Prosa aprisa

Prosa aprisa

Singular conteo en el Sector Salud

Arturo Reyes Isidoro

El chiste se lo escuché hace ya una buena cantidad de años a Raúl Torres Jiménez, un compañero con el que compartí, también muchos años, tareas en la Coordinación General de Comunicación Social.

Dos tipos discutían acerca de quién tenía mejor puntería y destreza y, enfrascados como estaban, en eso pasó zumbando un mosquito y empezó a dar vueltas en el espacio en el que estaban.

Uno de ellos vio entonces una tijera y sin pensarlo más la tomó y lanzó un tijeretazo al aire. Para sorpresa del otro vio cómo el diminuto insecto, partido en dos, se vino abajo. ¡Ya viste! ¡Ya viste!, empezó exclamar en plan victorioso.

Eso no es nada, le respondió el contrincante. Entonces apareció otro mosquito y el rival, igual, tomó la tijera y lanzó su respectivo tijeretazo. ¡Pero el díptero continuó volando! ¡Ya ves, ya ves!, le dijo el otro en plan de superioridad. ¿Qué? Tengo mejor vista y tino que tú. ¿No te diste cuenta? Ese mosquito nunca será papá, le respondió presumiendo. ¡Al vuelo le había cortado los dídimos!

Un boletín de prensa del Gobierno del Estado me hizo recordarlo ayer: “Durante los primeros ocho meses del año, la Secretaría de Salud (SS), a través de la Jurisdicción Sanitaria VIII de Veracruz, eliminó más de 2 millones 372 mil 395 huevecillos del mosco Aedes aegypti y permanecen en vigilancia 6 mil 500 ovitrampas”.

¡Ah, carrachos!, me dije. Confieso que no soy sanitarista ni voy pa’alla y no tengo la más vaga idea de cómo es que cuentan los huevecillos de los moscos, que deben ser microscópicos. ¡Y uno a uno!, por la precisión de la cifra: 2 millones 372 mil 395, ni uno más ni uno menos. ¡Chin! Ahora me explico porqué las carencias y la desatención en los hospitales de Veracruz: ¡Ramos Alor se la pasa contando huevecillos de moscos!

Ahí viene la Boa

Mientras que en Morena traen una batalla campal por la dirigencia nacional y las dirigencias estatales, incluida la de Veracruz, el Bloque Opositor Amplio (BOA) de los principales partidos de oposición ya casi toma cuerpo, esto es, acuerdan alianzas, y están felices viendo desde la barrera cómo se destrozan los pupilos de AMLO.

Ayer, el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Sergio Cadena Martínez, adelantó en declaraciones que ya casi es un hecho que PAN-PRI-PRD contenderán con candidatos comunes para las diputaciones y las alcaldías, aunque no descartó que se les sumen otros institutos políticos, lo que les garantizaría más fuerza y más votos.

Solo siete meses y lo que resta de octubre quedan para ir, el primer domingo de junio, a las urnas. El anuncio del dirigente del partido del sol azteca es reflejo del tejido político que han estado haciendo, bajita la mano, durante meses, y cuando dice que ya casi es un hecho es porque es un hecho.

A esa alianza habrá que sumarle la Iglesia católica, a disgusto con muchas decisiones y reformas legales tomadas y aprobadas por los gobiernos  morenos, más el grueso, por no decir que todo, del sector empresarial, que, así lo persiga o lo presione o lo amenace la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), va a ir para adelante y dará todo su apoyo para sacar a “esos”, así dicen, del poder.

La declaración de Cadena Martínez es muestra también de que han resistido los embates del Palacio de Gobierno para desarticularlos, pues, que se sepa, los dirigentes opositores han estado sometidos a coqueteos, caricias cuchi cuchi, cantos de las sirenas, cañonazos, presiones y hasta veladas amenazas para que doblen las manos, pero se advierte que han sabido resistir.

La alianza, que se sepa, está avalada por sus dirigencias nacionales, que han sabido sortear con éxito sus diferencias históricas e ideológicas (cuando las hubo).

Las primeras encuestas ya sobre el proceso electoral y sus posibles resultados arrojan que, a diferencia de 2018, Morena ya no ganará de todas todas las diputaciones federales, ahora lo más valioso en disputa porque los morenistas las necesitan para que el presidente López Obrador pueda mantener el control del Congreso, que es decir, para que pueda hacer y deshacer a su antojo, y los opositores para amarrarle las manos y frenarlo.

Según las primeras mediciones, el PAN, el más fuerte opositor, ganaría siete diputaciones federales, pero con sus aliados aumentaría la cifra a trece, esto es, más de la mitad del total de veinte que son. Las diputaciones locales tampoco las ganará ya todas Morena, de acuerdo a las encuestas.

En cuanto a las alcaldías, no ven que los morenos rebasen el número de 18 que consiguieron en la pasada elección municipal, con el serio riesgo de que pierdan las plazas más importantes que consiguió, como Xalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán y Poza Rica.

Ayudará a la oposición no solo la división de los morenos sino también los pobres desempeños del Gobierno del Estado y de la mayoría de sus gobiernos municipales, la casi nula productividad de sus diputados, los escándalos en el Congreso local y muchas de las decisiones del Gobierno federal.

Otro factor que se añadirá es el divorcio de los morenos con la mayoría de los medios más leídos y que hacen opinión pues, al igual que el gobierno yunista, le están apostando casi todo a las redes sociales y a unos cuantos aliados de medios escritos, electrónicos y televisivos.

Sobre esto último en cambio la oposición, casi toda, mantiene ya contacto con la mayoría de los medios, que jugarán un papel determinante.

Así como la oposición de Xalapa dice que el mejor aliado que tiene es el alcalde Hipólito Rodríguez, la del resto del Estado sostiene que su mejor aliado es la profunda división de Morena como partido.

Asoman nuevas figuras, jóvenes

Así como el gobernador está empeñado en que su candidata a presidenta municipal de Xalapa sea la actual diputada federal, Dorheny García Cayetano, muy joven ella, aunque con la pesada losa que representa la imagen de Hipólito Rodríguez, otros partidos alistan también jóvenes para postularlos.

En Emiliano Zapata es alta la posibilidad de que el abanderado del PRD sea el joven Aquiles Moreno Solano, bastante conocido en el municipio por su trabajo casa por casa desde por lo menos hace dos años y por la estimación que gozan sus padres en la demarcación, mientras que en Alto Lucero, Movimiento Ciudadano postulará a una joven valiosa y con mucha experiencia política, María Elena Córdova Molina.

Esta joven, de origen campesino, pudo prepararse y escalar peldaños hasta el nivel nacional lo mismo en el PRI, su partido de origen, que en dependencias federales.

A ella apenas el sábado pasado el senador Dante Delgado la instaló como delegada especial en Alto Lucero, y al joven Miguel Castillo, exalcalde de ese municipio, como coordinador del distrito federal 08, por el cual participará como candidato a diputado federal.

Así, pues, mientras que en Morena se pelean entre sí, el resto de la oposición trabaja ya de lleno en sus preparativos para la gran batalla electoral que viene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.