La OMS llama a los gobiernos a promover alimentos saludables

Ginebra, Suiza.- Los entornos públicos, como escuelas, guarderías, hogares de adultos mayores, hospitales e instalaciones penitenciarias y todos los demás comedores de las instituciones públicas, pueden desempeñar un papel clave para garantizar que las personas reciban alimentos saludables y ayudar a prevenir los 8 millones de muertes anuales causadas actualmente por dietas poco saludables.

Un nuevo marco de acción de la OMS para desarrollar e implementar políticas públicas de compra y servicio de alimentos para una dieta saludable tiene como objetivo aumentar la disponibilidad de alimentos saludables mediante el establecimiento de criterios nutricionales para los alimentos que se sirven y venden en entornos públicos.

El marco de acción también tiene como objetivo reducir las enfermedades prevenibles y las muertes por consumo elevado de sodio y sal, azúcares y grasas, en particular grasas trans, y el consumo inadecuado de cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.

“Los lugares públicos que sirven a toda la comunidad, incluidas nuestras poblaciones más vulnerables, deben ser lugares donde se promuevan y no se desalienten las dietas saludables”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

“Ahora es el momento de que los gobiernos lideren con el ejemplo y se aseguren de que los alimentos que se sirven o venden en entornos públicos contribuyen a una alimentación saludable y salvan vidas. No se deben gastar fondos públicos en alimentos que contribuyan a dietas poco saludables “.

Consumir una dieta saludable desde el preparto hasta los últimos días de vida es vital para prevenir todas las formas de desnutrición, así como la diabetes, el cáncer y otras enfermedades no transmisibles (ENT). El nuevo marco de acción sirve como una herramienta para que los gobiernos desarrollen, implementen, monitoreen y evalúen políticas públicas de servicios y compras de alimentos que se alineen con los principios básicos de las dietas saludables, como se describe en las recomendaciones de la OMS existentes:

  • limitar el consumo de sodio y asegurarse de que la sal esté yodada;
  • limitar la ingesta de azúcares libres;
  • cambiar el consumo de grasas de grasas saturadas a grasas insaturadas;
  • eliminar las grasas trans producidas industrialmente;
  • aumentar el consumo de cereales integrales, verduras, frutas, frutos secos y legumbres;
  • y garantizar la disponibilidad de agua potable gratuita y segura.

Las políticas públicas de compra y servicio de alimentos saludables establecen criterios nutricionales para los alimentos que se sirven y venden en entornos públicos. Estas políticas aumentan la disponibilidad de alimentos que promueven dietas saludables y / o limitan o prohíben la disponibilidad de alimentos que contribuyen a las dietas poco saludables.

Las políticas pueden cubrir todo el proceso de compra, provisión, distribución, preparación, servicio y venta de alimentos para garantizar que cada paso cumpla con los criterios saludables. Varios países de todo el mundo ya han tomado medidas para promover dietas saludables en las instalaciones públicas.

En Brasil, el Programa Nacional de Alimentación Escolar requiere que el 30% del presupuesto se utilice para comprar alimentos de las granjas familiares y requiere que los menús se basen en alimentos frescos o mínimamente procesados ​​en función de la sostenibilidad, estacionalidad y diversificación agrícola de la región.

Para mejorar la salud de los niños, la República de Corea estableció Zonas Verdes de Alimentos que regulan los alimentos disponibles en un radio de 200 metros de las escuelas. En estas zonas, las empresas no pueden vender alimentos que superen un umbral establecido de calorías por porción, azúcares totales y grasas saturadas.

“Los gobiernos de todo el mundo tienen la responsabilidad de predicar con el ejemplo sirviendo y vendiendo alimentos que mejoren la salud de su gente”, dijo el Dr. Tom Frieden, presidente y director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies.

“Este marco de acción es una oportunidad para que las elecciones de alimentos saludables sean las opciones predeterminadas a gran escala”. En septiembre, la Cumbre de sistemas alimentarios de la ONU 2021 lanzará nuevas y audaces acciones para transformar la forma en que el mundo produce y consume alimentos, logrando avances en los 17 ODS.

La OMS es la agencia ancla de la ONU para la Vía de Acción 2 con el objetivo de cambiar a patrones de consumo sostenibles y facilitar una transición de dietas hacia alimentos más nutritivos que requieren menos recursos para producir y transportar. Los gobiernos del mundo ya han asumido múltiples compromisos para acabar con todas las formas de malnutrición, incluida la obesidad y las ENT relacionadas con la dieta, como la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. Este Marco de Acción ayuda a alcanzar las metas que se enmarcan en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de poner fin a la malnutrición (ODS 2), promover la salud y el bienestar (ODS 3) y promover prácticas de compras públicas sostenibles (ODS 12) para 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.