APUNTES

Manuel Rosete Chávez

“Carlos Villagrán “Quico”, va por la gubernatura de Querétaro”

Se multiplican los payasos

Autocrítica MORENA

La diputada federal de Morena Rosalba Valencia Cruz, se manifestó totalmente en contra de que le den la candidatura a la diputación federal al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el distrito de Minatitlán, Veracruz, asegurando que será para el hijo del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, de nombre Javier, con lo que no están de acuerdo los militantes de ese partido que viven en el sur del estado.

Y es que en la alianza PVEM-Morena, la dirigencias nacionales de ambos partidos determinaron que en el distrito Minatitlán, será el Partido Verde el que encabezará dicha candidatura.

Al respecto, la legisladora federal por dicho distrito, Rosalba Valencia Cruz, posteó en sus redes sociales este domingo lo siguiente:

“Con la culminación del año 2020 cerramos uno de los ciclos más inciertos y complejos que ha vivido la humanidad en su historia reciente. Adaptarnos a esta nueva realidad, ha traído conclusiones contundentes: hay que decir lo que se piensa y hacer lo que se dice.” O sea, hace un llamado a la congruencia que es de lo que más carece este partido en el poder.

“Hace más de 15 años, el Lic. López Obrador nos convocó a sostener una lucha por la democratización de la vida pública de México, por un cambio de régimen, un cambio verdadero y de fondo. Hace casi tres años que logramos el triunfo histórico bajo la tutela de su liderazgo social y político. Sin embargo, los procesos políticos se constituyen por un sinfín de claroscuros, sería absurdo pensar que todo es blanco o todo es negro en la política y mucho menos en lo que respecta a los seres humanos.”

“Así pues, el partido que construimos para hacer posible la victoria del pueblo en 2018, ha sufrido un proceso de cambios políticos que implica un viraje en la toma de decisiones, aún más cuando consideramos que la elección de dirigente no tomó en consideración a la militancia ni los documentos básicos de nuestro instituto político. Esto a las y los morenos de Minatitlán nos ha quedado claro, más que nunca, cuando de forma inexplicable esta dirigencia ha decidido entregar al Partido Verde Ecologista de México la asignación de la candidatura de la coalición formada por Morena y PVEM, en el Distrito Electoral Federal 14 en Veracruz, con cabecera en el municipio de Minatitlán.”

Contundente la diputada afirma: “La decisión es absurda, indefendible e inexplicable. Minatitlán ha sido históricamente un terruño de lucha. Aquí se ganó la diputación local del proceso electoral de 2016, se ganó la presidencia municipal de 2017 y se ganaron todas las elecciones de 2018, siempre con Morena a la cabeza, ¿Por qué cambiar la fórmula ahora?.”

“La militancia fundadora de Morena se declara en desacuerdo respecto a esta decisión tomada por la dirigencia que preside Mario Delgado Carrillo. Exigimos derecho de audiencia y que se reconsidere desde este preciso momento esta decisión que ofende la labor que miles de mujeres y hombres han realizado en los siete municipios de nuestro distrito. También violenta los principios democráticos del Lopezobradorismo.

Asimismo, convoco a mis compañeras y compañeros a unir nuestras voces y nuestro esfuerzo para hacernos escuchar. Organizados y en unidad, podemos tomar las riendas de nuestro partido”.

Hace unos días el también Diputado Federal de Morena, Jaime Humberto Pérez Bernabé, calificó como “una mala estrategia política”, la alianza con el PVEM, principalmente en los distritos de Minatitlán y Cosamaloapan donde el PVEM pondrá a los candidatos como por ejemplo Javier Herrera Borunda, hijo del mafioso y corrupto ex gobernador Fidel Herrera Beltrán….Están muy bravos.

Juntos haremos historia, pero de corruptos

Leonardo Núñez, miembro distinguido de la organización “Mexicanos contra la corrupción”, nos manda esta interesante reflexión:

“Cuando Andrés Manuel López Obrador eligió que Juntos Haremos Historia sería su lema de campaña, pocos imaginaron que una de las formas en que esto se materializaría sería convirtiéndose en la administración que ha dado más contratos por dedazo desde que tenemos registros. En 2020, el Gobierno Federal rompió récords en dos cifras clave”.

“El porcentaje de contratos entregados por vía de la adjudicación directa llegó a 80.3% del total, y los recursos entregados por este mecanismo alcanzaron 189,488 millones de pesos (42.2% del total) y representaron más dinero que el entregado mediante licitaciones públicas.”

“Además, al analizar de forma detallada la información pública, resulta que la explicación de que este incremento en las adjudicaciones directas se debe principalmente a la pandemia de coronavirus resulta ser absolutamente falsa.”

“Los datos finales de 2020 (que provienen de las bases oficiales de la Secretaría de Hacienda) muestran que, de los 137,809 contratos reportados durante el 2020, 110,629 se entregaron por adjudicación directa, es decir el 80.3%. La invitación a cuando menos 3 personas, que también es un mecanismo discrecional dado que la invitación a participar dentro del proceso es realizada por la propia autoridad, se utilizó en 7,549 contratos, el 5.5% del total. En contraste, la licitación pública, que de acuerdo con la Constitución debería de ser el principal mecanismo de compra y contratación, sólo representó el 11.2% del total de contratos otorgados durante el 2020, con 15,379 contratos.”

Las cifras falsas de las vacunas

La oferta que hizo ayer el presidente López Obrador sobre la llegada de más de 400 mil vacunas suena atractiva y esperanzadora, sí… el problema está en que, hasta el momento, al menos, ninguna de las cifras de recepción de vacunas que ha adelantado la administración se ha cumplido, como tampoco se han alcanzado las de supuestos beneficiados.

Ninguna, ni aquella de 250,000 dosis a recibir a mediados del último mes del año que adelantó el impresentable  doctor Muerte Hugo López-Gatell, una semana antes ni, menos aún, la inmunización de casi un millón de médicos, enfermera(o)s y personal auxiliar antes que concluya enero por la simple y sencilla razón de que, hasta ayer, México sólo había recibido cuatro embarques de la vacuna que en total representaron 111,305 dosis que, se sabe, fueron destinadas a personal de la “primera línea” en la lucha contra la pandemia en la Ciudad de México y Coahuila.

El ofrecimiento ahora es que, además del embarque de mañana, Pfizer entregará algo más de 850,000 dosis adicionales —426,800 el 19, y un número igual el 26 de enero—, lo que elevaría el número de vacunas recibidas a 1,421,705 que, atendiendo a que se deben aplicar dos dosis de la misma a cada beneficiario con una diferencia de 21 días, alcanzarían para inmunizar total o parcialmente a poco más de un millón de personas. ¿Cómo entonces se piensa cubrir el universo de adultos mayores en 90 días si de sobra se sabe de la dispersión de los mismos y que, si bien su vacunación estaría a cargo de las brigadas “clientelares-electoreras”, sanitarias, perdón, lideradas por activistas de Morena —los llamados Servidores de la Nación— que, queremos creer, antes deberán ser organizados y mínimamente capacitados?

REFLEXIÓN

En SEFIPLAN puro “Solovino”, pero qué bien les va. Escríbanos a mrossete@yahopo.com.mx | formatosiete@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.