#ElArteDeGobernar ¡Ahued, ciudadano ejemplar!

Daniel Badillo

Ricardo Ahued Bardahuil, actual Senador de la República, tiene todo el derecho de participar en el proceso interno de selección de quien será el candidato de Morena a la alcaldía de Xalapa en el próximo proceso electoral. Nada impide al empresario contender por la candidatura y, posteriormente, por la presidencia municipal de la capital del estado. Se trata, como aquí se ha dicho, de un ciudadano ejemplar. Y destaco su perfil ciudadano porque más allá de los partidos políticos que lo han postulado como candidato –por sus cualidades morales y políticas-, prevalece en él la esencia ciudadana que es lo que aquilata aún más su bien ganado prestigio público.

De resultar el abanderado de Morena a la alcaldía veremos –sin duda- una contienda de altura, al menos en lo que respecta a Ahued pues es un promotor permanente del diálogo con todos los sectores, lo que personalmente he atestiguado desde hace muchos años ya que, en su trayectoria como alcalde y legislador, en su agenda siempre ha tenido tiempo para la gestión y la audiencia con los ciudadanos que se acercan a él para presentarle proyectos en beneficio de la ciudad o para solicitar su intervención ante las autoridades a fin de resolver sus planteamientos.  

Por el momento, se ha informado que se inscribió como precandidato en Morena, partido que ha fomentado las encuestas para decidir los nombres de sus candidatos a puestos de elección popular; de allí que muy probablemente si este instituto político recurre a estos mecanismos de medición, es seguro que Ahued saldrá en el primer sitio no sólo por el conocimiento que tiene la población de su persona, sino por su amplia trayectoria política y administrativa en cuyos encargos ha desempeñado una labor que es reconocida por la sociedad.

Para Ahued será un honor –si llegara a resultar electo como presidente municipal, decisión que estará en manos de los ciudadanos y de nadie más- volver a gobernar la capital del estado, porque –insisto- es un hombre con arraigo en la ciudad y estimado por la población ya que nunca ha perdido el piso ni se ha mareado (como otros y otras) con los cargos públicos; mantiene la sencillez propia de un hombre de bien, y un estilo de vida austero, ajeno al derroche y la ostentación; aunque su principal adepto es que se trata de un empresario exitoso que genera empleos en beneficio de cientos de familias xalapeñas a través de su empresa. Se le desea éxito en esta nueva etapa de su vida pública. Su calidad moral, su honestidad y su profundo amor por Xalapa lo avalan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.