Hora Cero

Hora cero

Pepe Yunes, segundo intento

Luis Alberto Romero

Este domingo, ante el Comité Directivo Estatal del PRI se registró José Homero Domínguez Landa, alcalde de Atzalan, como aspirante a la precandidatura a la diputación local por el distrito de Perote.

El presidente municipal, aspirante a diputado, iría postulado por el PRI, pero en alianza con los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática. Es un cuadro importante del tricolor en el distrito por el que pretende contender; ha sido dos veces presidente municipal y cuenta con presencia en los municipios más importantes de esa región.

Es, además, cercano al virtual candidato de la alianza PRI-PAN-PRD a la diputación federal por el distrito de Coatepec, José Francisco Yunes Zorrilla, quien de esa manera acomoda sus piezas para impulsar un proyecto que tiene en la mira al 2024.

Pepe Yunes dará mucho de qué hablar durante su campaña, dado que de ganar la contienda –un escenario muy probable, dada la influencia que ejerce en el distrito–, se perfilaría como la carta más importante del PRI para buscar la gubernatura del Estado.

Para Yunes Zorrilla, el proceso electoral de 2021 es una estación de paso; el objetivo es fortalecer su presencia y su imagen para estar en condiciones de inscribirse en la carrera para suceder a Cuitláhuac García en el poder ejecutivo de Veracruz.

Pepe Yunes ha sido alcalde de Perote, diputado local y federal, senador y dirigente estatal del PRI. El único cargo que hasta ahora se le ha negado es la gubernatura, que sin duda buscará, en un segundo intento, dentro de tres años.

En 2016, este personaje, una de las cartas más destacadas del priismo veracruzano en las últimas dos décadas, buscó la candidatura priista al gobierno estatal, pero el PRI se inclinó por Héctor Yunes, quien fue derrotado por el ex gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Dos años después, en el marco de la contienda de 2018, el de Perote fue postulado por el tricolor como abanderado a la gubernatura; sin embargo, las circunstancias le fueron adversas: a nivel nacional, el PRI sufrió un voto de castigo que envió a sus candidatos al tercer lugar; por otro lado, el fenómeno electoral que representó el presidente López Obrador impulsó por obvias razones a los abanderados de Morena a los gobiernos estatales, a las diputaciones y al senado.

Hoy, de ganar la contienda por la diputación federal por el distrito de Coatepec, Yunes Zorrilla se colocaría en el arrancadero para buscar una segunda candidatura priista al gobierno estatal.

En la historia reciente de Veracruz hay dos casos similares, el primero es el de Yunes Linares: en 2010 contendió como candidato de la coalición integrada por el PAN y el desaparecido partido Nueva Alianza; logró más del 40 por ciento de los votos, pero perdió ante el abanderado de PRI-Verde-PRV, Javier Duarte de Ochoa, hoy preso en el reclusorio norte. En esa contienda, Yunes obtuvo casi un millón 300 mil sufragios.

Seis años después, en un segundo intento, el panista logró una contundente victoria frente a los candidatos de PRI-Verde-Panal-Ave-Cardenista, Héctor Yunes Landa; y Morena, Cuitláhuac García Jiménez.

En 2018, también en una segunda oportunidad por la gubernatura, Cuitláhuac García (postulado ahora por la alianza Morena-PT-PES) derrotó a Miguel Ángel Yunes Márquez, de PAN-PRD-MC.

De lograr su objetivo, Pepe Yunes podría convertirse en 2024 en el tercer gobernador de Veracruz que llega al cargo en un segundo intento. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.