APUNTES

Manuel Rosete Chávez

“El color del semáforo Covid, es intrascendente”

Hugo López Gatell

Sergio Hernández, una vida de escándalo

Circula un video de hace dos años, con apenas 160 vistas en You Tube, donde aparece Sergio Hernández, “Checo Pacheco” le suelen llamar sus  cercanos, en una entrevista  realizada por la mejor agencia de información veracruzana, AVC Noticias.

En ese tiempo “Checo” era candidato a la diputación local para el Distrito XI de Xalapa de la coalición “Por Veracruz al frente”, integrada por el Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano (PAN-PRD-MC) y perdió. La ganadora resultó Ana Miriam Ferráez, quien lo rebasó por una ventaja de 16 mil votos.

En el video Sergio Hernández se la pasa diciendo mentira tras mentira. Habla de cinco ejes como propuestas. Proponía dignificar a la policía con mejores salarios, hacer mayor gestión de obra pública de alto impacto, tener un instituto de movilidad urbana, la transparencia en la rendición de cuentas (provoca risas) y fomentar a los emprendedores. Precisamente lo que nunca sostuvo y jamás ha logrado.

En los cerca de seis minutos que dura la grabación el “Checo” continúa mintiendo. Dice que la gente está cansada de que “los engañemos”, “de que los políticos prometan y no cumplan·, que es justamente a lo que se ha dedicado, a mentir.

Para finalizar la entrevista hace un recuento de sí mismo y señala que creció “en la carencia, a base de la cultura del esfuerzo”, por lo que da a entender que en tan poco tiempo en la política tendría que vivir de una manera modesta, lo que queda distante de su actual tipo de vida donde presume lujos, desenfrene y negocios; como la cantina “Varadero”, donde hace un par de días protagonizó tal escándalo que los vecinos preocupados tuvieron que llamar a las autoridades para parar el reventón de “Checo”, amigos y damiselas.

Sergio Hernández ha sido diputado en dos ocasiones. La primera ocasión llegó sin ser votado, sin enfrentarse a las urnas, por la vía plurinominal. En 2018, la segunda ocasión como diputado, fue candidato por mayoría representativa, perdiendo la elección; aún así, llegó al cargo gracias a la figura de representación proporcional.

Así que, haciendo números, Sergio Hernández es el peor candidato que el PAN, sólo o en alianza, puede presentar por Xalapa; al menos que la intención del partido sea olvidarse de sus seguidores y perder ante mejores candidatos.

Somos un país de cínicos

Lo peor que nos puede pasar es que nos convirtamos en un país de cínicos, dijo José López Portillo siendo presidente de la república cuando lo cuestionaron sobre los cargos que  dentro de la administración federal, su gobierno, le daban a su hijo José Ramón; “el orgullo de mi nepotismo” lo definía.

Y bueno el señor presidente al acuñar la frase del cinismo estaba incrustando al país en ese estrato: un país de cínicos.

Esto viene a cuento por las quejas que se vienen presentando de parte de xalapeños asentados en los cinturones de miseria, hasta donde está llegando cada vez con más frecuencia, en el final de su gobierno, el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero a ofrecer pavimento a cambio de votos a favor de Morena.

La compra de votos a cambio de objetos y obras fue un invento del PRI que gracias a esa estrategia logró mantenerse cerca de ochenta años en el poder. Luego cuando el PAN desbancó al tricolor optó por la misma estrategia, la cual fue mejorando hasta convertir las jornadas electorales en oportunidades, de los sectores más necesitados, para hacerse de infinidad de artículos propagandísticos que terminaban como techos de chozas, bolsas, sombrillas, camisetas, artículos de labranza y una lanita cuando no una obra, como las que anda ofertando el mísero alcalde, pero condicionada al voto.

Hipólito Rodríguez Herrero manda sus avanzadas y luego hacer su aparición, platica con los humildes xalapeños y les lanza el gancho: yo les pavimento su calle pero a cambio de que en la próxima elección voten por Morena en todas las candidatura pero en especial en la de presidente municipal, y si los “clientes “aceptan pide la credencial de elector, les saca una copia fotostática y la mete al folder de los votos ganados.

