CAFÉ DE MAÑANA

Por José Luis Enríquez Ambell

ES IMPERDONABLE, NO OLVIDAREMOS LA INEFICACIA DEL RÉGIMEN ANTE LAS CRISIS QUE HAN OCASIONADO

Ante los hechos suscitados últimamente como lo han sido los asesinatos de personajes de la comunidad política y sociedad abierta, es necesario que las autoridades presenten cuentas, nos brinden una muestra que tienen, cuando menos, la mínima intención de devolverle a  Veracruz y a México el Estado de Derecho que se debe. El 6 de junio en las elecciones se mostrará el mal humor social en las urnas.

Desde la Presidencia hemos sido testigos de la omisión ante las olas de violencia y la inseguridad que han ocasionado, porque no debemos olvidar la forma en que se han disparado las cifras delincuenciales. Ni qué decir del Estado de Veracruz donde la incompetencia, el bajo perfil de servidores públicos y el desconocimiento del territorio veracruzano del régimen, ha contribuido a un descontrol y propiciado el crecimiento de la delincuencia organizada.

AMLO en sus promesas de campaña, (de las cuales no ha cumplido ninguna) señalaba que iba a regresar el Ejército a los cuarteles; sin embargo, es preciso tener en cuenta que no se trata de regresar a los elementos de la milicia a sus cuarteles, sólo por regresarlos. Es necesario un plan estratégico de contingencia a la inseguridad, capacitar a las policías estatales y municipales, entre muchas otras, que sólo pueden llevarlas a cabo personal especializado, del cual ha carecido esta administración y no se puede realizar por un todólogo que cree que lo sabe todo, cuando no sabe nada.

En México y en Veracruz,  el crimen organizado es una amenaza constante y latente no sólo para el bienestar de los ciudadanos, sino también para la estabilidad política, social y económica del país, es por ello, que las autoridades de los tres niveles de gobierno, deben sumar esfuerzos para el combate a la delincuencia organizada. La Federación, a través de las Fuerzas Armadas, en auxilio de las entidades federativas y de los municipios. Lo anterior, con el fundamento de que el crimen organizado pone en riesgo la soberanía nacional, cuyo principal objetivo de estas instituciones es su protección.

Sin embargo, es importante señalar que las Fuerzas Armadas, las Instituciones Policiales (Secretaría de Seguridad Pública) y ahora la nueva Guardia Nacional, se encuentran rebasados por el crimen organizado. De ahí la necesidad del apoyo de las Fuerzas Armadas, hasta que el estado no sea capaz de hacerlo.

¡ES CUANTO!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.