Anuncian SHCP y CNBV nuevo plan de alivio a deudores de la banca

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunciaron un programa de apoyo a los deudores de créditos bancarios que perdieron su empleo o resintieron una disminución en el ingreso en meses recientes a causa de la pandemia, el cual incluye reducir 25 por ciento las mensualidades, ampliar el plazo de la deuda y bajar la tasa de interés originalmente contratada.

Este programa entró en vigor desde ayer miércoles, una vez que concluyó el plan de alivio que se puso en marcha en abril que consideraba aplazar por cuatro y hasta seis meses el pago de mensualidades sin el cobro de intereses moratorios ni enviar reporte negativo en el Buró de Crédito.

Las nuevas medidas anunciadas por la CNBV y la SHCP consisten en que los clientes afectados por la pandemia del Covid-19 puedan reducir, por lo menos, 25 por ciento el pago de sus mensualidades con el banco y ampliar 50 por ciento el plazo de liquidación de la deuda.

“Estamos buscando que dichas reestructuras cuenten con una disminución de tasas de interés, ampliaciones de los plazos de los créditos…. Todas estas reestructuras se deben basar en una nueva evaluación de la capacidad de pago de los acreditados; los bancos tienen la obligación de tener sus expedientes de crédito completo y tienen que llevar a cabo las evaluaciones de pago de sus acreditados”, dijo en videoconferencia Juan Pablo Graf Noriega, presidente de la CNBV.

De ser el caso, los clientes podrán negociar quitas de capital con las instituciones de crédito. No contempla la consolidación de deudas.

Graf Noriega refirió que las nuevas medidas van dirigidas a los clientes que entraron al primer plan de alivio o para otros que pudieron estar bien al principio de la pandemia, pero tuvieron un deterioro en los meses recientes.

MARCA BLANDA EN BURÓ DE CRÉDITO

En cuanto al Buró de Crédito, se puntualizó que este nuevo programa tendrá un impacto menor en el historial crediticio de los clientes, pues es importante que los esfuerzos que se hagan de los deudores para mantenerse al tanto de sus créditos, que se vieron reestructurados por la pandemia, tengan un tratamiento especial en las sociedades de información crediticia, precisó Graf Noriega.

Todos los créditos que se reestructuren en adelante y que durante la pandemia se hayan mantenido puntuales en su pago y sean cartera vigente no tendrán marca en las sociedades de información crediticia. Los créditos que estaban vigentes, pero no al corriente de sus pagos, tendrán una marca que no es la tradicional de incumplimiento, sino una más suave derivada de la contingencia de Covid-19, puntualizó.

Para los créditos que han sido puestos como cartera vencida derivado de la pandemia, pero que se reestructuren, permanecerán en cartera vencida mientras no haya evidencia de pago sostenido, y serán marcados en el Buró.

EL PRIMER PROGRAMA FUNCIONÓ: SHCP

Por su parte, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, dijo que el primer programa de alivio ya cumplió su objetivo.

Se tiene registro de 8 millones 622 mil 159 créditos que se apegaron a este primer paquete de medidas de los clientes de la banca, que incluyó tarjetas de crédito, financiamiento a pequeñas y medianas empresas, hipotecas, entre otros.

Tenemos que pensar en medidas adicionales que permitan ir reordenando el sistema financiero mexicano, aclaró el titular de la SHCP.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.