Se trata de una de las prácticas más gastadas porque en realidad nadie le garantiza, aunque se lleve la fotocopia de la credencial de elector, que quien se comprometió a votar por Morena vaya a cumplir, los espantan con el petate del muerto pero ya no caen, lo que quieren es que les arreglen sus calles porque están bien conscientes de que tienen derecho a eso ya que pagan sus impuestos, y a la hora de estar en la urna cruzan el cuadro donde está el partido o la foto del candidato que más les gusta, que mejor les cayó o por el que les da la gana y punto, en ese aspecto de nuestra democracia si hemos avanzado en la elección anterior los panistas repartieron en Veracruz a lo largo de dos años, todo lo que pudieron, se trataba de ganar la elección para heredar el cargo de gobernador al hijo del que estaba, con todo y eso no pudieron, el Movimiento de Regeneración Nacional que fue el refugio de los inconformes se llevó la elección en todo.

Lo hemos dicho y lo repetimos, si los funcionarios estatales y municipales de Morena piensan que los ciudadanos tienen con ellos un compromiso de por vida y que a chaleco van a votar por ellos otra vez, están muy equivocados, el ciudadano está decepcionado y volverá a estar con su voto en contra de los que le han causado daño, lo han tratado con la punta del zapato, han demostrado que solo llegaron a robar como lo están haciendo.

Y bueno Hipólito Rodríguez Herrero sabe eso, está muy consciente de que todo lo que hizo, o dejó de hacer, fue en contra del partido que lo llevó al poder y sobre él pende la amenaza de que si Morena llega a perder la elección en Xalapa no hay otro responsable mas que él y eso tendrá serias consecuencias para su persona por eso es que como buen cínico que es anda prometiendo obras a cambio de votos. Las hubiera realizado  durante su periodo constitucional y a estas alturas los xalapeños estaríamos puestos para ratificar en las urnas a un militante de Morena en la presidencia municipal.

Que bueno que los malos políticos reciban su merecido por corruptos e irresponsables, además de cínicos como los calificó el ínclito ex presidente de México, don José López Portillo.

Lista la alianza PAN-PRD-PRI 

Los  responsables de conducir la política del estado, morenos hasta el asterisco, se muestran bastante preocupados ante la consolidación de una coalición opositora compuesta por los partidos PAN-PRI-PRD que estén participando en el proceso electoral del año que viene. Hasta donde sabemos las negociaciones van muy avanzadas y permitirían a los tres institutos ir en alianza flexible en 12 de las 20 diputaciones federales, además de ir juntos en por lo menos 54 de las 212 alcaldías, y buscarían una alianza total en las 30 diputaciones locales, según nos confirmaron líderes partidistas.

Ellos definen la descalificación y la mofa de su alianza como el fiel reflejo de la preocupación y la inmadurez de actores políticos de Morena a quienes les inquieta perder la mayoría en el Congreso local y los municipios que administran.

Y en entrevista por separado los dirigentes del PAN, Joaquín Guzmán Avilés, del PRI, Marlon Ramírez Marín y del PRD, Sergio Cadena Martínez, coincidieron que la idea de ir juntos está fundamentada en una exigencia ciudadana.

Minimizaron las críticas a la posibilidad de coaligarse al hecho de que Morena, que es un partido de izquierda, también se unirá -ya sea de facto o legalmente- con el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista, que creció al amparo del PRI.

Al hablar sobre la alianza en Veracruz, el líder del PAN, Joaquín Guzmán Avilés, mencionó que la idea de sumarse en un frente opositor con el PRI y el PRD es con la intención de hacer valer un bien superior, y no una aspiración personal o política.

Para consolidar el acuerdo se realizó una encuesta desde el Comité Nacional del PAN, y la mayoría dijo que sí, “la militancia está de acuerdo porque quieren un equilibrio en el gobierno”. Es posible que para algunos militantes se pueda generar algún problema el ir con el PRI, pues por más de 80 años fueron oposición, sin embargo, reiteró que se tendrá que hacer prevalecer el bien común para el Estado y el país. En el caso de los candidatos federales, se dará la designación a nivel federal; en la elección local, las fórmulas para diputados y planillas para la alcaldía se determinarán por la militancia. Aquellos diputados que buscan reelegirse tendrán que participar en el proceso interno.

Por su parte el dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Marlon Ramírez, reconoció la disposición de los líderes del PAN y el PRD de integrar un bloque opositor a Morena, a pesar de que en el pasado contrastaron en postura e ideales. Sin embargo, el desmantelamiento del país y la caída dramática en la economía, el descenso en los ingresos de las familias, y ante la amenaza latente del virus Sars CoV-2 por la nula política de salud, termina por reunirlos en una alianza electoral. La idea es generar un contrapeso desde el Congreso federal y local, desde donde se han eliminado fondos y rubros para algunos sectores; y la principal idea es que cada partido logre la representación en los municipios o distritos electorales donde tiene peso, “y se logren los resultados a partir de este tipo de presencias”.

