Ante las órdenes de aprehensión solicitadas por la Fiscalía de Veracruz, exdirectivos de la LBM se deslindan del presunto fraude

Ante la filtración periodística de que por el presunto delito de fraude la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz estaría por obtener sendas órdenes de aprehensión en contra de varios directivos de la llamada Liga de Balompié Mexicano (LBM), algunos ex dirigentes comenzaron a deslindarse.

Antonio García, ex dueño del Club Ensenada, quien previo al inicio de la competencia se desmarcó de los dirigentes hoy demandados por fraude en Veracruz, acusó directamente a Víctor Montiel, Rafael Fonseca y al ex futbolista Carlos Salcido de haberles ganado la ambición, pues dijo que “dinero hubo, pero ellos y algunos de sus hijos se compraron casas de 5 millones de pesos, autos del año, departamentos y ahora no hallan cómo regresarlo”.

Para García, quien participó con gran entusiasmo en todos los preparativos hacia el inicio del torneo, la Liga de Balompié Mexicano ya se acabó. Inclusive él se retiró desde antes de su arranque.

Entrevistado por el diario LA JORNADA, explicó: “Teníamos todos los factores para triunfar y quizá la pandemia nos favoreció, porque Enrique Bonilla (presidente de la Liga MX) acababa de sacrificar a la Liga de Ascenso y eso causó desempleo y mucho enojo; llegó la pandemia y cancelaron el torneo Clausura 2020, ¡hubo más molestia! Un hartazgo hacia las decisiones de la Federación (Mexicana de Futbol).

“La gente empezó a apoyar el proyecto de la Liga de Balompié. Yo tuve muchísimos patrocinios en las manos, que no se cerraron porque Fonseca pedía cantidades excesivas. Realicé una plática de amigos con los dueños de equipos y les presenté a una televisora con una empresa de logística, todo firmado, para que nos ayudaran a sacar el contrato de la temporada, pero empezó la lucha por el poder, se molestaron, pensaron que yo estaba moviendo, les precisé que sólo ayudaba.

“Todo acabó en una ruptura. Les dije ‘no juego, no tengo 20 millones para soportar una temporada sin gente en el estadio, sin venta de cerveza, sin televisión’. Ahorita estoy trabajando para subsanar mis cuentas porque utilizas créditos, fondos. Recuperarme y buscar más adelante en dónde podemos incursionar en el futbol”, confesó al diario capitalino.

García dijo que la LBM comenzó y acusó al ex defensa del seleccionado tricolor y de los Tiburones Rojos de Veracruz, Carlos Salcido, de tener intereses, porque al mismo tiempo que encabezaba la Liga de Balompié tiene un equipo en la Tercera División, el Ocotlán, así como un hijo jugando en la Sub-17 de Chivas y se había puntualizado que no habría nexos con la Federación. Dijo que la transición de un jugador de la cancha al escritorio debe ser con preparación académica y Carlos no la tiene. “Es un error asumir un reto cuando no tienes la capacidad”, expuso.

“Él se sentaba en la Tercera División profesional de la FMF como presidente y dueño de un equipo y luego venía a la Liga de Balompié para ejercer de titular, ahí había un conflicto de intereses, en lo personal pienso que su actuación dejó mucho qué desear”, criticó.

Y dice que ahora que están demandados por fraude ante la Fiscalía General de Veracruz, “Salcido aclaró que un par de semanas atrás había renunciado al cargo de presidente de la LBM, dando a entender que es ajeno a ese conflicto”. Además, anunció para abril el inicio de una nueva liga con nuevo nombre, en la que estarían algunos de los equipos más fuertes, como los Chapulineros de Oaxaca.

Por eso García afirmó que la LBM no continúa, “se terminó porque hay una demanda por fraude contra Montiel y Fonseca, entonces es muy lógico que la Liga no vaya más. Ellos lamentablemente no se sustentaron y, como mencioné, adquirieron inmuebles en las mejores zonas de Guadalajara”.

Como se sabe, anteayer el diario El Universal, en su columna deportiva Barra Brava, adelantó que la Fiscalía veracruzana podría ejecutar sendas órdenes de aprehensión en febrero próximo por el presunto delito de fraude en contra de Víctor Montiel y otros directivos de la llamada Liga de Balompié Mexicano.

El diario capitalino refirió que el año pasado fue presentada en Veracruz la demanda contra los funcionarios de la LBM por fraude, ya que prometieron a los clubes participantes apoyos para pagar sueldos y manutención, lo que incumplió.

Además de Montiel, otros nombres involucrados son los de Rafael Fonseca, Kevin Montiel y el del exseleccionado mexicano Carlos Salcido, aunque éste último renunció a la presidencia del organismo la semana pasada.

“Y no es todo, se ha pedido que la empresa sea suspendida de todas sus actividades. A ver si pueden terminar su torneo”, concluía la nota informativa de El Universal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.