigo, porque si no seguimos en lo mismo”.

“Y poco a poco, para tratar de ir minimizando este golpe, porque afortunada o desafortunadamente somos una región que vive del comercio. Y si el comercio está detenido pues obviamente se está cayendo la región y es por eso que nos hemos dado a la tarea de apoyar a los empresarios para decirles qué es lo que se tiene que hacer, para que de la mano podamos apoyar un poco a esta reactivación económica”.

—¿Esta enfermedad llegó para quedarse?

“La enfermedad se va a quedar para siempre, es como la influenza, como el H1N1, que todavía tenemos casos. Lo que va a pasar es que vamos a tener la vacunación y esto va a ir generando protección entre la población y más factibilidad de que podamos estar expuestos con el riesgo mínimo de contagio”.

RECONOCIMIENTO AL PERSONAL SANITARIO

Finalmente, el galeno Alejandro Barrat Hernández hace un reconocimiento a sus compañeros, particularmente a quienes han estado al frente y en las instituciones de salud pública.

“Los compañeros médicos, enfermeras, laboratoristas, persona de limpieza, de cocina, todo el personal que trabaja en una institución, realmente ha redoblado sus esfuerzos”.

Comenta que estar en un área COVID en las instituciones públicas ha sido muy desgastante “porque tienes que pasar todo el turno sin tomar una gota de agua, sin poder ir al baño, exponiéndote a ser contagiado y a contagiar a tu familia”.

Además, “muchos compañeros están falleciendo por esa situación, con una situación difícil, compleja, del equipo que se le da a los compañeros para trabajar, pues esto ha hecho que el esfuerzo sea mayúsculo”.

Finalmente, insiste a los veracruzanos en ser responsables y cuidarse. “Deben seguir las indicaciones que damos los Colegios, las instituciones o el gobierno, no dejarse llevar por algunas recomendaciones que les llegan por el chat o el Facebook sino cosas que realmente valgan la pena como son la higiene de manos de manera obsesiva, el distanciamiento y el uso de cubrebocas que es lo único que realmente ha comprobado que reduce la exposición al virus”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.