Apuntes

APUNTES
Manuel Rosete Chávez
“Nosotros vamos a ir solos, no
nos vamos a sumar a membretes”
Dante Alfonso Delgado

El narcoestado mexicano

Cinco mandos en activo, entre ellos el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, forman parte del equipo que tuvo bajo su mando el general Salvador Cienfuegos Zepeda, detenido en Los Ángeles, Estados Unidos, por una investigación de narcotráfico.

De acuerdo con documentos del Ejército, el actual titular del Ejército, Luis Crescencio Sandoval, estuvo adscrito a la Cuarta (como la 4T) Región militar en el sexenio pasado. El subsecretario de la institución, André Georges Foullon Van Lissum, fue el comandante de la Tercera Región con Cienfuegos. Agustín Radilla Suastegu, Oficial Mayor de la Sedena, comandaba la Séptima Zona Militar en el sexenio pasado.

Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, dirigió la Décima Zona Militar, mientras que Gabriel García Rincón, Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea fue el encargado de la Segunda Región Militar en la administración de Salvador Cienfuegos.

Ante estos sorpresivos acontecimientos, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, en la conferencia de prensa en Palacio Nacional, se apuró a afirmar que los elementos que estén involucrados en las investigaciones, serán separados del cargo. El mandatario aclaró que él le tiene confianza al actual secretario de la Defensa, que él lo nombro, y no a Salvador Cienfuegos Zepeda.

Lo cierto es que este escandaloso asunto, que ha despertado la indignación de personajes como Diego Fernández de Ceballos quien en un video subido a redes exigió la pronta aclaración, y la presentación de pruebas (si las tienen) sobre las acusaciones que le hace “la corrupta DEA” al honorable general Cienfuegos, quien cuenta con cincuenta años de servicio ejemplar, por lo que no es posible que lo estén relacionando con asuntos tan denigrantes como son el narcotráfico y el lavado de dinero.
Y si, lo que se pone en riesgo es la permanencia en el imaginario colectivo, de una de las únicas dos instituciones que le quedan al país; el ejercito mexicano, la otra es el clero.

Según trascendió a los medios, tras la detención del ex secretario de la defensa Salvador Cienfuegos, fue por una grabación en poder de la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) de una conversación telefónica entre el general Cienfuegos Zepeda con presuntos líderes de una organización del crimen organizado, es la prueba central en poder del gobierno de Estados Unidos para acusar de narcotráfico y lavado de dinero al exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena).

A principios de este año funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos confiaron a un periódico estadunidense de circulación nacional la existencia de la “Operación Padrino”, como bautizaron a la investigación por narcotráfico contra Cienfuegos.
“Contamos con una grabación interceptada que implica directamente al general (mexicano) con el tráfico de drogas”, expusieron en su momento fiscales federales al rotativo estadunidense.

Por tratarse de una investigación en curso, los fiscales pidieron no publicar en ese momento que la DEA tenía en la mira al general Cienfuegos. Advirtieron que hacerlo podría implicar acciones legales contra los reporteros por “obstrucción de justicia”, pues difundir detalles de un expediente judicial sellado puede derivar en complicidad con el acusado ya que se le alertaría sobre las imputaciones en su contra.

La pesquisa sobre las supuestas relaciones de Cienfuegos data de hace por lo menos 10 años o más cuando el militar estaba asignado a la IX Región Militar en Acapulco, Guerrero, y se corrobora con imputaciones recientes en el periodo 2015-2017, cuando fue secretario de Defensa durante el gobierno de Peña Nieto.

Para confirmar su respaldo a las fuerzas armadas del país, el presidente López Obrador, durante un recorrido que hizo por las obras de construcción del nuevo aeropuerto civil y militar de Santa Lucía, agradeció al Ejército por las misiones que le ha encomendado y actualmente ejecuta.

“Quiero reconocer el apoyo que el gobierno que encabezo recibe de las Fuerzas Armadas, en particular el apoyo, el respaldo del general secretario. El general secretario ha actuado con honestidad y con lealtad a las instituciones y sobre todo, con lealtad al pueblo de México”, dijo López Obrador acompañado por Sandoval González… Por algo, tras desaparecer el Estado Mayor Presidencial y participar, a petición de los altos mandos castrenses, en una reunión privada, López Obrador ha ido entregando al ejército todo: operatividad de aduanas; construcción del aeropuerto, como si fuera empresa privada; funciones que eran privativas de las corporaciones policíacas estatales y municipales y las tareas de cuidado de su persona, como las que hacía el Estado Mayor Presidencial, y todo lo que se le ocurre entregar a las poderosas fuerzas armadas que, como vemos, sus altos mandos están relacionadas (lideran) las más peligrosas bandas delictivas del país al que han convertido en un narcoestado, y AMLO lo sobrelleva con tal de ser el presidente de este infortunado país.

REFORMA opina, hay desconfianza en AMLO

Una opinión que se volvió referente obligado de los asuntos del país, es la sección Templo Mayor, que publica el diario de circulación nacional REFORMA. Y en cuanto a este escandaloso asunto del general Cienfuegos, en una parte de ese editorial se afirma:
“POR MÁS que el discurso oficial reitere que la cooperación de México y Estados Unidos en materia de seguridad atraviesa por uno de sus mejores momentos, la manera en la que fue detenido Salvador Cienfuegos deja ver un panorama bien distinto.”
“COSA de ver que la orden de captura en contra del extitular de la Sedena fue emitida por un Gran Jurado en agosto de 2019 y las autoridades estadounidenses prefirieron esperar un año y dos meses hasta que el general cruzó la frontera para aprehenderlo en vez de pedirle al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que hiciera la detención en territorio mexicano.”
“QUIENES saben de esos asuntos consideran que ese hecho demuestra el alto nivel de desconfianza que tienen de aquel lado de la frontera en las autoridades mexicanas, a quienes no les pidieron apoyo y ni siquiera les comunican sus planes.”
“DICEN que la mula no era arisca, pero vaya que la hicieron justo hace un año, cuando en octubre del mismo 2019, las Fuerzas Armadas de México atraparon y luego dejaron libre por orden del mismísimo presidente a Ovidio Guzmán, quien es requerido por la justicia estadounidense y, hasta hoy, sigue suelto.”
Esa es la visión que tienen los medios de comunicación más importantes de México, desde el altiplano, aquí es muy difícil elaborar una hipótesis acertada pues se carece de los elementos suficientes.

REFLEXIÓN

Le enviamos un afectuoso saludo al político Tuxtleco Nemesio Domínguez Domínguez, quien, tras haber sido secuestrado, junto con dos de sus colaboradores, y negociado su liberación, fue dejado en libertad, sano y salvo. Difíciles momentos le han tocado vivir al político veracruzano, quien se suma a las víctimas de las innumerables bandas delictivas que operan con toda impunidad en la entidad. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.