Revelan que México logró liberación del general Cienfuegos a cambio de arrestar al líder de un poderoso cártel del narcotráfico

México se comprometió a arrestar al líder de un poderoso cártel del narcotráfico en virtud de un acuerdo con el Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, para retirar los cargos de tráfico de drogas contra el ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, según dijo un funcionario de alto nivel del gobierno mexicano a la agencia de noticias Reuters.

Estados Unidos abandonó el caso contra el general en retiro esta semana, citando consideraciones de política exterior sensibles e importantes que superaron el interés en perseguir los cargos.

México se comprometió a colaborar con Estados Unidos en la captura de un objetivo primordial, dijo el funcionario, quien solicitó el anonimato por no estar autorizado a declarar sobre el tema, antes de agregar que el delincuente ha traficado grandes cantidades de fentanilo a Estados Unidos.

Reuters no pudo identificar a qué líder del cártel, México y los funcionarios estadounidenses se dirigirían, pero se infiere que podría tratarse del cártel de Sinaloa, encabezado por Ismael “El Mayo” Zambada, y al de Jalisco Nueva Generación, liderado por Nemesio “El Mencho” Oseguera, como los dos principales grupos responsables del tráfico de ese opioide sintético. Otro más podría ser Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo Guzmán, a quien el Ejército y la Guardia Nacional detuvieron  hace un año en Culiacán para ser extraditado a Estados Unidos a solicitud de la DEA, y lo tuvieron que dejar en libertad ante la violencia desatada por sicarios en la capital sinaloense.

Daniel Millán, portavoz del canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo a Reuters que “lo que acordamos fue mantener un frente unido contra el crimen y la cooperación que respete la soberanía de cada país”. Y agregó que no tenía información en torno a un acuerdo sobre una captura de alto nivel.

Un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos se negó a comentar y remitió a Reuters a declaraciones anteriores que decían que el caso contra Cienfuegos fue desestimado en una señal de confianza en la justicia mexicana y debido a consideraciones diplomáticas.

El gobierno mexicano no ha aclarado cómo surgió el plan para traer de vuelta a Cienfuegos a México ni cuándo solicitó su regreso.

El funcionario y otra fuente de alto nivel del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador dijeron que Barr propuso primero retirar los cargos contra Cienfuegos en una llamada con Ebrard a principios de noviembre.

Reuters informó a principios de este mes que Barr habló con Ebrard para tratar de reducir las tensiones por el arresto. Ebrard confirmó esta semana dos llamadas con Barr, una en octubre y otra el 6 de noviembre.

“Las propuestas (…) son del fiscal general Barr (durante una llamada de noviembre), sostuvo la primera fuente”, según puntualizó la agencia noticiosa.

Millán dijo que México solicitó que se retiraran los cargos en Estados Unidos contra Cienfuegos, pero no pudo confirmar cuándo o si la solicitud ocurrió antes de la llamada del 6 de noviembre. Un portavoz del Departamento de Justicia no pudo comentar sobre las conversaciones.

Uno de los funcionarios y otra fuente del gobierno aseguraron que la administración de López Obrador pudo haber planteado trasladar la investigación de Cienfuegos a México antes de que Barr lo sugiriera en la llamada. No quedó claro de inmediato a través de qué canales se habría hecho la solicitud.

Otras tres fuentes gubernamentales mexicanas dijeron que México solicitó que Cienfuegos fuera devuelto para enfrentar la justicia en su país. No especificaron cuándo se hizo la solicitud.

Estados Unidos llevó a Cienfuegos de regreso a México el miércoles, luego de que una jueza de un distrito de Nueva York retirara los cargos en su contra a solicitud del fiscal Barr. Según el acuerdo, ahora será investigado en México.

La decisión de liberar al ex funcionario de Defensa mexicano de mayor rango jamás acusado en Estados Unidos de colusión con un cártel del narcotráfico provocó conmoción en la comunidad policial estadunidense y provocó la ira de los ex agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA).

El arresto de Cienfuegos en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles en octubre fue el resultado de una investigación de varios años que utilizó escuchas telefónicas para rastrear a una figura militar apodada “El Padrino” por traficantes de una facción del cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

Los investigadores concluyeron que “El Padrino” era Cienfuegos y que había ayudado al cártel a mover toneladas de narcóticos. El militar se ha declarado inocente de los cargos.

El gobierno mexicano, que había protestado por no haber sido advertido de la indagatoria contra el ex jefe militar, elogió el regreso del general Cienfuegos como un logro diplomático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.