Veracruz, de los estados que ignoran a niños huérfanos por la pandemia

Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia.

Mientras el Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) reportó en noviembre del año pasado dos mil 731 niños en la orfandad a causa de Covid, a los cuales apoya con 832 pesos mensuales, entidades como Tabasco, Coahuila o Tamaulipas no llevan un registro de estos huérfanos, pero pueden otorgarles también algún tipo de ayuda económica; sin embargo, los estados de Nuevo León, Jalisco y Veracruz no cuentan siquiera con un plan específico para atender a estos menores de edad.

En México no hay una cifra real o aproximada del número de niños que quedaron huérfanos por la pandemia, resume en su edición de este domingo el diario EXCELSIOR, de Grupo Imagen, el cual realizó un sondeo entre autoridades de 16 estados. De acuerdo con esta investigación periodística, la constante es que los gobiernos observados no han puesto atención al problema, pues carecen de censos o planes integrales de apoyo a niños ante la muerte de padres o tutores por Covid-19.

Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), declaró al diario capitalino que no hay  un dato nacional total de niños en orfandad, aunque la Secretaría de Salud debería tenerlo. El área de Trabajo Social en los hospitales, explicó, recaba información sobre los familiares de pacientes que fallecen por coronavirus.

Adelantó que Redim se reunirá en próximos días con autoridades del DIF nacional para solicitarle esas cifras, pues apuntó que la única entidad que ha presentado datos es la CDMX.

En noviembre pasado, la directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del gobierno capitalino, Esthela Damián Peralta, informó que la pandemia ha dejado un saldo de 2 mil 731 niñas y niños huérfanos en la Ciudad de México.

Estos menores de edad están incluidos dentro de los 33 mil 500 beneficiarios de la beca Leona Vicario, que otorga 832 pesos mensuales a cada uno.

Entre los casos considerados prioritarios para recibir estos recursos están los menores de entre cero y tres años, extrema pobreza, víctimas de violencia, cuyos padres o tutores han fallecido, tienen incapacidad permanente para trabajar o están privados de su libertad.

Además, hijas e hijos de policías que hayan fallecido en cumplimiento de su deber, hijos de padres que tengan ingresos menores a dos unidades de cuenta de la CDMX.

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim) informó a Excélsior que actualmente no se dispone de datos, pero que la Secretaría de Salud debe de tenerlos, pues en Trabajo Social de los hospitales se recaba información sobre los familiares de pacientes que fallecen por Covid.

Juan Martín Pérez , director ejecutivo de la Redim, admitió que es un hecho que en los estados donde más ha pegado la pandemia son los que concentran el mayor número de huérfanos, adelantando que esa ONG se reunirá en los próximos días con autoridades del DIF Nacional para solicitarle esas cifras.

A su vez, mediante la plataforma change.org, Mónica Santiago, arquitecta egresada de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, impulsa entre la población adherirse a la iniciativa para demandarle al Estado mexicano que elabore un registro nacional de niñas, niños y adolescentes en situación de orfandad por covid-19.

Decenas de personas saludan y se adhieren a esta propuesta civil que convoca a organizaciones, colectivos y ciudadanos a poner el foco en las infancias que han quedado desamparadas, con la etiqueta #nomedesampares #MéxicoAmpárame.

En la exposición de motivos, la arquitecta Santiago refiere: “México, ya rebasó las 110 mil muertes estimadas por Covid-19 y nos duele más si calculamos que 45 mil niñas y niños han quedado huérfanos durante los últimos 11 meses, según reportes de organizaciones no gubernamentales, debido al fallecimiento de su mamá, de su papá, o tutores, de quienes dependía su manutención”.

La peticionaria apunta que en Oaxaca “podría haber alrededor de 700 niñas y niños huérfanos”.

En Nuevo León, de acuerdo con las autoridades sanitarias, no se lleva un registro de los menores que han quedado en la orfandad y por lo tanto no se tienen disponibles esos datos.

El secretario de salud de Aguascalientes, Miguel Ángel Piza Jiménez, fue claro al señalar que no se cuenta con datos de cuántos huérfanos ha dejado la pandemia.

“No, ese dato si no lo tenemos, ese dato creo que es demasiado detalle, tendríamos que investigar cuántas mamás, cuántos hijos tenían y esa es información que no la tenemos claro”.

En Jalisco tampoco se tienen reporte de huérfanos como consecuencia del coronavirus.

De acuerdo con la encargada de Comunicación Social  del DIF Jalisco, no se cuenta con reporte alguno sobre tema.

Lo anterior debido a que cuando fallecen los papás,  la familia extensiva se hace cargo de los menores.

La corresponsal de Excélsior en Veracruz, Lourdes López, reportó que en esta entidad se desconoce la cifra de menores huérfanos cuyos padres hayan fallecido víctimas de Covid-19. La oficina del Sistema Desarrollo Integral de la Familia DIF le aseguró a la periodista que “son datos confidenciales”.

En Veracruz, refirió la reportera, se han registrado 7 mil 771 defunciones producto del coronavirus; a pesar de las peticiones que han realizado legisladores para que el Gobierno del Estado implemente un programa de ayuda a los menores huérfanos en pandemia, las autoridades no han anunciado algo al respecto.

En ayuntamientos, como el del puerto de Veracruz, las autoridades anunciaron la entrega de 2 mil pesos de beca al inicio de cada ciclo escolar, para los menores que hayan sufrido la pérdida del padre, la madre o ambos, producto de la pandemia.

ES UN TEMA DETENIDO: REDIM

Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), lamentó que a diferencia de la actualización constante en cuanto a los tratamientos contra el coronavirus, o las medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de contagio, o el desarrollo de vacunas, las cifras de huérfanos es un tema estancado, sin cifras oficiales.

“Lamentablemente no hay nada particular, salvo los llamados a la protección integral de aquellos niños que están en orfandad, no hay pronunciamientos tampoco específicos de Unicef sobre este tema; más allá de esto que por supuesto sería lo deseable, en el caso mexicano por nuestro marco normativo y por los mandatos de ley que tienen las instituciones, esto es lo que se debería estar haciendo”, señaló.

Y el número, advierte, no debería ser subestimado. “Estamos hablando de las niñas y niños en orfandad por covid-19, pero tenemos que ver también el impacto en la vida, en el proyecto de futuro de niñas y niños por el covid en las familias, estamos hablando de ya casi dos millones de personas que han tenido algún tipo de contagio, pero estamos hablando de dos millones de familias impactadas, donde posiblemente existan niñas, niños y adolescentes, considerando que en México uno de cada 3 habitantes es menor de 18 años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.