El palacio forma parte de un libro infinito: Mario Bellatin

La presentación se puede mirar en www.facebook.com/FILU.UniversidadVeracruzana

UV

  • La reciente novela del autor de Salón de belleza y Lecciones para una liebre muerta se presentó en la FILU Virtual 2021.
  • Parte de su origen está en retomar la escritura en una máquina Underwood de 1915 que usó en su juventud.

David Sandoval Rodríguez 

Como un ejercicio similar a la meditación, Mario Bellatin volvió a su máquina de escribir Underwood de 1915 y ese fue el comienzo de lo que llegaría a convertirse en El palacio, la más reciente novela del autor de Salón de belleza, Damas chinas o Lecciones para una liebre muerta, que presentó en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) Virtual 2021 de la Universidad Veracruzana (UV).

La tarde del viernes 19 de febrero, Bellatin charló virtualmente con Lino Daniel sobre la construcción de la novela y planteó que aspira a que se convierta en parte de un libro infinito que está construyendo con cada obra; la presentación se puede ver en el sitio de Facebook de la FILUV 2021: https://www.facebook.com/FILU.UniversidadVeracruzana

“Nunca he escrito a mano, siempre ha sido a máquina porque me daba una cierta distancia y volví a la máquina de escribir; lo hacía a la manera de sesiones de meditación, de ejercicio de todo el cuerpo, descubrí cosas que había olvidado, el olor, las teclas, la pelea con la cinta, era como si hubiese regresado a tocar un piano de cola y sentir que el instrumento va adquiriendo vida, a diferencia de una computadora”, comentó el narrador.

Este ejercicio le hizo recordar varios elementos de la época en que escribía a máquina, como la precariedad económica en la que vivía y uno de ellos era el papel, que entonces era un lujo porque era costoso adquirirlo en resmas como ahora, las hojas se vendían sueltas.

La novela fue presentada por Lino Daniel y el autor.

“A veces alcanzaba para comprar 10 páginas y hacía que eso fuera muy productivo. De alguna manera volví a ese mundo en el que entraba como en un espacio, en un lugar entre lo consciente e inconsciente que le ocurre a muchos autores cuando escriben; trato de dejarme llevar a un lugar donde no estoy consciente, estoy en un viaje raro, entro en una cápsula de escritura en la que vuelvo y luego hay un proceso de relectura y reescritura para darle forma.”

La máquina de escribir también se convirtió en una caja de resonancia de la que comenzaron a aparecer los recuerdos.

“Siempre he querido hacer un sólo libro y de alguna forma esta máquina me permitió pensar que alcanzaría a hacer ese libro, por eso al principio de la obra se ve cómo fue concebido El palacio”, dijo.

“Este libro es un fragmento de un libro mucho más grande y está ubicado en un ambiente rodeado de muerte constante, ya sea por la violencia, por la peste, por muchas razones; siento que aparentemente mi obra va creando un universo propio, pero a partir de un reflejo de la realidad en la que estamos inmersos hay una desolación y muerte constante, porque basta voltear alrededor para ver las atrocidades que ocurren no sólo en México sino en el mundo entero.”

Lino Daniel consideró que las referencias a personajes, circunstancias y elementos de otras obras en El palacio son una muestra de tal búsqueda por la unicidad, en la que también se aborda lo que ha dado en llamarse “la nueva normalidad”, que, como refiere en su tratamiento de la peste en la novela Salón de belleza, también está presente en El palacio.

Mario Bellatin consideró que esta novela es el resultado de volver a escribir a máquina y en papel

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.