Miguel Alemán Jr. se niega a reconocer fallo de árbitro internacional a favor de sus socios españoles en Radiópolis

El Grupo Prisa, de capital español, informó que la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en París, Francia, determinó que Corporativo Coral –del empresario Miguel Alemán Magnani– debe cumplir con el acuerdo que firmaron previamente en relación con su sociedad en Radiópolis; sin embargo, el consorcio del hijo del ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, aseguró que esta resolución no es válida en territorio mexicano.

Como se sabe, desde hace dos meses la empresa española y Corporativo Coral enfrentan una disputa por el control de Radiópolis, luego de que la familia Alemán Magnani comprara a Televisa 50 por ciento de las acciones de la red de radiodifusoras.

Coral, que es parte de Grupo Alemán, argumenta poder asumir el control de Radiópolis dado que la Ley de Inversión Extranjera señala que ningún foráneo puede tener la mayoría en empresas de sectores clave.

En tanto, los accionistas españoles de Prisa aseguran no querer asumir el control de la compañía sino que pide que Coral respete un contrato que firmaron previamente.

En este contexto, el grupo ibérico informó que logró un fallo a su favor emitido por una árbitro de emergencia de la Corte Internacional de Arbitraje de la CCI, en el que se obliga a Coral a cumplir el contrato y a cubrir los gastos legales que ascienden a 40 mil dólares, cerca de un millón de pesos.

Luis Alfonso Cervantes, abogado externo de Corporativo Coral, explicó al diario LA JORNADA que la decisión de la árbitro no es legal ni correcta al no poderse ejecutar en México, dado que, por una parte, el conflicto se debe litigar en tribunales ordinarios, es decir, ubicados en el país.

Además, puntualizó que no se puede aplicar el contrato al que se alude porque la Ley de Inversión Extranjera indica que el control de una empresa de un sector estratégico debe estar en manos de mexicanos.

Según explicó el abogado de Coral, el arbitraje ya no es una opción porque Prisa intentó cinco juicios ordinarios mercantiles, que implica que cuando hay una relación entre dos partes y hay una cláusula arbitral, las dos partes se tienen que ir al arbitraje, pero si una parte intenta una acción en un tribunal del Estado, y la otra concurre a ese tribunal, se interpreta como la decisión de las partes de litigar sus controversias en los tribunales ordinarios.

Por su parte, Prisa difundió que el arbitraje extraordinario internacional ordenó a Coral que ejecute y ciña su conducta de socio a lo pactado en el contrato de accionistas dentro de los 10 días naturales siguientes a la notificación de la orden.

También informó que solicitó ante la CCI una primera resolución sobre su disputa con Corporativo Coral, ante las supuestas asambleas de accionistas organizadas de forma irregular por dicha empresa.

En esas asambleas, Corporativo Coral destituyó a directivos de Radiópolis, además de imponer cambios en la composición de su Consejo de Administración, que preside Miguel Alemán Magnani.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.