#Opinión Pompeo, Trump, FBI, CIA o la DEA, una amenaza criminal

José Lima Cobos *

“Trump es un peligro claro y presente para la nación”, así lo destacaron los legisladores democráticas , tas el ataque al capitolio, por una turba alentada y alimentada por el presidente  de Estados Unidos, para impedir la calificación legal de las elecciones en que resultó electo Joe Biden, para un periodo de cuatro años -de 2021 al 2024-, es decir, un golpe de Estado similar al que se promovió por la OEA  para no aceptar la elección de Evo Morales  en  Bolivia y la imposición de una espurio gobernante que generó aproximadamente  veinte muertos, en tanto, en el capitolio  solo son  cinco insurreccioncitas, aunque  el FBI, teme que la crisis se profundice el día 20 de enero.

Los gobiernos de los  Estados Unidos han sido siempre generadores de la inestabilidad social en latinoamericana o en otras naciones  del   mundo  y la alternancia  gubernamental, solo la admiten en  aquellas  naciones que son afines a sus  intereses  perversos  o vinculados al capitalismo  rapaz explotar  y atroz, en tanto, donde predomina una tendencia de atención a las necesidades sociales, hacen, hasta lo imposible por detenerla, no quieren aceptar que existe un sistema fallido.

Si se vio que con el gobierno  de Obama cambió la política interna e internacional,  en materia de respeto a los derechos humanos y a que los gobiernos ,  en sus contradicciones internas actuaran sin menoscabos de lo que su juicio fuera mejor, con  la llegada de Trump , desde siempre representó un serio peligro, lo que hoy se confirma cuando en Washington  existe un desligue militar mayor al que existe  en Irán o Afganistán y que “ están aquí para defendernos del comandante en jefe y su turba”, que amenaza con asaltar el capitolio el día de la trasmisión de poderes, el día 20 de enero.

Cuba y Venezuela, son dos naciones que vivieron y viven bajo el acecho del imperio trumpista que no han podido desarrollarse , ante las sanciones draconianas  que se le han impuesto recientemente, cuando el auténtico terrorista es el presidente Trump y  el grupo que atacó a las instituciones democráticas de ese país y que amenaza con impedir el ascenso al gobierno de Biden, conducta similar del pasado  que sufrió México con el asesinato del presidente Madero o bien  de Chile cuando su presidente,  electo democráticamente, Salvador Allende,  fue asesinado en un intento de llevar al socialismo a ese país que hoy está en crisis después de la férrea dictadura de varios años de  Pinochet, de triste memoria al igual que Huerta en nuestro país.

La amenaza criminal que se cierne sobre las naciones no solo radican en Pompeo o Trump- que pronto dejaran el gobierno-, sino también en los organismos que espían al mundo, por ejemplo, el F BI , la DEA  o la CIA que al pretender asestar un golpe a nuestro país , deteniendo  al general Salvador Cienfuegos, exsecretario de la defensa,   acusándolo de narcotráfico , hoy se avizora el ridículo más elocuente de la campaña contra el narcotráfico y la simulación con que se actúa para involucrar a quien se le ocurre, sin mayores pruebas que la mentira o el engaño  en hechos o actos que solo caben en su imaginación, para socavar a los países  y así se comprobó con Irak, en que ,por el peligro de que poseía armas de  destrucción masiva,  de calidad  nuclear, fue invadido y destruido su gobierno y el caos que reina en ese país es imparable , todo por aprovecharse de los recursos petroleros y desestabilizar  la economía mundial.

Aquí dijimos que el caso del general Cienfuegos era una papa caliente para el presidente López Obrador al reclamarlo al gobierno de Estados Unidos y sobre todo la consecuencia que se tendría con su entrega a México , lo que aconteció en el reclamo  del  respeto   a la soberanía  del país y  a la colaboración imprescindible  que debe existir,  y del análisis de las pruebas o expediente  que aportó la fiscalía norteamericana, no se desprende responsabilidad alguna, luego entonces,  el zarpazo que pretendió la DEA de aplicar a México, se le revierte, similar a lo acontecido con el caso Camarena- agente de la DEA asesinado en nuestro país- y  el secuestro del un doctor de Guadalajara que luego fue liberado, al no demostrarse culpabilidad alguna.

Si el chantaje de Trump para alegar un monstruoso o monumental fraude electoral , no cuajó en  su reclamo ante la  fiscalía y  los jueces  y recurrió a la  insurrección de su turba y los miles de simpatizantes que ahora amenazan  con tomar nuevamente el capitolio no funciona, deberá tener consecuencias severas, e igualmente,   el gobierno mexicano  que preside López Obrador, tendrá que demostrar , de manera elocuente  que  la farsa que arma la DEA con el general Cienfuegos, en el caso del narcotráfico y que daña la imagen de la institución , como es el ejercito, que es y ha sido salvaguarda de las instituciones, tendrá que exigirse una disculpa y la indemnización correspondiente, ello para que exista repetición de este tipo de infamias.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.