Detiene la FGR en Acapulco al exgobernador priista de Puebla, Mario Marín; lo trasladan a Cancún, Q.R.

Luego de andar prófugo desde el año antepasado, este miércoles elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron en el puerto de Acapulco al ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, acusado de cometer actos de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, autora del libro “Los Demonios del Edén”, sobre las redes de la pederastia en México.

El ex mandatario priista de Puebla, quien gobernó de 2005 a 2011, fue señalado de formar parte de una red de prostitución infantil en la que se encuentra involucrado el empresario de la industria textil  Kamel Nacif, según testimonios de las víctimas publicados en el libro escrito por Cacho.

Tras la aparición del texto la periodista fue objeto de amenazas y también de una detención irregular en la que se cometieron actos de tortura contra la periodista.

De acuerdo con la información obtenida, Marín Torres ha sido trasladado del puerto de Acapulco a Quintana Roo para enfrentar lo orden de aprehensión que se libró en su contra en 2019 por el delito de tortura, luego de que el Primer Tribunal Unitario con sede en esa entidad del caribe mexicano librara el mandamiento judicial en contra del ex gobernador de Puebla y del ex secretario de Seguridad de esa entidad, Hugo Adolfo Karam Beltrán.

El ex gobernador poblano deberá enfrentar las acusaciones que se le formulan como parte de la causa penal 26/2018.

En el libro “Los Demonios del Edén” se menciona que Mario Marín brindaba protección a empresarios involucrados en una red de pederastia y pornografía infantil en la que además de Kamel Nacif se señala a Jean Succar Kuri, otro empresario actualmente preso en Cancún, Quintana Roo, al cual se le llegó a vincular también con el ex gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, desde que el ex priista fue funcionario de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) en la década de los ochentas.

Tras la publicación de su libro, Lydia Cacho fue acusada de cometer los delitos de difamación y calumnia, siendo detenida el 16 de diciembre de 2005 y trasladada por agentes de la policía poblana a esa entidad. Durante el trayecto, la periodista denunció haber sido objeto de tratos crueles y de tortura.

  • Fotografía tomada de Forbes México

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.