Estadio Xalapeño

Agustín Basilio de la Vega

El 28 de enero, un portal de noticias publicó un video y fotos del deterioro del Estadio Xalapeño debido a falta de mantenimiento. Esta obra de infraestructura fue remodelada en el 2014 para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y en el próximo 2025 cumplirá 100 años de haber sido construido por el ingeniero Modesto C. Rolland, quien aprovechó los terrenos de una “ciénaga” que fue debidamente drenada y saneada. Su diseño se inspiró en los foros y estadios grecorromanos de la época clásica.

Esta estructura de concreto hidráulico reforzado es una de las más antiguas del país y un monumento representativo de la cultura xalapeña. La asociación “Xalapa Antiguo A.C.” presentó desde el 20 de agosto del 2015 una solicitud al gobierno de Veracruz para que sea declarado “Patrimonio Cultural del Estado”, pero aún no han recibido respuesta alguna, según lo explican en sus redes sociales.

El Estadio Xalapeño cuenta entre sus curiosidades con unas esculturas de estilo neoclásico realizadas por Ernest Polsen, quien posiblemente se inspiró en las obras escultóricas llamadas Creugas y Damóxeno del artista italiano Antonio Canova (1757 – 1822), mismas que se pueden admirar en los Museos Vaticanos, de acuerdo con lo publicado por Lourdes García, en junio del 2017, en otro interesante portal gráfico. Cabe mencionar que Creugas y Damóxeno fueron destacados deportistas del pancracio griego, competición deportiva de los Juegos Olímpicos Antiguos que incluía una combinación de boxeo antiguo y lucha.

La conservación del Estadio Xalapeño ―y el de muchas otras instalaciones como gimnasios, escuelas y edificios al servicio público― está a cargo del Gobierno del Estado. Los xalapeños nos hemos dado cuenta del estado lamentable en que se encuentra el estadio gracias a que está a la vista de todos, sin embargo, otros edificios cerrados por la pandemia han sufrido hasta vandalismo. Asimismo, algunos profesores de instituciones públicas lamentan que durante todo el último año no han recibido recursos de la Secretaría de Educación de Veracruz para el mantenimiento y vigilancia de sus espacios educativos, y que incluso están aportando de sus sueldos para resolver lo más urgente.

Si el gobierno no destina ahora dinero para el mantenimiento de las instalaciones a su cargo, el deterioro de las mismas será mayor y el costo de las reparaciones será exorbitante. El confinamiento no es pretexto para “ahorrar” recursos durante esta crisis sanitaria, las actividades de jardinería, vigilancia y conservación sí se pueden realizar porque son trabajos en espacios abiertos y donde no hay aglomeraciones.

El Estadio Xalapeño es un ejemplo de la ingeniería de su tiempo, pero las malas decisiones de actuales funcionarios pueden hacer que su deterioro sea grave. Este caso es “la punta de un iceberg” resultando absurdo y contradictorio que el gobernador, machete en mano, vaya a podar camellones, cuando su responsabilidad es atender como gobernador, y no como jardinero, los problemas de Veracruz.

Twitter @basiliodelavega

1 de febrero de 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.