Caso de esposa de El Chapo, detenida en EU, vuelve a exhibir al sistema judicial de México en la lucha contra el narco

UV
A escasos cuatro meses de la sorpresiva detención del exsecretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda –aprehendido por agentes de la DEA a mediados de octubre de 2020 en el aeropuerto de Los Ángeles, California, y entregado en noviembre a las autoridades ministeriales mexicanas, las cuales lo exoneraron en enero pasado–, este lunes fue arrestada inesperadamente también en el Aeropuerto Internacional Dulles, en las afueras de Washington, Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, acusada por su supuesto involucramiento en el narcotráfico, delito que en México no se le persigue.

Según publica hoy el diario LA JORNADA, Coronel Aispuro no tiene ninguna investigación abierta en su contra en México, aunque su padre, Inés Coronel Barreras, está preso por delitos contra la salud, y su hermano Édgar también permanece en la cárcel, acusado de haber colaborado en la fuga del cabecilla del cártel de Sinaloa.

Aunque nació en San Francisco, California, Emma creció en Sinaloa, donde a los 17 años conoció a Guzmán Loera y un año después, luego de ser elegida reina del Festival del Café y la Guayaba, se casó con él. Es sobrina de Ignacio Coronel Villarreal, “Nacho” Coronel, quien trabajó bajo las órdenes de Amado Carrillo Fuentes, “El señor de los cielos”.

El matrimonio de Emma afianzó la alianza entre ambos capos; sin embargo, en 2010 “Nacho” Coronel empezó a formar redes de complicidad con el cártel de Los Valencia, en Jalisco, lo cual lo distanció de “El Chapo”, y poco después fue abatido, durante un enfrentamiento con el Ejército en Zapopan.

A la muerte de “Nacho” Coronel, sus seguidores se reagruparon para formar el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Emma Coronel y Guzmán Loera tienen dos gemelas, de ocho años de edad, que nacieron en Estados Unidos, donde residen junto con su madre.

En las ocasiones en que El Chapo estuvo preso en México, se cuidó de no involucrar a su esposa, aunque en 2014, durante el proceso que se le seguía en un juzgado federal con sede en Jalisco, pidió que ella asistiera, según consta en autos: “Guzmán Loera solicitó que en el desahogo de la testimonial a su cargo se encontrara presente su persona de confianza de nombre Emma Coronel Aispuro”.

Inés Coronel fue detenido en abril de 2013 en posesión de armas y drogas, durante una operación de narcotráfico organizada por el cártel de Sinaloa, y fue sentenciado a 10 años y tres meses de prisión.

Édgar Coronel fue aprehendido en 2015, acusado de construir el túnel por el que se fugó Guzmán Loera del penal federal de Almoloya de Juárez, estado de México, y se encuentra preso en la cárcel de Aguaruto, Sinaloa.

Tras la extradición de El Chapo a Estados Unidos, Emma asistió a todas las audiencias de su marido en la Corte de Nueva York, donde fue sentenciado a cadena perpetua.

La ex reina de belleza, de 31 años edad, ganó popularidad en redes sociales, donde publicó fotos bebiendo vino, esquiando en la nieve o modelando ropa.

Tras la sentencia de Guzmán Loera, Emma Coronel publicó en su cuenta de Instagram: “Mi esposo sabe lo mucho que lo quiero y siempre contó, cuenta y contará conmigo”.

CÓMPLICE EN LA FUGA DE EL CHAPO

La esposa de El Chapo Guzmán Loera, arrestada este lunes en el Aeropuerto Internacional Dulles en las afueras de Washington, está acusada de un cargo por participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetaminas, heroína y mariguana para su importación a Estados Unidos, informó el Departamento de Justicia de EU.

Inclusive se le imputa haber conspirado con otros para ayudar en la fuga de su esposo de la prisión de El Altiplano el 11 de julio de 2015 y de planear otro escape después de la captura de El Chapo antes de que fuera extraditado a Estados Unidos.

Según el boletín del Departamento de Justicia, Coronel está citada este martes para su primera audiencia ante un juez federal en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia (Washington); la sesión se realizará vía videoconferencia.

De acuerdo con documentos de la fiscalía registrados ante el tribunal federal, la orden de arresto fue firmada por un juez el 17 de febrero. Se informa que el caso fue sellado para evitar alertar a Coronel de que sería arrestada.

Guzmán Loera fue condenado ante un tribunal federal en Brooklyn en julio de 2019 por sus actividades como capo del cártel de Sinaloa y está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua. Su esposa estuvo presente en parte de ese proceso. Coronel tiene doble nacionalidad (México y Estados Unidos).

INVESTIGACIÓN DEL FBI

El Departamento de Justicia divulgó una declaración jurada por el agente especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Eric McGuire, fechada el 17 de este mes, en la cual detalla parte de la evidencia para sustentar –o sea, la llamada “causa probable”– la acusación de que entre 2014 y hasta el 19 de enero de 2017, Emma Coronel “conspiró consciente, intencional y voluntariamente con (Joaquín) Guzmán” para distribuir varias drogas –heroína, cocaína, metanfetaminas y mariguana– “sabiendo y con la intención de que tales sustancias serían ilegalmente importadas a Estados Unidos”.

McGuire, quien se identifica como un agente encargado de investigaciones contra organizaciones criminales globales, declaró que él ha entrevistado a más de 100 integrantes, ex miembros y socios del cártel de Sinaloa, entre ellos un colaborador de alto rango de Guzmán, quien es designado como “testigo cooperante 1”.

Ese testigo, a quien el agente dice haber entrevistado decenas de veces sobre las actividades del cártel de Sinaloa, incluyendo interrogatorios sobre Guzmán Loera, sus hijos e Ismael “El Mayo” Zambada, es la fuente principal de la evidencia en este caso contra Coronel, según la declaración.

El testigo sólo es identificado como miembro del cártel de Sinaloa, que antes se declaró culpable de un cargo de conspiración de narcotráfico y aceptó colaborar a cambio de una reducción de su condena.

Es mediante el “testigo cooperante 1” que el agente establece que Coronel no sólo estaba plenamente enterada de las operaciones del cártel, sino que participó en el negocio al ser mensajera de su esposo para esa organización. Más aún, afirma, Coronel participó, junto con los hijos de Guzmán Loera, en la planeación de la fuga de su esposo de la prisión en 2015 con la ayuda del testigo cooperante, y se estaba planeando otra fuga más, pero ese esfuerzo fue interrumpido por la extradición de El Chapo a Estados Unidos el 19 de enero de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.