Doctorado en Micología Aplicada, único en México, ingresó al PNPC 

El Centro de Investigación en Micología Aplicada cuenta con 12 laboratorios, la mayoría equipados y acondicionados para el desarrollo de investigación.

UV

  • “Es un reconocimiento del Conacyt a la trayectoria del equipo de investigadores de este centro”: Guillermo Mendoza Cervantes
  • Pertenece al Centro de Investigación en Micología Aplicada de la Universidad Veracruzana; obtuvo el nivel de reciente creación.

Claudia Peralta Vázquez 

El Doctorado en Micología Aplicada de la Universidad Veracruzana (UV), único en su tipo tanto en México como en América Latina (AL), fue avalado por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) como un programa educativo (PE) de reciente creación, de acuerdo con el resultado dado a conocer en agosto pasado.

Este PE está adscrito al Centro de Investigación en Micología Aplicada (CIMA), organismo que dirige Guillermo Mendoza Cervantes, quien destacó la relevancia de este logro pues es un reconocimiento por parte del Conacyt a la trayectoria científica por alrededor de 30 años del grupo de investigadores que lo conforman.

“Este reconocimiento es un gran logro para nosotros, en México no hay doctorados con estas características, para la UV somos el primer posgrado de este tipo.”

Informó que el doctorado coordinado por César Espinoza Ramírez apenas inició actividades en febrero de 2020 con un total de nueve estudiantes que integran la primera generación, provenientes de las áreas de: química, biología, farmacología, agronomía, medicina, biotecnología y alimentos.

Su propósito está orientado hacia la formación de recursos que impulsen la generación, difusión y aplicación del conocimiento a corto, mediano y largo plazo en el campo de la micología y en beneficio de la sociedad.

Además de dedicarse a la investigación y a la docencia, los egresados podrán elegir diversos campos, entre ellos: química de productos naturales, biotecnología, aplicaciones en medicina, en ciencias alimentarias, ciencias agrícolas, biología, ecología y manejo de recursos naturales.

Las Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC) son: “Biotecnología e interacciones fúngicas” y “Química y actividades biológicas de compuestos fúngicos”, las cuales presentan un enfoque integrativo dirigido al estudio básico y a las múltiples aplicaciones de la micología con énfasis en la química y biotecnología de hongos, lo cual es una característica única y distintiva de la propuesta doctoral.

La primera LGAC busca integrar el conocimiento básico y aplicado derivado de las interacciones y las implicaciones biotecnológicas de los hongos, desde un punto de vista multidisciplinario y multitemático.

Incluye aspectos relativos a la salud, soberanía alimentaria, sistemas sociológicos, sustentabilidad, ambiente, así como la riqueza histórica y la bioculturalidad.

La segunda, se enfoca en el conocimiento básico y aplicado de compuestos fúngicos bioactivos, desde un punto de vista inter, multi y transdisciplinario.

Guillermo Mendoza Cervantes, coordinador del Centro de Investigación en Micología Aplicada.

Guillermo Mendoza señaló que estas LGAC engloban todo el trabajo que por muchos años ha liderado Ángel Trigos Landa, actual director general de Investigaciones de la UV, en materia de química y biotecnología de hongos micro y macroscópicos.

Mencionó que a lo largo de este tiempo han formado recursos humanos en las áreas de: biología molecular, taxonomía, biotecnología y química de hongos. Se han desarrollado diversos trabajos integrativos que van desde lo básico hasta lo aplicado.

“Somos un equipo de investigación pionero a nivel nacional, incluso en AL porque son muy pocos los grupos de trabajo que integran la química de metabolitos bioactivos de origen fúngico, principalmente con potencial medicinal.”

El núcleo académico básico de este posgrado lo integran 11 investigadores: Ángel Trigos, Rosario Medel Ortiz, César Espinoza, Guillermo Mendoza, Manuel Eusebio Medina López, Dora Trejo Aguilar, Thuluz Meza Menchaca, Jorge Ricaño Rodríguez, Jorge Manuel Suárez Medellín, Alejandro Salinas Castro y Rosa Irene Lagunes Apodaca.

En este sentido, el Coordinador del CIMA resaltó que el núcleo académico básico es una de las fortalezas del doctorado pues cada investigador cuenta con diferente perfil y especialidad, entre ellas: química de productos naturales, biotecnología, biomedicina, ciencias alimentarias, ciencias agrícolas, ecología, biología, diversidad y manejo de recursos naturales.

“Todos estos perfiles académicos promueven la acreditación de proyectos multidisciplinarios, además gracias a esto se pudo superar el reto que implicó ingresar al PNPC.”

Asimismo, comentó que el 100 por ciento de los miembros del núcleo académico básico pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), mientras que el 72 por ciento es perfil deseable del Programa para el Desarrollo Profesional Docente (Prodep).

Ahora, con el aval del PNPC, los esfuerzos se centrarán en dar continuidad a la labor de biología molecular y taxonomía. Por otra parte, las becas que ahora otorgará el Conacyt para los estudiantes significan un importante estímulo a su desempeño, sobre todo en este periodo de contingencia en el cual se han mantenido activos desde casa con trabajo y revisiones a distancia.

En materia de infraestructura, el CIMA cuenta con 12 laboratorios, la mayoría equipados y acondicionados para realizar investigación, hay espacios para académicos, estudiantes, personal administrativo y de mantenimiento.

A nivel nacional, mantiene vinculación académica con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Instituto Nacional de Ecología (Inecol), Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) e Instituto Politécnico Nacional (IPN).

También, con instituciones de educación superior extranjeras como: Universidad Nacional de San Martín, en Argentina; Universidad de La Laguna, en España, y Universidad Estatal de Moscú, en Rusia. Con estas dos últimas se cuenta con convenios de colaboración vigentes.

“Somos un equipo pionero en AL, esperamos llegar más lejos, a la internacionalización.”

La vinculación también se ha dado con la sociedad, especialmente con el sector agrícola para establecer un manejo integral de las enfermedades y plagas emergentes que afectan cultivos de importancia económica.

Añadió que el doctorado espera ofertarse para febrero del próximo año. De esta forma, la segunda generación ingresaría en agosto de 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.