Revelan que otra firma brasileña controló con Calderón parte del complejo de Pajaritos, causando daño patrimonial de 500 mdp

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador investiga a Unigel Química, otra empresa brasileña que durante el sexenio del ex presidente Felipe Calderón obtuvo un contrato que le permitió tomar el control de parte del Complejo Petroquímico Morelos –conocido como Pajaritos, en el municipio de Coatzacoalcos, Veracruz– para producir acrilonitrilo, sustancia usada principalmente en la producción de textiles, con lo que la firma carioca aseguró una ganancia de 30 millones de dólares hasta 2012, a finales del régimen calderonista, según documentó la Secretaría de la Función Pública (SFP).

La SFP emplazó a PemexPetroquímica para que transparente dicho contrato que firmó en 2009 con esta empresa brasileña y que terminó con una pérdida de 24.2 millones de dólares para el Estado mexicano (más de 500 millones de pesos), según reportó oficialmente la dependencia federal tres años después.

Este acuerdo fue anunciado por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, luego de una reunión con el gobernador José Serra, del estado de Sao Paolo, Brasil, y empresarios de ese país sudamericano.

En su edición de este jueves, el diario LA JORNADA refirió que en 2015, un particular solicitó a Pemex-Petroquímica copia del contrato con Unigel Química, y obtuvo como respuesta una versión pública testada donde únicamente se dejaron visibles el nombre completo del acto jurídico, las firmas y los datos de localización de los servidores públicos que suscribieron el documento.

El solicitante recurrió al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), que ordenó a Pemex-Petroquímica liberar el documento con la información pública requerida. Fue en contra de esta determinación que Unigel Química interpuso un amparo, el cual fue negado por la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La empresa brasileña argumentaba que si Pemex-Petroquímica hace público el contrato, se revelaría información confidencial de su propiedad, sin embargo, la SCJN refutó este punto: estos conceptos de violación, tanto de la persona moral privada que tiene el carácter de quejosa, como los planteados por la institución recurrente no se vinculan con la interpretación directa de la Constitución o con la inconstitucionalidad de alguna ley de carácter federal.

El proyecto de sentencia, preparado por el ministro Luis María Aguilar fue aprobado por unanimidad en la segunda sala de la Corte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.