SINAPSIS

Xalapa 2021

Por Alejandro Bustos Fierro

La situación política y, principalmente social, arroja dudas acerca de quién será
finalmente el personaje que sustituya al alcalde de la capital del Estado de Veracruz.
Este año en particular va a ser más reñido debido a la gran variedad de suspirantes
que han alzado la mano y están dentro de la conversación, así como de aquellos
que incluso pueden terminar colándose en algún partido de nueva creación y que
van a provocar que la elección sea fragmentada.

Vayamos por partes:

Vamos por México: PAN(??), PRI y PRD:

La alianza de los tres partidos tradicionales, diseñada desde el altiplano para
derrotar a MORENA, en lo local, simplemente no termina de ponerse de acuerdo.
Mientras PRI y PRD parecen haber acordado el reparto de las posiciones, ha
trascendido que el PAN no da su brazo a torcer porque quiere imponer a su
candidato, el diputado local Sergio “El Bailador” Hernández; mismo que está
convencido de poder tener las condiciones para competir.

Su capital político radica principalmente en dos frentes: en primer lugar, es bien sabido que pertenece al grupo de los Yunes azules, lo cual lo ha posicionado para ser una de las voces más opositoras al actual régimen; y, en segundo, sus famosas Casas de Enlace que
tiene distribuidas en varias colonias de la ciudad. Aunque nadie sabe en realidad si
ha habido UN solo beneficio concreto; o qué gestiones importantes ha logrado como
diputado en favor de los xalapeños, el bluff, por lo menos, le sirve para ganar tiempo
y presionar a las cúpulas de la alianza. No parece ser suficiente para garantizar un
triunfo.

Su competidor interno es el ex alcalde y empresario de extracción priista, David
Velasco. Es conocido por haber incursionado como un joven fresco en la ya lejana
elección del 2007, de la cual resultó vencedor. Tuvo una buena gestión, misma que
capitalizó en sus aspiraciones para ser diputado local años después. Según las
encuestas, es el mejor posicionado de la alianza.

MORENA:

El día de ayer, el partido en el poder sorprendió con un acto inédito e insólito entre
ellos: «unidad». El diputado Gómez Cazarín; acompañado por las diputadas
Rosalinda Galindo, Ana Miriam Ferráez y Dorheny García, anunciaron en rueda de
prensa que respaldaban la candidatura del senador, Ricardo Ahued, por Xalapa. Lo
cual da la impresión que tiene otra intención de fondo.

Por un lado, Ricardo, es un buen tipo. Durante su trayectoria política, ha demostrado
tener conciencia social, ser congruente y no estar atado a la línea de nadie; por lo
tanto, puede presumir de tener calidad moral. Es recordado como un buen alcalde
(porque lo fue), y por ser un empresario exitoso.

Por otro, están las verdaderas intenciones de MORENA. Hay algo en lo que los
xalapeños sí parecen estar de acuerdo de manera unánime: la administración
actual es un desastre; llena de improvisaciones, ocurrencias y con funcionarios
bastante indocumentados. Vaya, la marca de la casa de ese partido. La ciudad
nunca se había sentido tan desorganizada, insegura y con una ausencia total de
liderazgo. Situación que permite anticipar, eso sí, una derrota importante en los
comicios que se llevarán a cabo el próximo 06 de junio del año en curso.

Al mismo tiempo que intentan disipar los rumores de una posible candidatura de Elizabeth
Morales, -que despertó bastante antipatía interna-, buscan un milagro que les dé la
posibilidad real de retener la capital. Y ese milagro puede ser Ricardo; sin embargo,
él debería tener en cuenta que, más allá del 2021, está el 2024 y sería una pena
que el estado perdiera, de momento, a un representante digno en la cámara alta.

Aceptar la candidatura a la alcaldía ahora, puede resultar perjudicial para sus
ambiciones en la búsqueda por la gubernatura dentro de tres años; máxime cuando
los morenistas intenten cerrarle los caminos y dejarlo fuera de la jugada desde
ahora. Porque que nadie se piense que este montaje de unidad es «bien
intencionado» y se va a repetir frecuentemente. Basta con ver el dantesco
espectáculo que fue la elección de su dirigencia nacional. El tiempo será testigo.

Movimiento Ciudadano:
Se menciona que una vez que la diputada Dulce María Méndez de la Luz ha
declinado contender por la alcaldía para favorecer su reelección, los nombres que
podrían abanderar a ese partido podrían ser Luis Sardiña o Giovanni Arcos.
¿Honestamente, habrá a quienes les resulten interesantes sus proyectos? Es,
cuando menos, dudoso.

Nombres propios
Carlos García Méndez:
Para nadie es un secreto que el rector de la Universidad de Xalapa, tiene la
aspiración personal desde hace muchos años de ser alcalde de la ciudad. Tiene de
respaldo una trayectoria académica intachable, al haber fundado y consolidado la
UX; misma que pasó de ser un proyecto ilusionante, a convertirse en una de las
mejores alternativas educativas del estado, dejando a su paso la formación de miles
de profesionistas de excelencia desde hace más de 20 años. Si decide finalmente
contender, sería una propuesta más que interesante para cualquier partido que esté
dispuesto a arroparlo. Ojo con él.

Cinthya Lobato:
La otrora legisladora de Acción Nacional, siempre ha estado presente en la mente
de un sector del electorado xalapeño. Se sabe que es una mujer de carácter y con
experiencia dentro del recinto legislativo, y que no deja indiferente a nadie.
Actualmente, cuenta con su propio partido, tiene capital político y es posible que
decida contender por la alcaldía o por volver a ser legisladora.

Juan Vergel:
Para la dirigencia morenista no existe. Con la conferencia de prensa de ayer, se lo
demostraron. Queda aún mucho camino pero la brecha se va cerrando y a MORENA se le agota el tiempo. ¿Podrán convencer a Ricardo Ahued? De momento, fiel a su estilo, ha
evitado encartarse aludiendo a los tiempos. Eso sí, tampoco se descartó.

Comentarios:
alejandro.bustos19@hotmail.com
twitter: @alecbustos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.