SUMARIO

“Francesco”

Gustavo González Godina

El “papa” Francisco, así entre comillas, declaró que apoya las uniones de personas del mismo sexo, es decir, de homosexuales. Por eso las comillas, porque no puedo llamarle Papa a quien no respeta lo que dice la Biblia sobre este tema.

El mismo “papa”, que dijo en una entrevista que a los niños homosexuales había que llevarlos al psiquiatra, mostró una visión diametralmente opuesta en un documental donde se refiere a la posibilidad de que dos personas del mismo sexo formen una familia, un tema que la Iglesia católica ha rechazado desde siempre.

El documental se llama “Francesco” y fue dirigido por el cineasta ruso, judío y homosexual (por supuesto) Evgeny Afineevsky y se estrenó este miércoles en el Festival de Roma. En él Jorge Mario Bergoglio dice: “Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Lo que tenemos que hacer es crear una ley de uniones civiles. Así están cubiertos legalmente. Yo apoyé eso”.

“Francisco” apoya eso, la unión civil entre dos hombres o entre dos mujeres “para que estén cubiertos legalmente”, dice. Pero ¿qué dice la Biblia sobre la homosexualidad?

En el Levítico 18:22 dice: “No te acostarás con un hombre como si te acostaras con una mujer”. Y más adelante, en el mismo libro (Levítico 20:13) dice “Si alguien se acuesta con un hombre como si se acostara con una mujer, se condenará a muerte a los dos, y serán responsables de su propia muerte, pues cometieron un acto infame”.

Personalmente no tengo nada en contra de que un hombre se acueste con quien se le pegue la gana, con hombre, mujer o bestia, de lo que estoy en contra es del exhibicionismo de algunos, lo que incluye desfiles del orgullo gay, certámenes para elegir a mis gay, y su exigencia de derechos para vivir como marido y marido, o como mujer y mujer, y no como marido y mujer que es lo normal. Y ahí no para la cosa, como no se pueden reproducir, quieren también el derecho de adoptar niños para pervertirlos y así formar una familia de pervertidos. ¿Esa es la familia a la que tienen derecho según Bergoglio?

En la Epístola a los Romanos 1:26-27, San Pablo escribe: “Por eso Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Incluso sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra naturaleza; y de la misma manera los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres cometen actos vergonzosos y sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión”.

¿No ha leído a San Pablo el “papa” Francisco? En la Primera Epístola a los Corintios 6: 9-10, el Apóstol de los Gentiles, el que propagó más que ningún otro el mensaje de Jesucristo, dice: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores heredarán el reino de Dios”.

Claro que todas estas referencias bíblicas a la homosexualidad, son ahora, en las décadas recientes, interpretadas de diferentes maneras, cada filósofo, teólogo o estudioso, las interpreta poniendo por delante su preferencia sexual, y así minimizan y hasta les dan la vuelta a dichas menciones en la Biblia, ¿pero Francisco…?

Alexandre Awi M., Licenciado en Teología por la Philosophisch – Theologische Hochschule, Vallendar, Alemania, dice: “Todos los teólogos moralistas recurren, como no podía ser de otra forma, a la Biblia. Sus resultados, sin embargo, son bastante diversos. Este es el verdadero “caballo de batalla”. Para unos la reprobación moral de la homosexualidad no es discutible si queremos ser fieles al dato revelado. Para otros, los testimonios bíblicos del Antiguo y del Nuevo Testamento, bien leídos, no son definitivos. Y en consecuencia el tema sigue abierto. El problema de fondo que “pena” en las reflexiones de los teólogos moralistas es, en definitiva, el siguiente:

“Si la referencia bíblica se diluye, la praxis pastoral se modifica. Si la cobertura bíblica no es ‘negociable’, el tratamiento pastoral tiene sus límites. El lógos condiciona el ethos, y el ethos condiciona la ‘praxis’ pastoral”

Claro que la referencia bíblica no se diluye, está bastante clara y es contundnte, por lo tanto la praxis pastoral no se debe modificar. ¿Quién es Francisco para modificarla?, ¿es realmente el Papa? Claro que la cobertura bíblica no es negociable, por lo tanto el tratamiento pastoral tiene sus límites. Jorge Mario Bergoglio debería respetarlos…

Y no hemos llegado a Sodoma y Gomorra. Hay varios intentos de interpretación exegética del Génesis 19, 1-29, que es de los textos más clásicos para el rechazo de la homosexualidad. Tradicionalmente se ha asociado la causa de su destrucción con el “pecado contra la naturaleza”, que toma su nombre de este relato y les llama a los homosexuales “sodomitas” (o “sodomía” a la práctica de la jotería), para referirse a lo que hoy llamamos homosexuales (u homosexualidad).

Esto fue lo que provocó, según la Biblia, la destrucción de Sodoma y Gomorra. El relato dice: “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos y se inclinó hacia el suelo y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies; y por la mañana os levantaréis y seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron: No, que en la calle nos quedaremos esta noche”.

Mas él (Lot) porfió con ellos mucho, y fueron con él y entraron en su casa; y les hizo banquete, y coció panes sin levadura y comieron.  Pero antes de que se acostasen, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo”.

Y llamaron a Lot y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos. (Ahorita vamos a ver lo que quisieron decir con “para que los conozcamos”). Entonces Lot salió a ellos a la puerta y cerró la puerta tras de sí, y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad. (¿Cuál maldad si sólo querían conocerlos?)”

He aquí que ahora yo tengo dos hijas -les dijo- que no han conocido varón; os las sacaré fuera y haced de ellas como bien os pareciere (Ah, entonces no era “para que los conozcamos”, era para darles pa´ sus chescos); solamente que a estos varones no les hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado” O sea que Lot estuvo dispuesto a sacrificar a sus hijas “que no habían conocido varón” con tal de que no les hicieran nada a los ángeles. Está claro pues de qué se trataba, eran todos unos pervertidos.

Según la interpretación tradicional, esas dos ciudades a orillas del Mar Muerto habrían sido destruidas por sus nefastas prácticas homosexuales entre varones, que provocaron el extremo castigo de Dios bajo la forma de una lluvia de fuego y azufre.

¿Nunca lee la Biblia Jorge Mario Bergoglio?, o la lee y se la pasa por la entrepierna aunque se tenga que levantar la sotana?, ¿y así se dice Papa? Primero fue rendirle culto a la Madre Tierra, a la Pachamama, lo que ha sido interpretado como un culto satánico en el Vaticano, y ahora esto de apoyar las uniones entre homosexuales…

Yo no puedo seguirle llamando papa. Aunque esto, claro, no me aleja de la Iglesia Católica, seguiré asistiendo al templo a escuchar la palabra de Jesús, seguiré recurriendo a los sacramentos, seguiré respetando y admirando a los buenos sacerdotes que se dedican a su ministerio, seguiré buscando la salvación en la Iglesia que es una, santa católica y apostólica, Pero Bergoglio para mí ya no es el papa.

Por eso dije en una columna hace poco más de un mes, que yo no confundo a Dios con la religión, ni a la religión con la iglesia, ni mucho menos a la iglesia con sus ministros, y muchísimo menos con el “papa” actual, que parece estar haciendo todo lo posible por destruir a la Iglesia Católica.

Como López con México, como Trump con Estados Unidos. En un video de campaña de Joe Biden, dirigido especialmente a los votantes de Florida, narran la evolución que tuvo Fidel Castro y terminan diciendo que Castro es Trump en inglés. Es correcto, y Trump es López en español.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.