#ApuntesEconómicos Economía energética y el gato gigante de Tesla

Por Edgar Sandoval Pérez

En 1859, un niño de 3 años observa curiosamente como en un día particularmente seco, al acariciar el lomo de su gato “Mácak” salen unas chispas. El niño asombrado le pregunta a su padre que era, a lo que su padre le responde, es energía eléctrica, como la que ves en los árboles cuando hay tormenta, a lo que el niño respondió. ¿Entonces la naturaleza es un gato gigante y es dios quien lo acaricia?

Hay básicamente 3 formas de generar energía eléctrica:

La primera es mediante recursos no renovables como carbón, gas o petróleo.

La segunda es mediante energía nuclear.

La tercera es con recursos renovables como, energía solar, eólica, hidráulica, geotérmica, etcétera.

En México el 44% de la energía eléctrica es generada por privados, mientras que el 56% corresponde al gobierno federal, como sabemos la industria eléctrica se considera como un sector estratégico para el desarrollo de la nación, motivo por el cual se encuentra controlado por el Estado. Sin embargo, cada día se convierte en una problemática el mantenimiento de los precios del servicio. Esto por que aproximadamente el 46% del costo es subsidiado por el gobierno federal mediante la recaudación fiscal, lo cual ha venido ocasionando un gran déficit fiscal, el cual termina siendo subsanado con la emisión de deuda.

Con un hueco fiscal que ascenderá a más de 70 MMDP, es sumamente importante para el gobierno ya sea eliminar este hueco o mínimo disminuirlo, ya que se muestra una tendencia al alza, esto debido a que el año pasado el subsidio fue de 52 MMDP, y este aumento un 31%, con lo cual vemos se ha ido expandiendo. Lo que nos lleva a ver el por qué del aumento, y esto obedece básicamente a dos puntos, el primero a la variación en la materia prima para la generación de la energía, es decir, los precios del carbón, el gas natural y el petróleo (esto bajo un esquema de producción con recursos no renovables que es del 76% de la producción total), y en segundo termino obedece a el aumento del consumo por parte de los particulares, lo que lleva a un aumento en el subsidio, es decir entre mas energía se consume, el Estado aporta más.

Y si bajo la óptica de que los subsidios energéticos están orientados hacia la población mas vulnerable, vemos que en este caso no aplica de forma óptima, ya que la población que consumen más energía eléctrica obedece a que tienen más aparatos electrónicos como Aires acondicionados, televisores, refrigeradores, etc. con lo cual su consumo es mayor, y la población que tiene la posibilidad de tener varios de estos aparatos eléctricos, su poder adquisitivo es mayor y podrían tener la capacidad de solventar si bien no todo el subsidio, al menos si la mitad, con lo cual podríamos tener un ahorro de más de 35 MMDP, los cuales se pueden utilizar en diversos sectores con gran precariedad.

Por otro lado, el mercado energético se rige a la regla que dicta que el orden de uso de la electricidad se define con base al costo de generación, un punto muy lógico en el que toda empresa busca producir a menor costo. Sin embargo, ocurre algo curioso en el mercado mexicano, donde el gobierno esta optando por producir energía a través del carbón, si tomamos en consideración que es mucho mas barato producir energía mediante gas natural, o las plantas hidroeléctricas y eólicas (las cuales además son renovables y no contaminan). No se entiende la lógica de esta decisión, que además de ser mas cara, contamina mucho y la misma inercia del mercado la tiene en cuarto lugar como opción generadora de energía con un 5.2% de la producción total, y con una tendencia en disminución del 3.8% con respecto al año anterior.

Sino se atiende de manera objetiva y sobre todo con una visión tanto a corto como a largo plazo, el sector energético provocará un hueco fiscal superior a los 100 MMDP el próximo año, con el cual el costo de oportunidad para el desarrollo será altísimo.

Y pensar que todo esto vino por acariciar un gato.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.