El líder fue enfático en señalar que no se busca fortalecer al tricolor, sino los cuadros que puedan garantizar el triunfo, y así hacer valer la exigencia ciudadana. Al igual que Acción Nacional, aseguró que en la militancia del PRI hay disposición de ir en alianza, “entienden que no es un tema particular o de región, sino de un interés común para tener un producto político social ciudadano que logre el respaldo”.

Y el líder del PRD, Sergio Cadena Martínez, consideró que la alianza es una opción viable que implica madurez de todos los participantes, desde aspirantes hasta líderes políticos regionales y estatales con la intención de respetar sus bastiones electorales.

“Es una demanda de los ciudadanos, de sectores campesinos, empresarios y profesionistas, es un reclamo ciudadano”. Recordó que el Sol Azteca tiene peso político en la zona de Papantla, Tihuatlán, Coatzintla, Juchique de Ferrer, Yecuatla, Miahuatlán, Chocamán, Coscomatepec, Alpatláhuac, Ixhuatlancillo, Ciudad Mendoza, Santiago Tuxtla, Ángel R. Cabada, Acayucan, Texistepec, Sayula de Alemán, Mecayapan, Zaragoza, entre otros municipios. En esas áreas donde gobiernan los alcaldes han hecho un buen trabajo y eso podría favorecer a la alianza y al propio PRD, “el voto no está amarrado, pero seguramente la población nos dará su respaldo”.

En Xalapa abundan las pachangas

Como en la capital del estado no hay una autoridad con los pantalones bien puestos, o con sentido de responsabilidad, las reuniones sociales se dan por todas partes aumentando considerablemente el número de contagiados de COVIC-19 ante la complacencia del alcalde, responsable del asunto de la salud entre los habitantes del municipio que debe gobernar. Aquí en el fraccionamiento El Tejar, bajando la central camionera CAXA, hay una vivienda cuyo propietario la convirtió en antro. En ese lugar los vecinos dicen que especialmente los fines de semana se juntan hasta ciento cincuenta jóvenes, a consumir bebidas alcohólicas, a bailar, a hacer escándalo y a convivir sin tomar en cuenta las medidas sanitarias que se deben observar para evitar que la epidemia siga avanzando. La madrugada del sábado un vecino fue a reclamar, casi a las siete de la mañana, para que detuvieran el escándalo y lo recibieron personas armadas quienes además de amenazarlo lo corrieron.

Por otra parte el pasado viernes el secretario de Seguridad Pública (SSP), Hugo Gutiérrez Maldonado, celebró su cumpleaños en la torre de la sede policiaca. Sus subordinados le llevaron pastel con una pistola negra nueve milímetros de chocolate como adorno, volovanes –hojaldres típicos de Veracruz– y una piñata de “Matute”, el oficial que protagonizó la caricatura de “Don Gato y su pandilla”.

Aunque en la fotografía difundida en redes sociales solo se aprecia a Gutiérrez y a uno de sus escoltas, en la mesa se ven bocadillos para 20 personas. En un espacio muy reducido convivieron más de veinte personas cuando eso va contra las disposiciones del sector salud para evitar contagios. Y como Hugo Gutiérrez Maldonado aquí no depende de nadie, hace lo que quiere aunque ponga en riesgo su salud y la de sus amigos y amigas.

Hay que recordar que Xalapa es la segunda ciudad veracruzana con más casos de covid-19, con 2 mil 645 casos confirmados y 434 defunciones. Hace dos semanas, durante la comparecencia de secretarios del gobernador Cuitláhuac García, el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, acarreó a más de 70 alcaldes del Morena, PRI, PAN y PRD para su salutación en el pleno legislativo. El titular de SSP, Hugo Gutiérrez, hizo un operativo más discreto concentrando medio centenar de taxistas afuera del recinto legislativo. En los tres casos, ninguna autoridad hizo lo propio por respetar la sana distancia.

REFLEXIÓN

Esto no tiene remedio: En su informe el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, calificó como un logro que Veracruz esté reprobado en materia de homicidio doloso. “Estamos por debajo de estados como Colima, Chihuahua, Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Tamaulipas, entre otros”. Ya van más de dos años y el profe no avanza, no tiene quien lo asesore, pero ni un publirrelacionista bizarro. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.