La tercera fue la vencida, Joe Biden llega a la presidencia de Estados Unidos

Fotografía tomada del Twitter @JoeBiden

PUEBLOS-Y-COMUNIDADES-INDIGENAS
VIOLENCIA-CONTRA-LA-MUJER

  • “Seré un presidente para todos los estadounidenses, hayan votado o no por mí”, escribe en Twitter.

Nidia Miles / Especial para Espejo del poder

Washington D. C.– “América, me siento honrado de que me hayan elegido para dirigir nuestro gran país”. Con estas primeras palabras, escritas a las 10.52 de este sábado 07 de noviembre desde su cuenta de Twitter, el demócrata Joe Biden proclamó su triunfo en la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, luego de los intentos fallidos de 1988 y 2008.

El hombre que este próximo 20 de noviembre cumplirá 78 años y que ya ha sido catalogado el de mayor edad que ha tenido la Unión Americana, añadió: “El trabajo que tenemos por delante será arduo, pero les prometo lo siguiente: seré un presidente para todos los estadounidenses, ya sea que hayan votado por mí o no. Mantendré la fe que has depositado en mí”.

El ex vicepresidente y amigo de Barack Obama, católico que reza el rosario, que vio morir a su primera esposa e hija en un accidente automovilístico y luego le fue arrebatado un hijo por el cáncer, subió a su red social la emblemática canción norteamericana “America the beatiful” interpretada por Ray Charles.

Mientras el músico afroamericano, que perdió la vista durante la infancia por un glaucoma, canta la letra que escribiera Katharine Lee Bates, “!América! ¡América! Que Dios derrame su gracia sobre ti y corone tu bondad con hermandad de océano a océano radiante. ¡Oh hermosa por los pies de los peregrinos cuyos austeros y apasionados pasos un camino abrieron para la libertad a través del desierto!”, en el video aparece un templo católico, paisajes norteamericanos y un collage de trabajadores y personas afroamericanas, asiáticas, blancas, todos trabajadores.

Una imagen que se repite, llama la atención. Se trata de una pintura en una pared de Muhammed Ali, con la frase en letras blancas, con fondo multicolor: “Don’t count the days make the days count” (No cuentes los días, haz que los días cuenten”, mientras la voz de Charles inunda el espacio cibernético:  “¡America! ¡America! God shed His grace on thee, And crown thy good with brotherhood, from sea to shining sea. ¡América! ¡América!.

El triunfo de Joe Biden pone fin a la era Trump, caracterizada por confrontaciones, escándalos y turbulencias. Desde que se conocieron las primeras tendencias, sus mensajes han sido de unidad y de conciliación, frente a un presidente Donald Trump, que se niega a reconocer el triunfo del demócrata, como hace cuatro años lo hiciera su contendiente Hillary Clinton.

Donald Trump pasará a la historia como el primer presidente en perder la reelección en más de un cuarto de siglo y Joe Biden llegará a la Casa Blanca en su tercer intento, luego de que buscara la silla presidencial en 1988 y 2008.

Senador por Delaware entre 1973 y 2009, Joseph Robinette Biden Jr. fue el 47 vicepresidente de los Estados Unidos, durante el mandato de Barack Obama del 20 de enero de 2009 al 20 de enero de 2017. Ahora, llegará a la Casa Blanca, acompañado de la afroamericana Kamala Harris, su compañera de fórmula.

Será el Colegio Electoral norteamericano el que confirme formalmente el triunfo de Joe Biden, quien llegará de 78 años a su toma de posesión el 20 de enero de 2021, convirtiéndose en el primer candidato en truncar la carrera reeleccionista de un mandatario nacional en 28 años, desde que Bill Clinton derrotó al republicando George W. Bush en 1992.

“Finalizada la campaña, es hora de dejar atrás la ira y la retórica dura y unirnos como nación”, ha dicho Biden. “Es hora de que Estados Unidos se una. Y sane. Somos Estados Unidos. Y no hay nada que no podamos hacer, si lo hacemos juntos”, reiteró, ante las amenazas de Donald Trump de que acudirá a los tribunales.

Luego de cuatro días de tensión en la Unión Americana, los norteamericanos se relajan. “El actual mandatario codiciaba la atención, y los votantes, ya sea que lo adoraran o lo odiaran, estuvieron ansiosos de emitir un juicio sobre su mandato. Los estadounidenses muy rara vez expulsan del cargo a los presidentes titulares, pero desde el inicio de la carrera, Biden puso el carácter del presidente en el centro de su campaña”, han escrito en Nueva York Jonathan Martin y Alexander Burns.

“Este enfoque implacable hizo que resultara victorioso en bastiones históricamente demócratas en el Medio Oeste industrial, donde Biden forjó una coalición de habitantes suburbanos y de grandes ciudades para recuperar al menos tres de los estados que su partido perdió en 2016. Aunque logró sacar a Trump del cargo con sus votos, los electores enviaron un mensaje incierto sobre la plataforma hacia la izquierda propuesta por Biden, pues los demócratas perdieron curules en la Cámara de Representantes y solo lograron un modesto avance en el Senado. Esta consideración dividida —un raro ejemplo de voto cruzado en tiempos partidistas— demostró que, para muchos votantes, su desdén por el presidente era tan personal como político”, añadieron.

“Incluso en la derrota, empero, Trump demostró su atractivo entre muchos votantes blancos y su intensa popularidad en las zonas rurales, lo que subrayó las profundas divisiones nacionales que Biden ha prometido sanar. El resultado de la contienda se fue aclarando lentamente a medida que los estados y municipios forcejeaban con los desafíos legales y logísticos de votar en medio de la pandemia del coronavirus. Debido a un enorme retraso en el conteo de los votos anticipados y enviados por correo, algunos estados reportaron sus totales en un flujo titubeante que, en la madrugada del miércoles, pintaba un panorama engañosamente prometedor para Trump”.

A las 8 de la noche, tiempo de la costa este, Biden y Harris darán un discurso para hablar de su victoria, mientras en algunas capitales estatales, los partidarios de Donald Trump empezarán a protestar, exigiendo el recuento de votos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.