Vienen cosas buenas para Ernesto Trujillo, el xalapeño de “fotos bonitas”: Cuauhtémoc

Hace unos días se viralizó en redes sociales la imagen de Ernesto Trujillo, un fotógrafo que desde la calle de Enríquez, en el corazón de Xalapa, ofrece “fotos bonitas”, por 7 pesos. Con cámara en mano, portando una camiseta del equipo de fútbol Chivas, Ernesto aparece de pie, al lado del letrero que anuncia su servicio y una gran lámpara para iluminar la escena.

A través de su cuenta de Twitter, el equipo @Chivas mandó un mensaje: “Hoy en el día del fotógrafo en México queríamos sorprender a nuestro ChivaHermano de Xalapa, pero no hemos podido localizarlo. ¡Ayúdanos a contactarlo!”. Y fue el xalapeño Cuauhtémoc Velázquez Martínez, candidato del PRD a la presidencia municipal de esta ciudad, quien lo encontró, le ofreció ayuda, luego de que sufriera un accidente y lo puso en contacto con Chivas.

A través de Facebook, Cuauhtémoc Velázquez Martínez posteó: “¡Buenas noches amigas y amigos de las redes sociales! Este sábado logré localizar a Ernesto ‘El Fotógrafo xalapeño’, en su casa, a petición de un amigo que trabaja en el equipo de las Chivas de Guadalajara”.

“Me encontré con la sorpresa de que había sufrido un accidente que lo tiene caminando con muletas, razón por la cual no puede ir trabajar, afortunadamente lo contacté con directivos de equipo y les aseguro que vienen buenas cosas para él. Es un chavo muy talentoso y con muchos deseos de seguir superándose, esa es la clase de xalapeños y xalapeñas a quienes debemos apoyar”, indicó.

Desde que inició la pandemia, Ernesto Trujillo empezó a ofrecer su servicio en la calle, para sobrevivir. “Aguanté una semana guardado, pero está cabrón. Aquí mi dilema era uno solo: o me quedo en casa o me muero de hambre, no había de otra y aquí estoy”, comentó en una entrevista publicada en abril de 2020.

“Mis fotos son buenas, bien iluminadas. Cada persona se lleva 4 o 5 y se las mando por correo electrónico en alta calidad”, indicó, al explicar que trabaja todo el día y por la noche, en la calle de Enríquez y aunque han pasado personas y le han dicho que no se arriesgue, que se vaya a su casa, él sabe que no puede, porque tiene que comer. “Aquí saco para comer. No me da para más, pero eso ya es bastante”, expresa.

“Me gustaría quedarme en casa, pero no puedo. Cuando llegué al extremo de comer una vez al día dije, no, esto no puede seguir así y me vine a tomar fotos”.

Dice que empezó en Los Lagos, pero se topó con los del área de Comercio del Ayuntamiento de Xalapa. “No te escuchan. Son como equipo antimotines. Me pidieron que me fuera más lejos, pero no puedo hacer eso, porque tengo equipo valioso y por eso soy ‘atracable’”. Fue también a buscar una oportunidad a la Secretaría del Trabajo, pero lo llenaron de trámites, de burocracia y al final lo batearon con el clásico “nosotros te llamamos”.

Hoy, gracias a Cuauhtémoc Velázquez Martínez y al equipo de Chivas, Ernesto Trujillo sabe que vienen cosas buenas para él.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.