SENTIDO COMÚN

Gabriel García-Márquez

EL USO PRUDENTE DEL CRÉDITO

A mediados de semana el secretario de Hacienda, Arturo Herrera hizo el señalamiento de que la banca mexicana ha mostrado una falta de compromiso para asumir riesgos en el otorgamiento de créditos, al grado de que no está prestando.

Ante esta declaración hubo reacciones tanto de los cuentahabientes como del presidente de la Asociación de Bancos de México e incluso del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien hizo un llamado al Banco de México para que baje más la tasa de interés, para fomentar la solicitud de créditos a los bancos. Reconoció el presidente López Obrador que aun cuando el Banxico ha bajado ya sus tasas, esto no ha sido suficiente y es necesario dar más facilidades a la gente para que pida créditos. Reconoció el presidente que estamos en una situación de crisis y muchos no quieren endeudarse.

El presidente de los banqueros, Luis Niño de Rivera, afirmó que tanto las empresas como las personas físicas han sido prudentes en la solicitud de nuevos financiamientos por culpa de la pandemia que ha generado un ambiente de incertidumbre.

OFERTA Y DEMANDA DE CRÉDITOS

Muchos se han quejado de que no hay préstamos, pero Niño de Rivera afirma que lo cierto es que los bancos sí están prestando, que sí están asumiendo riesgos pero que la obligación de la banca es cuidar el dinero de los ahorradores. Sin embargo, los créditos son un tema dual de oferta y demanda en que la banca se encarga de la intermediación, lo que significa que toma dinero del público y lo presta a quien lo solicite. Pero todo indica que los bancos no han aprovechado las facilidades de liquidez que otorgó Banxico al no fomentar el otorgamiento de estos créditos.

Lo cierto es que la gente ha sido muy prudente por falta de confianza ante la crisis que estamos viviendo, incluso han dejado de utilizar las tarjetas de crédito y se dan el lujo de rechazar el ofrecimiento que las instituciones bancarias les hacen vía telefónica para adquirir una nueva tarjeta.

Los cuentahabientes afirman categóricamente que los bancos en efecto sí están prestando, pero con intereses muy altos que llegan al 40% y el CAT anda entre el 50 y 55%, por lo que los consideran usureros, de aquí la poca demanda. Afirman los banqueros que cuidan el dinero de los ahorradores, pero lo cierto es que a éstos les pagan intereses muy bajos por tener su dinero y en cambio a quienes solicitan un crédito le cobran un interés muy alto por prestarles el dinero de los ahorradores.

Por otro lado, cuando el cuentahabiente se decide y va a solicitar un crédito se topa con pared, al encontrar que se encuentra en buró de crédito aun cuando ya haya pagado todas sus deudas. Esto debe cambiar, porque si una persona ya pagó deberían de limpiar su historial de inmediato, no esperar dos años para hacerlo. Se debe limpiar en automático el buró de crédito.

MIENTRAS TANTO…

En el Seguro Social de Puebla ha sucedido algo insólito, por un error garrafal declaran MUERTO a un bebé recién nacido que sorprendentemente estaba vivo. Cuando ya habían extendido el certificado de defunción y lo habían envuelto en una sábana para entregar el cuerpo a la funeraria, de pronto, después de cinco horas, el padre se dio cuenta que el niño lloraba y estaba respirando.

Aun se hacen todos los esfuerzos para salvarle la vida al recién nacido y lo continúan atendiendo en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatales, lo mismo que a la madre que se encuentra consternada pero fuera de peligro.

Ante el craso error, el Comité de Ética del IMSS ha iniciado las investigaciones para esclarecer el hecho y deslindar responsabilidades. Sin duda este es un hecho de negligencia médica que no debería quedar impune y se debe llevar hasta sus últimas consecuencias. Por cierto, este viernes se celebró el día del médico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.