Ante la reapertura del caso, exgobernador Javier Duarte se deslinda del crimen de la periodista Regina Martínez

Casi tres semanas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometiera públicamente a solicitar que se reabra la investigación por el crimen de la corresponsal de la revista Proceso en el estado, Regina Martínez Pérez, y que el caso de la extinta periodista fuera retomado por la prensa nacional e internacional, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, negó haber participado en el asesinato de la reportera ocurrido el 28 de abril de 2012 en Xalapa.

Por medio de un mensaje en redes sociales, este sábado el exgobernador de Veracruz, quien desde 2017 se halla preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México purgando una sentencia de 9 años por asociación delictuosa y lavado de dinero, dijo adelantarse a una investigación que supuestamente saldría publicada este domingo sobre el asesinato de la corresponsal del semanario fundado por el desaparecido periodista Julio Scherer García, padre del abogado Julio Scherer Ibarra, actual Consejero Jurídico de la Presidencia de la República.

Niego categóricamente haber participado en este lamentable hecho (el asesinato de Regina Martínez). Muy por el contrario, desde que conocí el caso instruí al entonces procurador a esclarecer los hechos y encontrar al o los responsables”, argumentó el ex mandatario veracruzano.

“No tuve ni tengo conocimiento de que funcionario alguno de mi gobierno haya participado en este aberrante hecho, ya que de haber sido así, quien hubiere participado hubiera sido castigado con todo el peso de la Ley”, aclaró.

Duarte de Ochoa aseguró que jamás censuró la libertad de expresión o de prensa a persona alguna, y que incluso fue creada en su administración la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, órgano autónomo integrado por comunicadores veracruzanos.

Los periodistas más críticos de mi gobierno y de mi persona siempre han sido respetados en sus opiniones, tan es así que sus artículos y reportajes fueron y son publicados sin ningún tipo de censura”, publicó en su cuenta de Twitter.

Como se recordará, por los escandalosos casos de corrupción de su gobierno y ante el expediente que le inició la Fiscalía General de la República, Duarte de Ochoa solicitó licencia en octubre de 2016 al Congreso local para separarse de su cargo y estar en condiciones de responder legalmente a las imputaciones que se le hacían a casi dos meses de que concluyera su administración; sin embargo, terminó huyendo hacia Centroamérica, siendo capturado en abril de 2017 en Guatemala y posteriormente extraditado a México, donde fue condenado en 2018 a nueve años de cárcel.

AMLO PROMETE JUSTICIA PARA REGINA

El pasado 19 de noviembre, a pregunta expresa de un reportero de la revista Proceso, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a solicitar que se reabra la investigación por el crimen de la corresponsal del semanario en Veracruz, Regina Martínez Pérez, asesinada el 28 de abril de 2012 en su casa ubicada en el tradicional Barrio del Dique, en Xalapa.

Ante las dudas que aún prevalecen sobre la sentencia en contra de un presunto partícipe en el crimen de la periodista, el mandatario asumió el compromiso de ver el mecanismo legal para reabrir el expediente y esclarecer plenamente este homicidio.

López Obrador, quien dijo haber conocido a Regina durante su cobertura periodística a las marchas de protesta y recorridos que como dirigente partidista él realizó por Veracruz hace años, la definió como una periodista intachable.

Por ello, respondió al reportero de Proceso que asumía el compromiso para pedir que se revise el caso y conocer el estado actual del mismo, así como buscar el mecanismo para reiniciar o retomar la investigación, posiblemente de manera independiente.

“En el caso de Regina estoy totalmente de acuerdo en que se busque el procedimiento para reabrir el caso, es un compromiso”, afirmó.

“Conocí a Regina, me acompañó en el Éxodo por la Democracia, cubrió todo el andar, toda nuestra trayectoria en Veracruz en 1990-91, como reportera de Proceso. Entonces la conocí, muy buena periodista, incorruptible, profesional. Sí vemos la forma legal de que se reabra el caso si es que está archivado. Yo no sabía que se hubiese cerrado el caso, pero si es así lo reabrimos y se hace la investigación a fondo. Tenemos ahora condiciones distintas porque no hay contubernio, entonces podemos conocer toda la verdad”, prometió el mandatario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.