Resiliencia ayudaría a entender contexto social de la pandemia: académico

José Felipe Reboredo disertó sobre la resiliencia social comunitaria.

UV

  • José Felipe Reboredo, de la Facultad de Psicología, región Poza Rica-Tuxpan, dictó conferencia sobre el tema.

Paola Cortés Pérez 

José Felipe Reboredo Santés, docente de la Facultad de Psicología de la Universidad Veracruzana (UV), región Poza Rica-Tuxpan, dijo que reflexionar sobre la resiliencia puede ayudar a entender el contexto social actual que se vive por el virus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad Covid-19. 

La tarde del 2 de febrero, a través de la página de Facebook del Consejo Estudiantil de Psicología, dictó la conferencia “La resiliencia social comunitaria”, organizada por los consejeros alumnos de este programa educativo de las diferentes regiones universitarias. 

“Desde el año pasado vivimos una pandemia que se desbordó, la resiliencia nos puede ayudar a entender este fenómeno del que tratamos de sobrevivir, de reponernos o de transitar hacia un nuevo amanecer.” 

Se vive un deterioro de la convivencia familiar; violencia verbal y física; debilitamiento de la confianza en el otro; discriminación; delincuencia; miedo; escasez de productos y alimentos; pocos espacios de tolerancia; alta polarización social y política, y un replanteamiento del duelo ante la pérdida de un ser querido. 

Reboredo Santés explicó que la resiliencia es un término que proviene de la física; fue el psiquiatra y etólogo francés Boris Cyrulnik quien lo trasladó a la psicología para denotar la capacidad de las personas de superar tragedias o acontecimientos fuertemente traumáticos. 

Por lo tanto, se entiende por resiliencia aquel proceso dinámico que tiene por resultado la adaptación positiva en contextos de gran adversidad. Se ha caracterizado como un conjunto de procesos sociales e intrapsíquicos que posibilitan tener una vida “sana” en un medio insano. 

En estos momentos, a nivel mundial, se vive una situación de pandemia complicada que tenemos que enfrentar y superar. Todos somos resilientes, ya que todos hemos pasado por una situación que nos ha fortalecido. 

Hay tres tipos de resiliencia: individual, grupal y social comunitaria. Las dos primeras se refieren a la capacidad de afrontar, sobreponerse a las adversidades, resurgir fortalecido o transformado, después de enfrentarse a sucesos desestabilizadores. 

En tanto, la resiliencia comunitaria es la capacidad que tiene un sistema, comunidad o sociedad expuestos a una amenaza para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de sus efectos de manera oportuna y eficaz, lo que incluye la preservación y la restauración de sus estructuras y funciones básicas. 

A lo largo de este periodo de confinamiento, la población ha pasado por dos momentos: resiliencia personal o individual, y resiliencia social-comunitaria. 

Los mecanismos de entrenamiento para desarrollar la resiliencia social comunitaria son: sentido del humor, ritos, búsqueda de apoyo social y profesional, y espera (el factor paso del tiempo es importante). 

Debido a que ahora el futuro es incierto, José Felipe Reboredo dijo que se puede construir una nueva realidad y crear un nuevo futuro por medio de los procesos de las interacciones (yo-nosotros y viceversa). 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.