Pide PRI que gobierno pague la defensa en EU del general Cienfuegos; niegan en México movimientos financieros irregulares del exjefe militar

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) hizo un exhorto para que el gobierno de México pague la defensa jurídica y le otorgue protección y respaldo constitucional al ex secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos Zepeda, detenido en Estados Unidos por cuatro cargos relacionados con el narcotráfico y lavado de dinero.

En el punto de acuerdo presentado por el diputado Pablo Angulo Briseño, en el que se  resaltó la labor de la Sedena y la Secretaría de Marina, el PRI planteó que la defensa, cubierta con recursos públicos, serviría para “evitar que las Fuerzas Armadas Mexicanas queden expuestas a ser víctimas de represalias por parte de organismos policiacos y de inteligencia extranjeros”.

El tricolor hizo un llamado a la Secretaría de Hacienda para que el gobierno mexicano intervenga en el referido caso, por lo que pedirá que se sufraguen los gastos legales de su proceso jurisdiccional en Estados Unidos, en tanto no sea declarado culpable por la justicia mexicana.

Posteriormente, en un comunicado, el PRI expuso que el Estado mexicano “no puede ser insensible y debe apoyar a sus funcionarios y exfuncionarios en los procesos judiciales que pudieran enfrentar en el exterior, hasta que haya una resolución judicial en firme en territorio nacional”. Incluso mencionó que si el general no pudiera sostener su inocencia, los recursos públicos en mención deberán ser rembolsados.

“México es un Estado Soberano y no se puede permitir, bajo ningún concepto, dejar en el abandono a funcionarios y exfuncionarios que hayan o estén sirviendo con distingo en cargos relevantes en el sector público”, resaltó el partido tricolor, que en un boletín de prensa, agregó que el general Cienfuegos Zepeda sirvió a México por 54 años y culminó su carrera con una hoja de servicios impecable.

NO DETECTAN MOVIMIENTOS FINANCIEROS IRREGULARES

 Por otra parte, trascendió que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en coordinación con instituciones financieras y de inteligencia del gobierno mexicano, concluyó una investigación sin que se haya detectado la adquisición irregular de propiedades o depósitos bancarios ajenos a los ingresos obtenidos como servidor público por parte del general Salvador Cienfuegos Zepeda, según revelaron integrantes del gabinete de seguridad al diario LA JORNADA, el medio más cercano a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su edición de este miércoles, el diario capitalino publica que “altos funcionarios del gobierno mexicano refirieron que el ex titular de Sedena ni siquiera operaba sus teléfonos, ya que los aparatos estaban en manos de su ayudantía. Esto, porque supuestamente entre las pruebas en contra del militar detenido en Estados Unidos se menciona la obtención de mensajes de texto enviados a través de un aparato BlackBerry entre 2014 y 2017 que servirían para relacionarlo con un grupo delictivo surgido del cártel de los hermanos Beltrán Leyva”.

En la nota firmada por el reportero Gustavo Castillo García, se señala que debido a lo anterior, las fuentes consultadas “no descartaron que la identidad del general Cienfuegos Zepeda –detenido en Estados Unidos por cargos de narcotráfico– haya sido suplantada y la agencia antidrogas de ese país (DEA, por sus siglas en inglés) hubiera sido engañada por testigos protegidos”.

Asimismo, presuponen que la justicia estadunidense pudiera haber sido utilizada “para afectar a las fuerzas armadas mexicanas, particularmente al Ejército, que durante varias administraciones –particularmente bajo el mando del ahora imputado– se ha negado a realizar acciones sustentadas en sospechas o permitir la participación directa de los integrantes de esa agencia en operaciones antinarcóticos”.

Las fuentes consultadas por LA JORNADA refirieron que la detención del general afecta a todo el Ejército Mexicano, ya que ha generado una sombra de duda en cuanto a la actuación y honorabilidad de las fuerzas armadas en contra del narcotráfico, a pesar de que las instituciones de manera coordinada han golpeado las estructuras delictivas, combatido el tráfico de estupefacientes y detenido a los líderes criminales.

El diario señala que los miembros del gabinete de seguridad han puesto especial cuidado en indagar sobre la veracidad de los datos que se han dado en Estados Unidos, luego de la aprehensión del exjefe militar. “Las fuentes aseguraron que un hombre que durante 50 años construyó su carrera, que estaba en el pináculo de la misma y a tres años de concluir toda actividad militar, arriesgara su honorabilidad y libertad cuando su futuro estaba asegurado”, consigna la publicación.

Los entrevistados por LA JORNADA revelaron que todos esos elementos han generado que el alto mando de la institución castrense esté sorprendido y molesto, pues indicaron, por ejemplo, que esos aparatos telefónicos (BlackBerry) se dejaron de producir en 2016,  cuestionando además que si el general Cienfuegos no operaba sus equipos, entonces en qué momento él se pudo relacionar con una organización delictiva.

El ex secretario fue detenido el pasado 15 de octubre por agentes de la DEA en el aeropuerto de Los Ángeles, California, cuando arribó a esa terminal junto con su familia, con la que se disponía pasar un periodo de vacaciones en compañía de una de sus hijas.

La aprehensión se llevó a cabo con base en una orden de aprehensión librada en 2019 por una corte en Nueva York, a solicitud de la DEA, por los cargos de narcotráfico y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.