Línea caliente

Línea Caliente

Cuitlahuagate

Por Edgar Hernández*

Mi familia expresa su más profundo agradecimiento a quienes nos presentaron sus condolencias por la muerte de nuestro amado Roberto. ¡Gracias, muchas gracias!

A la par de la revelación de audios en donde se da cuenta del desvío de recursos públicos de parte del gobernador Cuitláhuac García para la campaña interna de Morena y frenar a Mario Delgado, el presidente López Obrador, de nueva cuenta, insiste en la honestidad del mandatario veracruzano.

Es una ceguera intencionada que irremediablemente lo está llevando al descrédito ciudadano, particularmente en Veracruz donde sí sabe qué clase de gobierno tenemos.

Hoy por lo pronto, una vez más, queda sembrada la duda en torno a la salud mental del señor presidente quien en su treceava visita a la entidad terminó dando discursos en solitario, dirigiéndose a la nada, exponiendo argumentos vacíos y defendiendo lo indefendible.

Y es que hoy no queda la menor duda que la parálisis de Veracruz, el subejercicio presupuestal y los nuevos préstamos multimillonarios del gobierno del estado, son la más clara muestra de a dónde va a parar el dinero público, a causas partidistas que no son las nuestras.

Por lo pronto ya hay una denuncia pública y un reclamo de los partidos políticos –PAN, PRD, PRI- de que se investigue y lleve a sus últimas consecuencias este asunto del “Weatergate Totonaca” ya que no se puede ser candil de la calle cuando la angustia social apremia.

Hoy en el ánimo veracruzano queda el convencimiento de que Cuitláhuac estaría aportando recursos públicos del gobierno para apoyar la campaña de Porfirio Muñoz Ledo, hacia la dirigencia nacional de Morena, tras la revelación de un audio difundido por el periódico Reforma éste 24 de septiembre.

Se trata, de en una conversación entre Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, Arturo Alcalde, esposo de ésta, y Alfonso Ramírez Cuéllar, Presidente Nacional de Morena.

En ella se cuenta de presuntas aportaciones de dinero de parte de varios gobernadores, entre ellos el veracruzano.

El audio filtrado –según nos describe el columnista Marco Antonio Aguirre en “Místicos y Terrenales”- expone a Cuitláhuac García tras detallar porque cada vez que llega alguno de los aspirantes a la dirigencia nacional de Morena, el gobernador y todo su gabinete les hacen el vacío, tal como ocurrió con la reciente visita de Mario Delgado, puntero en las encuestas para la dirigencia nacional de Morena.

Ese audio descobija la presunción de que Cuitláhuac García está utilizando recursos públicos del gobierno del estado de Veracruz, porque al principio del mismo se escucha cuando anotan que:

“Nos reunimos Clara (Brugada, alcaldesa de Iztapalapa en la Ciudad de México), Claudia (Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México), Cuitláhuac (García, gobernador de Veracruz) y yo”.

Incluso Bertha Luján pregunta ¿Cuitláhuac, el de Veracruz?

A esto le sigue un silencio, pero nunca una negativa y después la aceptación tácita de que sí, de que es Cuitláhuac el de Veracruz.

“También está en la idea de empujar ya, de ponernos de acuerdo para ganar toda la cuestión electoral”.

En esa reunión que narran con “Clara, Claudia y Cuitláhuac”… “ahí se reforzó lo de Citlalli, lo de Porfirio, pues se le está metiendo recursos”.

Así, la imagen del “honesto” gobernador de Veracruz sufre un golpe más, cuando sus mismos aliados políticos evidencian que utiliza recursos públicos para apoyar a sus candidatos a la dirigencia de Morena.

Habrá que recordar que tanto en el caso de Mario Delgado, como en el de otro de los aspirantes a dirigir Morena a nivel nacional, Alejandro Rojas Díaz Durán, se han comprometido a regresar la propuesta de “Revocación del Mandato” echada abajo en Veracruz por la vía constitucional por el propio Cuitláhuac.

El miedo pues, no anda en burro.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.