Aplicarían en octubre, en fase experimental, la vacuna rusa contra Covid-19 a 500 mil voluntarios mexicanos de 18 a 60 años de edad

Luego de participar en la reunión extraordinaria de ministros de Relaciones Exteriores del G-20 y de hacer un llamado a las naciones a construir una respuesta colectiva y solidaria ante la pandemia de Covid-19, el canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón explicó que la vacuna Sputnik-V podría aplicarse en México en octubre próximo como parte de la fase tres de su ensayo clínico, si su protocolo es aprobado por la Secretaría de Salud (Ssa) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Durante la reunión de ministros de Relaciones Exteriores celebrada este jueves por videoconferencia, Ebrard reiteró la convicción del gobierno de México de que la cooperación internacional es indispensable para responder de manera efectiva a los retos globales que se enfrentan.

Al destacar el papel central de los organismos multilaterales y la necesidad de reforzar el compromiso colectivo con el diálogo y la construcción de consensos, el titular de la SER enfatizó que la visión del presidente Andrés Manuel López Obrador es que el acceso a la vacuna contra el coronavirus debe ser equitativo.

Ebrard también ofreció otra videoconferencia desde Moscú, Rusia, en el contexto de la presentación de resultados de Juntos por la Salud de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), en la que apuntó que el presidente López Obrador nos pidió que México participe en la fase tres de la vacuna rusa.

Según publicó este viernes el diario LA JORNADA, Tagir Sitdekov, vicedirector general del Fondo de Inversión Directa de Rusia, entidad encargada de la comercialización del biológico, expresó que de ser aprobado por las autoridades sanitarias, nuestro país podría participar en la fase tres con 500 mil voluntarios mexicanos, los cuales podrían ser elegidos entre la población de 18 a 60 años de edad.

El diario capitalino refirió que Sitdekov anunció que Moscú entregará a la Ssa los resultados de las fases uno y dos de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik-V, mismos que están próximos a publicarse en una prestigiosa revista científica, y remarcó que en Rusia ya inició la fase tres con 40 mil voluntarios, a quienes se les aplicará dos inyecciones diferidas por 21 días.

“Ayer (miércoles) tuvimos una presentación con la Ssa, respondimos todas sus dudas y les confirmamos que entregaremos la información que sea solicitada. Estamos interesados en coordinar el inicio de este estudio en México, tan pronto la Ssa nos dé la autorización para hacerlo”, apuntó.

A su vez, el canciller Ebrard Casaubón indicó que el protocolo de investigación de la fase uno y dos, que ya concluyeron, se enviará a México para su traducción y apostillado, documento que podría ser entregado la próxima semana al secretario de Salud, Jorge Alcocer, para su análisis.

Previamente, el titular de la Cancillería mexicana participó en la reunión con ministros del G-20, convocada por Arabia Saudita como presidente del grupo este año, y la cual tuvo el objetivo de entablar un diálogo sobre las prioridades globales frente a la pandemia.

Como un ejemplo de la solidaridad necesaria en el actual contexto, Ebrard destacó la colaboración para el desarrollo y la distribución de vacunas, particularmente, a la participación conjunta de México y Argentina, con la Fundación Slim, en el proyecto del antídoto desarrollado por la Universidad de Oxford y el laboratorio británico AstraZeneca, la cual se distribuirá en América Latina y el Caribe.

Además, convocó a mantener canales de comunicación abiertos entre todos los miembros del G-20, a fin de ajustar y, cuando sea posible, levantar las medidas temporales de contención que se han impuesto debido a la pandemia para lograr una recuperación económica incluyente y sostenible.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.