Van sobre exfuncionarios de Veracruz que desviaron fondos federales del fideicomiso de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014

El presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República realizar, en un plazo de tres meses, una amplia auditoría a los 109 fideicomisos que el Congreso de la Unión desapareció hoy, y pidió que todas las evidencias de mal manejo sean presentadas en forma de denuncias penales ante la Fiscalía General de la República (FGR), entre cuyos casos fue expuesto en la conferencia mañanera de este miércoles el desvío millonario del fideicomiso de los Juegos Centroamericanos y del Caribe organizados en Veracruz en 2014, durante la administración del ex gobernador priista Javier Duarte de Ochoa.

“He ordenado que se inicien trámites para que se lleven a cabo una auditoría amplia a todos los fondos de estos fideicomisos y que frente a evidencias de mal manejo se presenten denuncias penales. Tres meses durarán estas investigaciones. Hoy empezamos de manera general y se seguirá informando”, dijo López Obrador en la conferencia de prensa de esta mañana en Palacio Nacional, en la que correspondió al ex gobernador de Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima, actual director del Canal 11 de televisión, detallar el caso del fideicomiso de los Juegos Centroamericanos y del Caribe realizados hace seis años en Veracruz.

Álvarez Lima explicó que este fideicomiso manejó 1,873 millones de pesos de fondos federales, que representaron el 96 por ciento del total, y que el Gobierno de Veracruz sólo aportó el 4%, esto es, 80 millones de pesos. El fiduciario fue Scotiabank.

Entre las irregularidades, mencionó que “se concentró el capital en un fondo que popularmente se le llamó la ‘licuadora’, donde se mezclaron todos los recursos federales y estatales y se dispuso de ellos de manera arbitraria y discrecional”.

“Se desconoce el destino y uso final de 867 millones de pesos, el 44 por ciento; no existen ninguna documentación. La mayoría de las obras de infraestructura se entregaron inconclusas y algunas nunca se utilizaron como las villas. Muchos atletas, entrenadores e invitados fueron ubicados en hoteles de paso porque no había donde hospedarlos.

“Además se asignaron recursos para obras faraónicas como la construcción del palco presidencial del estadio ‘Luis Pirata Fuente’ y la remodelación del centro de negocios del World Trade Center (WTC) de Boca del Río. No se realizó ninguna evaluación técnica de la sobras de infraestructura por 684.7 millones de pesos y se adjudicaron 1,308.5 millones de pesos sin apego a los requerimientos normativos del gobierno federal”.

Además sacó una lista de obras que aseguró no se encontraron terminadas, entre ellas la Villa Centroamericana, la remodelación del estadio “Luis ‘Pirata’ Fuente”, la Arena Veracruz, el Centro Acuático, el pabellón de frontón, el estadio de beisbol “Beto Ávila”, el edificio del estacionamiento verde, la rehabilitación del Instituto Veracruzano del Deporte y la remodelación inconclusa del parque de patinaje.

 

“Este fideicomiso es una prueba viviente de la corrupción que existió en el manejo de recursos federales a través de esta figura. Financiar la organización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe a través de un fideicomiso federal-estatal resultó un desastre deportivo, financiero y mediático. Una vergüenza para el país”, concluyó el ex mandatario tlaxcalteca.

EXHIBEN OTROS CASOS

Además, en la misma conferencia mañanera de este miércoles, María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dio a conocer que de 2013 a 2018, el 44 por ciento de los recursos fueron destinados a empresas privadas o institutos extranjeros.

La titular del Conacyt dijo que también hay 35 fideicomisos conocidos como Fondos Mixtos (Fomix), en los cuales el 80 por ciento de los recursos se destinaron para obras de infraestructura y sólo el 8 por ciento se aplicó para investigación, para ciencia básica.

Informó que el 55 por ciento fueron destinados a 10 estados y que además 46 resultaron auténticos “elefantes blanco”, pues son obras inconclusas o sin equipamiento.

Como ejemplo señaló el caso del Centro de Innovación y Desarrollo Espacial, en el Estado de México, al que se destinaron 80 millones de pesos y la obra no cumple con lo planeado.

El costo de administración de estos fideicomisos, añadió la funcionaria, cuestan 500 millones de pesos anuales.

Otro fideicomiso que se dio a conocer, ahora presentado por también por José Antonio Álvarez Lima, director general de Canal 11, fue el del programa de Bebederos Escolares, el cual tiene graves irregularidades, pues la mayoría están en condiciones de inservibles.

Por su parte, Rodolfo González Valderrama, director general de Radio, Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación (Segob), dio a conocer el caso de una donación de recursos públicos a fundaciones privadas en Estados Unidos, a través del Instituto de los Mexicanos en el Extranjero (IME-SRE).

Las Fundaciones son: Parents Alliance y AEM-USA y tienen una vinculación con la plataforma Juntos Podemos, cuya presidenta honoraria fue la ex candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota. Juntos Podemos recibió 73 millones de dólares.

El presidente López Obrador dijo que estos ejemplos son apenas el prólogo, la introducción, de la corrupción. “Vamos a profundizar, porque esto es una muestra de la corrupción que imperó y por ello las resistencias a que desaparezcan los fideicomisos”, dijo el mandatario. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.