Herramientas tecnológicas para la enseñanza, campo de oportunidades

La aplicación LEA está a disposición de todos los interesados en el sitio web del Instituto de Investigaciones Cerebrales.

UV

  • Rosalba Aguilar Velázquez desarrolló una aplicación web para niños con autismo, proyecto con el que obtuvo el grado de Doctora en Investigaciones Cerebrales.

Elizabeth Vázquez 

Con un proyecto de investigación centrado en el desarrollo de una aplicación web que contribuye a la adquisición de habilidades de lectura y escritura en niños con autismo, Rosalba Aguilar Velázquez obtuvo el grado de Doctora en Investigaciones Cerebrales por la Universidad Veracruzana (UV).

Rosalba Aguilar desarrolló este recurso educativo, cuya efectividad fue comprobada en un grupo de niños diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA) de diferentes centros escolares de la ciudad de Xalapa.

Los resultados obtenidos, a decir de la investigadora, fueron muy positivos, pues todos los niños de la población participante, después del uso adecuado, controlado y supervisado de la aplicación, pudieron leer y escribir haciendo uso de un dispositivo electrónico, pero también con lápiz y papel.

Con la confirmación de su utilidad como herramienta de apoyo para mejorar las habilidades motoras, de interacción social y cognitivas en niños con autismo, la aplicación, denominada LEA (Lectoescritura para Autismo), fue puesta a disposición de todos los interesados y se puede acceder a ella de manera gratuita desde el sitio web https://www.uv.mx/iice/lectoescritura-para-autismo/.

Innovación educativa
Esta propuesta promueve la innovación educativa dentro de las aplicaciones de su tipo, pues no se limita a atender aspectos didácticos de la lectoescritura, sino que promueve la articulación de aspectos como la socialización, el reconocimiento de relaciones interpersonales y la autoevaluación.

“A partir de la realización de actividades con LEA, los niños mostraron capacidad para seguir instrucciones, manifestaron preferencia por la realización de ejercicios específicos de una manera ordenada, esperaron su turno y permanecieron sentados durante el tiempo de trabajo, lo cual representa un enorme logro que no siempre se puede obtener a partir de la enseñanza tradicional y que la estimulación virtual ha demostrado favorecer”, explicó la investigadora.

Añadió que para el diseño y creación de aplicaciones enfocadas en el desarrollo de saberes concretos en la población con autismo, en este caso LEA, es imprescindible asegurarse de que todos los estímulos sean apropiados, no sólo para facilitar la comprensión y uso de los contenidos, sino también para no sobreestimular a este tipo específico de usuarios, quienes generalmente se caracterizan por presentar hipersensibilidad visual, sonora y sensorial.

“Se sabe que las personas con autismo suelen presentar problemas de hipersensibilidad, pero, por otra parte, diferentes estudios han mostrado que el sentido visual es el mejor preservado y que un gran porcentaje de los niños con TEA tienden a utilizar las áreas del cerebro destinadas al procesamiento visual para resolver todo tipo de tareas, incluso aquellas que no tienen un componente visual, así que nos hemos basado en este tipo de conocimientos para buscar el equilibrio entre todos los elementos del diseño, a fin de presentar un entorno óptimo para el aprendizaje”, puntualizó.

Finalmente, Rosalba invitó a todos los interesados a que conozcan la aplicación, disponible en https://www.uv.mx/iice/lectoescritura-para-autismo/.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.