El nombre de “Rocío Nahle” ya es marca registrada; critican “egolatría” de la secretaria de Energía

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) decidió entregar a Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener)  la concesión de las marcas “Rocío Nahle”, “Rocío Nahle García” y “Norma Rocío Nahle García” por un periodo de 10 años.

Según los expedientes 2385436, 2385340 y 2385352, se hace constar que el 8 de octubre Laura Isela Tovar Canchola, coordinadora Departamental de Resoluciones Jurídicas de Signos Distintivos del IMPI, entregó a la ex diputada federal de Coatzacoalcos y actual senadora con licencia los títulos de registros de las tres marcas que solicitó ser dueña, por lo que será hasta el 13 de julio de 2030 que estén bajo su poder, o sea, hasta el final del próximo sexenio en Veracruz si es que la titular de la Sener resultara ser electa en 2024 gobernadora del estado.

El diario EL UNIVERSAL reveló que Nahle García –siguiendo el ejemplo del presidente Andrés Manuel López Obrador– buscaba registrar su nombre como marca ante el IMPI, solicitud que tramitó la tarde del 13 de julio y por lo que desembolsó 8 mil 439 pesos.

La secretaria de Energía buscaba registrar estas marcas para servicios en publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial y trabajos de oficina.

Lectores del diario capitalino en su edición digital criticaron a Nahle García por su “egolatría”. Uno de ellos, que se identificó como Albertico García, comentó: “Jajajajajaja!! Esto sí es ridiculez completa de esta servidora pública. Ni a quien le importe su insignificante nombre y apellido eso ya sale sobrando lo que se debe es a poner a trabajar y a desquitar el salario que se le paga…”

Antes que la secretaria de Energía, el pasado 3 de septiembre, EL UNIVERSAL informó que el IMPI había entregado los títulos de propiedad de sus marcas al presidente López Obrador y a su esposa, la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, así como sus siglas “AMLO” y “BGM”, respectivamente.

Los títulos detallan que fueron entregados la tarde del viernes 21 de agosto a Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del Presidente, debido a que fue él quien realizó los trámites.

Con esta decisión, el mandatario podrá tener los derechos de marca sobre todos aquellos productos o servicios de publicidad, gestión de negocios comerciales, entretenimiento, actividades deportivas y culturales que se pretendan comercializar con su nombre.

El Jefe del Ejecutivo federal también tendrá los derechos sobre ésta hasta julio de 2030.

Entre los argumentos que se entregaron al IMPI es que el Presidente usó su nombre desde la fecha que nació, el 11 de noviembre de 1953, mientras que las siglas “AMLO” las comenzó a usar el 1 de enero de 1995, es decir, fecha en que el entonces dirigente perredista realizaba movilizaciones contra un presunto fraude electoral, unos meses antes en su natal Tabasco, donde había sido candidato a gobernador.

La marca-título “AMLO” también buscaba ser registrada desde 2008 por otras cuatro personas para actividades deportivas, educativas e, incluso, para ser comercializado en bebidas alcohólicas.

El diario capitalino reveló también que bajo el expediente número 2111413, la Coordinadora Departamental de Resoluciones Jurídicas de Signos Distintivos entregó a la doctora Beatriz Gutiérrez Müller el título de propiedad de la marca “BGM”, siglas de la también presidenta honoraria del Consejo Asesor de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica.

Hace poco más de un mes, a principios de noviembre, EL UNIVERSAL informó que la ingeniera zacatecana que aspira a la gubernatura de Veracruz había realizado el trámite desde el 13 de julio solicitando al IMPI ser propietaria de las marcas “Rocío Nahle”, “Rocío Nahle García” y “Norma Rocío Nahle García”, que es su nombre completo, y que la gestión burocrática la había realizado a nombre de la secretaria de Energía una de sus subordinadas de absoluta confianza: Leslie Mónica Garibo Puga, quien sin tener el perfil técnico está a cargo de la Unidad de Políticas de Exploración y Extracción de Hidrocarburos de la SENER, y por el cual percibe un sueldito de 103 mil 837.86 pesos, de acuerdo con el portal Nómina Transparente de la Secretaría de la Función Pública.

Antes de este relevante puesto en el gobierno federal, Garibo Puga encabezó la Contraloría General del Estado de Veracruz, en la que sólo aguantó poco más de nueve meses, ya que permaneció del 1 de diciembre de 2018 hasta a mediados de septiembre de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.